Tag Archives: traumatología

Qué hacer en caso de caída y fractura

¿Has presenciado la caída de alguien? Muchas veces no sabemos como actuar en eses momentos y tomar la actitud correcta puede hacer toda la diferencia para la persona lesionada.

La primera providencia, según expertos en traumatología, es inmovilizar al miembro lesionado en la posición en que está hasta que el diagnóstico final se haga en el hospital. Colocar un tallo, por ejemplo, ayuda también a reducir el dolor, la hinchazón y evitar que el daño se desarrolle para algo más grave.

45c233fb2130e18fb534c12de18ee8c9

Si el paciente no consigue levantarse después de caerse, lo ideal es no moverlo. Si está en medio de la calle, por ejemplo, es importante pedir a alguien poner algún obstáculo para evitar que los coches sigan pasando.

Nunca se debe intentar colocar el hueso en la posición correcta o intentar mover al miembro lesionado – en ese caso, primero hay que ir inmediatamente al hospital o una clínica especializada en traumatología.

Fractura + lesión en la piel

Si, además de la fractura, hay lesión en la pie, la recomendación es limpiarlo con agua corriente y cubrirlo con material limpio hasta la llegada del servicio de emergencia.

En caso de sangrado abundante, los expertos explican que es necesario hacer una compresión moderada en la herida para estancar la sangre.

El mismo vale para el sangrado en la nariz, pero en caso de golpe en la cabeza, se aconseja buscar un médico cuanto antes porque esa lesión puede tener consecuencias más graves, como una hemorragia, por ejemplo.

Las diferencias entre fracturas y luxaciones-en el caso de la fractura, cuando el hueso se rompe, existen dos factores que ayudan en la recuperación: el mecánico, que es lo que el médico hace para inmovilizar el local, sea con yeso, en el caso de las mujeres. o el biológico, que es el proceso del propio organismo, capaz de rehacer y unir el hueso quebrado.

Sin embargo, existen huesos más fáciles de pegar y otros que difícilmente se reconstituyen solos, como el de la cadera, por ejemplo. Los huesos de los brazos tienen una vascularización mayor, lo que facilita la recuperación.

La importancia de la buena postura de la columna

La postura refleja la manera que enfrentamos la gravedad y otros factores físicos, pero también refleja el estado emocional y hasta la personalidad de la persona.

La buena postura pasa la impresión de seriedad, confianza y autoestima, por otro lado, la mala postura puede transmitir tristeza, baja autoestima e indignidad.

Además de los factores de apariencia, la buena postura debe ser buscada con el fin de mejorar la salud y la condición de vida.

https://melhorcomsaude.com/wp-content/uploads/2014/07/costas.jpg

Sentarse de manera correcta puede parecer al principio un poco difícil y puede incluso llevarle a creer que tener buena postura requiere más esfuerzos por parte muscular, sin embargo, ese pensamiento es falso.

Al contrario de lo que parece, lo que realmente fuerza los músculos y causa más cansancio es tener una postura equivocada, pues cuando usted se curva acaba forzando más algunos grupos musculares que otros y probablemente se sentirá cansado en el proceso de buscar una buena postura porque algunos músculos los responsables de esta tarea pueden estar debilitados mientras que otros que se han forzado más fuerte estarán más fortalecidos.

La alteración de la postura correcta puede causar implicaciones como hiperlordosis lumbar, y la cervical que es debido al desgaste de las vértebras, cifosis que es conocida como postura jorobada, y escoliosis que es la curvatura lateral de la columna vertebral asociada a la rotación de las vértebras con desvíos bien tolerados y asintomáticos.

En todos los casos son necesarios buscar un especialista en traumatología.

 Para mejorar la postura usted puede:

De acostarse de lado, pero siempre con un cojín entre las piernas, para que no haya una diferencia a la altura de las caderas, que llevan consecuentemente a un cambio en la espalda.

Cuando se siente en una silla recta coloque una toalla de tamaño medio enrollada en el fondo de la espalda. Mantener así la curvatura fisiológica normal evitando quedar apoyado de manera equivocada en la silla.

Al caminar, mantenga un poco atrás los hombros, pero sin exagerar, coloque la barriga hacia dentro y mantenga la pera paralela al suelo.

En caso de dolores u otros síntomas, procure un centro de traumatología,

Cómo empezar a hacer deporte

empezar_deporteSi siempre has tenido la intención de comenzar a hacer deportes, pero la pereza te gana ¡este es el momento para hacerlo! pues ya se viene el verano y la ropa ligera dejará ver la figura que descuidaste todo el invierno.

Pues bien, para comenzar lo primero que debes hacer es tomar en cuenta los consejos que te daremos a continuación.

Aspectos a tener en cuenta

-Escoge el deporte que más te guste y el que más se acomode a ti, porque por más de moda que esté correr (running) o pasarse horas en la caminadora del gimnasio, quizás no sea lo tuyo, y termines dejándolo porque te aburrió.

Elegir el correcto dependará de la experiencia personal que tengas con el ejercicio físico hasta la fecha. Para ello debes tener en cuenta cómo está de preparado tu cuerpo para la actividad que te planteas realizar, también tienes que marcarte objetivos realistas en cuanto la base de preparación de la que partes.

-Es importante que empieces poco a poco para que tu cuerpo pueda acostumbre a la nueva rutina, porque de lo contrario te sobreexigirás y terminarás sintiéndote mal. Junto a ello también es preciso que escuches las señales que te manda el cuerpo, tomando descansos

cuando te sientas sobrepasado; asimismo es esencial que no dejes pasar las fases de calentamiento y estiramientos necesarios para que el cuerpo se prepare óptimamente para el ejercicios, porque de lo contrario terminarás en un centro de traumatología tratando una fractura, esguince o ruptura de ligamento.

-Todo lo anterior debes acompañarlo de una correcta alimentación para que puedas contar con la energía sufiente para realizar las rutinas de ejercicio que te propusiste. Para ello debes investigar o asesorarte con un nutricionista para que te oriente sobre cuáles son las formas correctas de comer frente a este cambio.

¿Necesitas más intensidad en tus ejercicios? Te conviene leer esto
Por si no lo tenías claro, la intensidad que le otorgues a tus ejercicios tiene incidencia directa en los resultados que obtendrás, tales como la tonificación y aumento de la masa muscular, resistencia cardio respiratoria, fuerza y aceleración del metabolismo.
Existe un tipo de entrenamiento denominado HIIT (High Intensity Interval Training), el que de acuerdo con un estudio de la Universidad Laval en Quebec, ayuda a perder nueve veces más grasas que quienes realizan ejercicio aeróbico de manera tradicional. ¿En qué consiste? Mira:
• Calentamiento de 5 minutos y elongación adecuada
• Subir al equipamiento aeróbico de preferencia (bicicleta, remo, elíptica…) y empezar con una intensidad moderada y quedarse así por 1 minuto. De ahí acelerar la intensidad a 90% o 95% de la Tasa Cardiaca Máxima.
• Continuar en ese paso acelerado por 15 a 20 segundos, entonces reducir la intensidad, volviendo a la inicial. No pasarse de 15 minutos realizando este proceso.
• Terminar el entrenamiento con una desaceleración en intensidad ligera por 5 minutos.
• Por último, realizar elongación.