Tag Archives: vida

nuevo-nacimiento

¿Qué debemos saber sobre un nacimiento por cesárea?

nuevo-nacimientoEl nacimiento por cesárea es un proceso en el cual se hace un corte en el abdomen y el útero para extraer al bebé. Es importante saber que en algunos casos la cesárea es programada con anticipación, mientras que en otros casos se practica de manera espontánea para que el nacimiento no presente complicaciones.

Casos de intervención programada

Siempre que una mujer esté embarazada de trillizos o más bebés requieren de una cesárea.

También en los casos en que se puede apreciar que el bebé es muy grande se recomienda una intervención por cesárea. Asimismo este procedimiento también se utiliza para madres que en partos anteriores sus bebés tuvieron algún traumatismo producto de un parto vaginal. A este tipo de fenómenos se le denomina macrosomía.

Otro caso de intervención por cesárea programada es cuando la placenta se encuentra tan abajo en el útero que tapa el cuello uterino. También es recomendable intervenir por cesárea cuando el bebé presenta con antelación algún tipo de enfermedad que pueda dificultar un proceso de parto normal.

Cesárea de emergencia

En algunos casos la cesárea debe ser improvisada siempre con el fin de proteger la integridad del bebé. Por ejemplo si el doctor detecta que la frecuencia cardíaca del bebé está alterada o disminuyendo se debe recurrir a un procedimiento de cesárea. También se aplica este proceso cuando el cuello del útero no está lo suficientemente dilatado ya que puede dañar alguna extremidad del recién nacido. Otro caso en el cual se debe recurrir a cesárea es cuando el cordón umbilical se encuentra prolapsado ya que puede cortar la oxigenación del bebé.

Riesgos de una cesárea

Es importante considerar que la cesárea tiene un mayor riesgo que el parto vaginal ya que puede generar infecciones, hemorragias o coágulos de sangre. Finalmente debes tener en cuenta que el proceso de recuperación de una cesárea es más prolongado que un parto normal. También pueden producirse daños en la vejiga o en el intestino.  Asimismo, según las estadísticas, los bebés que nacen a través de parto normal son menos propensos a sufrir algún trastorno respiratorio en comparación con aquellos que nacieron por cesárea.

Recuperación

Las mujeres que pasan por una cesárea generalmente suelen tener una estadía mucho más larga en el hospital o clínica que si ha tenido un parto vaginal, debido a que se requieren más cuidados y vigilancia, lo que tomará cerca de cuatro o siete días para que la recuperación sea la más óptima.

Al principio resultará muy difícil caminar , sentarse y levantarse, además se sentirá dolor en la herida al reírnos, toser o al realizar cualquier otro esfuerzo, por lo que se debe evitar tomar grandes pesos durante la primera semana.

Las enfermeras se encargarán de enseñar a la paciente la forma correcta de limpiarse la herida y si esta no sangra la cicatrización tardará cerca de diez días. Luego de unos días posteriores es muy habitual que se sienta picazón, dolor, falta de sensibilidad y otras molestias asociadas a la cesárea, pero lo único que hay que hacer es tener paciencia pues eventualmente pasarán todos los malestares.