El Coronavirus y los niños: ¿el secreto para la cura?

Mientras la cepa ha demostrado ser especialmente mortal en los ancianos, hasta el momento no ha muerto ningún niño como consecuencia del Covid19. ¿A qué se debe esto y cómo podría ayudar a frenar el avance del virus?

Uno de los consuelos de la propagación del coronavirus, es que los niños pequeños prácticamente son inmunes a su contagio, un misterio que según los virólogos, podría conducir a pistas elementales sobre cómo funciona el virus.

En China, sólo el 2,4% de los casos son niños y sólo el 0,2% de ellos se enfermaron gravemente, según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hasta el momento, no ha muerto ningún niño como consecuencia del Covid19.

Sin embargo, la cepa ha demostrado ser especialmente mortal en el otro extremo etario: los ancianos. La tasa de mortalidad en China para los mayores de 80 años se estima en un 21,9%, según la OMS. No obstante, la tasa de mortalidad para las edades entre los 10 y 39 años es de 0,2% aproximadamente, de acuerdo a un estudio basado en los registros de pacientes de 44.672 casos confirmados. Las muertes y los síntomas graves son casi inexistentes incluso a edades más tempranas.

Eso significa que el nuevo coronavirus se comporta de manera muy diferente a otros virus, como la influenza, que generalmente es especialmente peligrosa para los más jóvenes y los más viejos.

Los brotes previos de coronavirus también han salvado misteriosamente a los jóvenes. Ningún niño murió durante el brote de SARS en 2002, que mató a 774 personas. Y pocos niños desarrollaron síntomas del mortal coronavirus MERS, que ha matado a 858 individuos desde 2012.

Para saber el motivo, Menachery ha infectado ratones con SARS en su laboratorio de Texas, virus que es un primo muy cercano al nuevo coronavirus. Los animales recién nacidos en su laboratorio se sacudieron la infección, mientras que los pulmones y cuerpos de los más viejos han sido devastados por la enfermedad.

Menachery descubrió que las muertes de los ratones más viejos estaban fuertemente relacionadas no sólo con la debilidad de sus sistemas inmunes sino también con una “desregulación” que causaba que sus sistemas inmunes reaccionaran de forma exagerada al coronavirus del SARS. Algo similar a cómo los humanos mueren de infecciones por la nueva cepa, también llamado SARS-CoV-2.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s