Shi Zhengli, la investigadora que pronosticó el desequilibrio global y fue silenciada.

A principios de enero de 2019, la subdirectora del Instituto de Virología de Wuhan anunció la aparición un nuevo virus en murciélagos. A pesar de sus hallazagos, su investigación fue silenciada por su propio gobierno. Actualmente, Shi volvió a aparecer y afirmó que el coronavirus es “solo la punta del iceberg”. A su vez, realizó un llamado a la cooperación internacional.

Shi Zhengli, conocida como la “mujer murciélago”, es una experimentada viróloga china especializada en los coronavirus transmitidas por este mamífero. Al mismo tiempo, es la subdirectora del laboratorio P4 e integrante del equipo que publicó la primera investigación que indicaaba que el SARS-CoV-2, nombre oficial del coronavirus, provenía de estos animales.

Realiza sus estudios y aportes a la ciencia desde el laboratorio de Wuhan, lugar donde trabaja actualmente. Tras confirmar que se avecinaba un brote de infección potente, alertó al gobierno Chino. Sin embargo, las autoridades le pidieron silencio.

“Si queremos evitar que los seres humanos sufran el próximo brote de enfermedades infecciosas, debemos adelantarnos para conocer estos virus desconocidos transportados por animales salvajes en la naturaleza y advertirlo de manera temprana”, dijo Shi Zhengli a la Televisión Central de China.

Luego advirtió: “Si no estudiamos los virus, posiblemente habrá otro brote. Debemos encontrarlos antes de que nos encuentren a nosotros”.

La investigación de la mujer murciélago

En el año 2004, Shi Zhengli estudió el virus en murciélagos provenientes del sur de China, capturados de cuevas en las regiones subtropicales. La finalidad era entender el brote del Síndrome Respiratorio Agudo Severo o SARS, conocida como la mayor epidemia del siglo XX!.

Nueves años después, Zhengli comenzó a trabajar con unas heces de murciélago recolectada en la cueva de la provincia de Yunnan. Allí encontró que la muestra contenía un virus que un 93% idéntico al SARS Cov-2. Era el virus que originó lo que hoy conocemos como Coronavirus.

En el año 2015, dos años después de este descubrimiento, el equipo de Shi junto a investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, concluyeron que el virus SARS podía transmitirse de animales a humanos y que no existía tratamiento ante ese contagio.

Actualmente, el laboratorio de Wuham, donde trabaja Shi, se encuentra en el ojo de la tormenta ya que existe un informe que acusa al gobierno chino de ocultar este descubrimiento. Al mismo tiempo, acusa a Beijing de encerrar a los médicos que denunciaron la aparación el nuevo virus que hoy afecta al mundo arrasando con la economía y la vida de la gente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s