Tiroides: la responsable por nuestro metabolismo

 La tiroides es la glándula encargada de producir las hormonas T3 y T4 (tiroxina) que regulan importantes funciones de órganos como el corazón, el cerebro, el hígado y los riñones. Por lo tanto, su cuidado es esencial para la salud, una vez que su estado de funcionamiento influye directamente en el equilibrio y la armonía del cuerpo.

Los tipos más comunes de trastornos  relacionados a la tiroides son el hipertiroidismo, que ocurre cuando la glándula libera hormonas T3 y T4 en exceso. El segundo más común es  el hipotiroidismo, cuando la glándula produce  cantidades insuficientes de las hormonas.

Tipos de enfermedades a la glándula tiroides

La glándula tiroides se encarga de producir hormonas, controlando el ritmo de las actividades en el cuerpo. Su correcto funcionamiento está asociado al metabolismo y cuán rápido late el corazón. Está ubicada en el cuello y tiene aspecto de mariposa.

Los principales problemas que se pueden evidenciar son bocio, que se refiere a un agrandamiento de la glándula tiroides. A su vez, el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, que se asocian a cuando se produce más hormonas de las que el cuerpo necesita, o en su defecto, no se logra generar lo suficiente.

En tanto, uno de las complicaciones mayores es el cáncer de tiroides, relacionado a un aumento desproporcionado de las células en el cuerpo. Así también, nódulos y tiroiditis, que se refiere a bultos o tumores en la glándula, así como una hinchazón molesta en la zona del cuello donde se ubica.

Síntomas

Algunos cambios en el cuerpo pueden indicar el mal funcionamiento o anormalidades en la tiroides, el aumento  o pérdida de peso sin razones específicas es uno de los principales. Eso ocurre porque la tiroides es responsable por nuestro metabolismo y está presente en casi todos los órganos, incluyendo la temperatura corporal y el gasto energético.

Cuando la tiroides es afectada también puede causar síntomas de la depresión. En esos casos es siempre importante que los pacientes con depresión hagan regularmente la evaluación de la función tiroidea. Además de esos síntomas, anormalidades en la tiroides también pueden estar relacionadas a la pérdida de memoria, menstruación anormal, cambios en el sueño, sequedad de la piel, hinchazón, dificultad para concentrarse y cambios de humor.

Diagnóstico

Las disfunciones en la tiroides puede ocurrir en cualquier etapa de la vida, por eso, el cuidado y acompañamiento de la glándula debe ocurrir desde siempre. Problemas en la tiroides no son difíciles de diagnosticar y su tratamiento cuando realizado correctamente puede salvar la vida de una persona.

Para eso, se realiza la análisis de sangre para TSH, una hormona que estimula la tiroides, la prueba es sencilla y fiable, de esa forma fácilmente detecta los cambios en las funciones de la glándula.

De acuerdo con el nivel de TSH es posible identificar si el paciente tiene hipotiroidismo, hipertiroidismo y hasta la sospecha de algún tipo de tumor. Por eso, realiza el chequeo regularmente y garantiza su salud. Cuidar de la tiroides es promover la longevidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>