Tag Archives: vida sexual

5 consejos para tener una vida sexual activa en la tercera edad

El sexo es una actividad que debe estar presente en las camas box spring 2 plazas de todas las edades y las personas de la tercera no son una excepción.

Para que los más viejos tengan una vida sexual activa, es necesario cumplir con los siguientes aspectos:

tercera edad

Comunícate con tu pareja

Una de las mayores cualidades de un anciano es la comunicación y, para que su vida sexual se mantenga excitante, debe conversar y dialogar con su pareja sobre lo que le gusta y que considera ser vital para una relación sexual sana.

Mantenga el pensamiento positivo en relación al sexo

Al mantener el pensamiento positivo en relación al sexo, vale alejar “fantasmas” negativos sobre su capacidad sexual o apariencia física. No dejes que los problemas financieros, familiares o sociales afecten a tu vida sexual y aproveche el momento al máximo.

Hacer ejercicio físico

Una manera de aumentar su confianza sexual es pasar a realizar ejercicio físico con regularidad. Se sentirá mejor consigo mismo y con su apariencia. Además, el ejercicio físico es el secreto para un envejecimiento del corazón sano, y además, permite mejorar el flujo sanguíneo durante la relación sexual.

Adquiere auxiliares de disfunción eréctil

Si el holmbre sufre de disfunción eréctil puede adquirir medicamentos como el Viagra, Levitra y Cialis, que le ayudarán a recuperar la erección y el vigor de su pene. Por otro lado, si lo prefiere, también puede llevar inyecciones peneanas para mantener su vida sexual activa.

Es importante acordar que todo uso de medicamento debe ser recomendado por un médico especialista.

Hable con un médico o terapeuta sexual

Si nada funciona, la mejor solución pasa por hablar con un médico o con un terapeuta sexual. Los problemas sexuales es un assunto que, por veces, no se lleva más allá de las camas box spring 2 plazas y, a menudo no son tratados. Todos eso, porque la gente se siente avergonzada en hablar de ellos, especialmente cuando entran en las edades más avanzadas. ¡No tenga vergüenza y viva la vida feliz!

La vida sexual de la tercera edad: realidad e importancia

El sexo no es una actividad compartida sólo en las camas box spring 1 plaza de los jóvenes. Según estudios recientes, casi la mitad de las personas mayores de 65 años de edad mantienen relaciones sexuales con sus parejas al menos una vez al mes.

Además, distinto de lo que muchos pensamos, llegar a la tercera edad no significa sólo cambios negativos para la vida sexual. No es una regla, pero el sexo puede mejorar con la edad, pues, según los expertos, la cantidad da lugar a la calidad.

Envejecimiento vs Sexo

Senior Couple Relaxing in Deck Chairs

La idea de que las personas pierden sus habilidades sexuales a medida que el cuerpo envejece es pura ilusión. Más allá de las camas box spring 1 plaza de la fase jóven y adulta,  tanto los hombres como las mujeres pueden tener los mismos niveles de placer y satisfacción.

Los cambios fisiológicos y anatómicos son progresivos y varían de intensidad en cada individuo. Sin embargo, actualmente es cada vez más común el número de ancianos que permanecen con plenas condiciones físicas para ejercer su sexualidad.

Algunos de ellos optan por la utilización de medicamentos que ayudan en la erección, como el Viagra, pero aunque el medicamento es seguro, su uso debe ser mediante una orientación médica.

Además, vale recordar incluso después de los 65 años y con una pareja fija es importante utilizar preservativo para prevenir la incidencia de enfermedades como las de transmisión sexual y el SIDA.

A otros aspectos que afectan a ambos sexos en la tercera edad y que puede comprometer la libido:

En mujeres:

  • Enfermedades emocionales como depresión y ansiedad;
  • Enfermedades físicas;
  • Enfermedades del corazón;
  • Cambios genitales como atrofia vaginal, falta de lubricación y estrechamiento;
  • Comportamiento del compañero con ausencia de preliminares, falta de cariño y estímulo por el toque.

En los hombres:

  • Impotencia o disfunción eréctil;
  • Dificultades en el coito;
  • Problemas emocionales;
  • Hipertensión;
  • Complicaciones con la próstata.