Tag Archives: tratamiento

8 alimentos para ayudar a prevenir el cáncer

Prácticamente todos los alimentos frescos y no procesados ​​son beneficiosos para nuestra salud cuando se consume en la cantidad adecuada. Algunos de estos alimentos tienen propiedades que ayudan a prevenir muchas enfermedades, incluso en la lucha contra el cáncer.

Una dieta anti-cáncer es una estrategia importante que se puede utilizar para reducir el riesgo de la enfermedad en sus diversos tipos (cáncer pulmonar, de mama, de tiroides, colon, entre otros) y también puede ser beneficiosa para todas las edades .

http://eltitular.do/et/wp-content/uploads/2015/10/alimentos-nutricion-cancer-getty_CLAIMA20150321_1509_271.jpg

Conozca los alimentos que te ayudaran a prevenir el cáncer y los incluya ahora mismo en su dieta:

1. Ajo

El ajo es un alimento verdaderamente maravilloso. Los ingredientes activos ayudan a combatir la propagación de un cáncer de manera única. Por lo tanto, interrumpe el suministro de sangre a la formación de nuevos tumores.

Además, el ajo es un agente anti-inflamatorio y tiene otros nutrientes que ayudan a combatir y prevenir el cáncer como el selenio y el triptófano.

Por estas razones Varios estudios encontraron que los que comen más ajo son menos propensos a desarrollar varios tipos de cáncer, especialmente en los órganos digestivos tales como el esófago, el estómago y el colon.

2. Uva

La uva es uno de los principales alimentos que combaten el cáncer. La corteza y las semillas de uva son buenos aliados en la lucha contra los efectos de los radicales libres. Además, un estudio publicado en Cancer Prevention Research encontró que el consumen aumenta la producción de una enzima que destruye los compuestos orgánicos nocivos de los estrógenos.

3. Tomate

El tomate es una fuente de vitamina C y flavonoides. Los flavonoides dan el color rojo de la fruta y ayudan a defender el cuerpo contra el cáncer pulmonar y próstata, principalmente. El consumo indicado es de aproximadamente 4 frutas por día (si es posible tomate orgánico).

4. Té verde

El té verde contiene antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el cáncer en una variedad de maneras, incluyendo la eliminación de los radicales libres que son células dañinas. Además, los estudios de laboratorio han encontrado que té puede reducir los tumores y reducir el crecimiento de células tumorales.

5. Linaza

La linaza está relacionada con la prevención del cáncer de mama, de cuello uterino y de próstata.

6. Brócoli

El brócoli es una buena selección que contiene sustancias que tienen la capacidad de destruir las células cancerosas y dejar a otros intactas.

7. Aloe Vera

Resultados del estudio mostraron que el Aloe Vera tiene una fuerte propiedad anti-tumoral, lo que significa que mejora la función del sistema inmune y destruye los tumores de cáncer.

8. Algas

Las algas son purgantes y ricas en vitaminas, minerales y fibra. Fortalecen el sistema inmunológico y por lo tanto se recomiendan en contra de los efectos secundarios posteriores de quimioterapia y radioterapia. Por lo tanto, un excelente alimentos para ayudar a prevenir y combatir el cáncer.

Recomendaciones para prevenir el cáncer

En la actualidad, considerando los malos hábitos de alimentación y los altos problemas anímicos en la población, pareciera que ser afectado por un cáncer se convierta una posibilidad para inminente.
Pero la solución y previsión del cáncer está en tus manos y en tu mente, debes recordar que nunca es demasiado tarde para cambiar el estilo de vida.
La primera recomendación es mantener un peso saludable. Para esto es necesario mostrar un índice de masa corporal, acorde a nuestra edad y estatura.
La realización de actividad física es indispensable en el cotidiano de la vida, no hay un aliado más cercano al cáncer que el sedentarismo. Otra recomendación es un llamado a disminuir el consumo de alcohol y tabaco.
Una buena dieta se traduce en no comer demasiada carne, dejar cabida a las legumbres y a los alimentos ricos en fibra, como también ir dejando, cada día un poco más, la sal a un lado.

Tiroides: la responsable por nuestro metabolismo

 La tiroides es la glándula encargada de producir las hormonas T3 y T4 (tiroxina) que regulan importantes funciones de órganos como el corazón, el cerebro, el hígado y los riñones. Por lo tanto, su cuidado es esencial para la salud, una vez que su estado de funcionamiento influye directamente en el equilibrio y la armonía del cuerpo.

Los tipos más comunes de trastornos  relacionados a la tiroides son el hipertiroidismo, que ocurre cuando la glándula libera hormonas T3 y T4 en exceso. El segundo más común es  el hipotiroidismo, cuando la glándula produce  cantidades insuficientes de las hormonas.

Tipos de enfermedades a la glándula tiroides

La glándula tiroides se encarga de producir hormonas, controlando el ritmo de las actividades en el cuerpo. Su correcto funcionamiento está asociado al metabolismo y cuán rápido late el corazón. Está ubicada en el cuello y tiene aspecto de mariposa.

Los principales problemas que se pueden evidenciar son bocio, que se refiere a un agrandamiento de la glándula tiroides. A su vez, el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, que se asocian a cuando se produce más hormonas de las que el cuerpo necesita, o en su defecto, no se logra generar lo suficiente.

En tanto, uno de las complicaciones mayores es el cáncer de tiroides, relacionado a un aumento desproporcionado de las células en el cuerpo. Así también, nódulos y tiroiditis, que se refiere a bultos o tumores en la glándula, así como una hinchazón molesta en la zona del cuello donde se ubica.

Síntomas

Algunos cambios en el cuerpo pueden indicar el mal funcionamiento o anormalidades en la tiroides, el aumento  o pérdida de peso sin razones específicas es uno de los principales. Eso ocurre porque la tiroides es responsable por nuestro metabolismo y está presente en casi todos los órganos, incluyendo la temperatura corporal y el gasto energético.

Cuando la tiroides es afectada también puede causar síntomas de la depresión. En esos casos es siempre importante que los pacientes con depresión hagan regularmente la evaluación de la función tiroidea. Además de esos síntomas, anormalidades en la tiroides también pueden estar relacionadas a la pérdida de memoria, menstruación anormal, cambios en el sueño, sequedad de la piel, hinchazón, dificultad para concentrarse y cambios de humor.

Diagnóstico

Las disfunciones en la tiroides puede ocurrir en cualquier etapa de la vida, por eso, el cuidado y acompañamiento de la glándula debe ocurrir desde siempre. Problemas en la tiroides no son difíciles de diagnosticar y su tratamiento cuando realizado correctamente puede salvar la vida de una persona.

Para eso, se realiza la análisis de sangre para TSH, una hormona que estimula la tiroides, la prueba es sencilla y fiable, de esa forma fácilmente detecta los cambios en las funciones de la glándula.

De acuerdo con el nivel de TSH es posible identificar si el paciente tiene hipotiroidismo, hipertiroidismo y hasta la sospecha de algún tipo de tumor. Por eso, realiza el chequeo regularmente y garantiza su salud. Cuidar de la tiroides es promover la longevidad.

5 consejos para una quimioterapia más tranquila

Para muchos pacientes de cáncer, pensar en la quimioterapia es muchas veces más difícil que pensar en la propia enfermedad.  La quimioterapia, sin embargo, es una gran aliada para aquellos que buscan curarse del cáncer.

Los alcances de la quimioterapia y las enfermedades que trata

La técnica de la quimioterapia fue perfeccionada y utilizada masivamente desde mediados del siglo XX para el tratamiento del cáncer. Se trata de fármacos que ayudan a destruir las células cancerosas directamente. Los avances de la tecnología han permitido continuar expandiendo los alcances y mejoras.

La quimioterapia es utilizada en diversos objetivos, según diagnóstico que realice el especialista con su paciente, pero está enfocado en curar un cáncer en específico, en controlar el crecimiento peligroso de tumores, además de reducir el tamaño de los mismos antes de llegar a la etapa de la cirugía, que atacan el elemento de forma directa, así como aliviar los dolores provocados por la enfermedad.

quimioterapia_tranquilaEn tanto, también esta técnica es utilizada como complemento de la extirpación quirúriga de un tumor, para terminar por eliminar todo rastro de células cancerosas. Esto se denomina tratamiento adyuvante.

Entonces, llamamos de quimioterapia un tratamiento intensivo hecho por un conjunto medicamentos combinados para lograr el efecto deseado. El tratamiento y sus efectos secundarios pueden variar mucho de persona para persona, pero algunos hábitos pueden hacer con que sea más fácil pasar por esa etapa. Conócelos:

1. Complementar la quimioterapia

Existen otras terapias complementarias, que pueden mejorar los efectos y ayudar a pasar por los efectos de la quimioterapia de forma más tranquila, son ellos: la acupuntura, técnicas de relajación, musicoterapia o el uso de otras substancias recomendadas un doctor especializado.

2. Hidratarse

El tratamiento puede causar algunos tipos de mal estar. Para mejorar la sensación de náuseas,  bebidas frías y gaseosas ayudan, sobre todo cuando se toma de forma frecuente pero en pequeñas cantidades. Los pacientes deben hidratarse siempre adecuadamente, pero sin excesos porque se puede tener el efecto contrario.

3. Higiene y alimentos confiables

La quimioterapia puede hacer el paciente más propenso a las infecciones. Por eso una buena higiene en los  cuidados con la alimentación es imprescindible. Evite comer alimentos crudos que son más propensos a contaminación.

4. Motívese con ejercicios

El ejercicio dependerá de la situación de cada paciente y la recomendación de un fisioterapeuta cualificado. La actividad física puede ser beneficiosa para mejorar algunos síntomas de fatiga, náuseas y vómitos. Paseos a la luz  del día y natación también son recomendables.

5. Ambientes abiertos

Evitar los ambientes cerrados o con aglomeración de personas, eso es muy importante para la prevención de cualquier virus, porque su sistema inmunológico estará débil. Estar al aire libre ayuda también en las náuseas, pues es más difícil que en esos locales se acumulen olores fuertes, entre otros.

Cáncer: un problema de salud mundial

El cáncer no es una realidad lejana en los días actuales y muchos de nosotros ya conocemos a personas que sufren de esa enfermedad. Existen más de 200 tipos diferentes de cáncer, es decir, es una enfermedad que puede alcanzar cualquier órgano de nuestro cuerpo.

El cáncer es un problema de salud pública mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que en el año 2030 se pueden esperar 27 millones de casos incidentes de cáncer, 17 millones de muertes por cáncer y 75 millones de personas vivas, cada año, con cáncer.

Sin embargo, la prevención del cáncer es posible y engloba diversos tipos de acciones realizadas para reducir los riesgos de tener la enfermedad.

El principal objetivo de la prevención primaria, por ejemplo, es impedir que el cáncer se desarrolle. Esto incluye la adopción de un modo de vida saludable en todos sus aspectos y evitar la exposición a sustancias causantes de cáncer como el tabaquismo, el estrés, entre otros.

La prevención secundaria del cáncer también es muy importante y busca detectar y tratar enfermedades pre-malignas (por ejemplo, lesión causada por el virus VPH o pólipos en las paredes del intestino) o cánceres asintomáticos iniciales.

 

Cáncer de mama: cómo identificar y prevenir

El cáncer de mama es una realidad delicada y que justamente por eso, requiere mucho la atención la salud y de todas las mujeres. Ese tipo de cáncer se origina cuando las células de las mamas comienzan a crecer en forma anormal y descontrolada.

Comúnmente, las células terminan por formar un tumor que a menudo puede ser observado en una radiografía o hasta puede ser palpado y percibido como una protuberancia (bulto). El tumor puede ser considerado maligno (canceroso), cuando las células pueden crecer penetrando tejidos circundantes o propagándose a demás áreas del cuerpo. El cáncer de mama ocurre casi exclusivamente en las mujeres, pero hombres también ya fueron diagnosticados con la enfermedad.

Síntomas del cáncer de mama

Los síntomas del cáncer pueden variar mucho de mujer para mujer. De todos os modos, se recomienda que las mujeres conozcan su cuerpo, y siempre que identifiquen cualquier tipo de   cambio o anormalidad en las mamas, busquen una clínica cuente con profesionales especializados en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades mamarias.

Conoce algunos de los síntomas más comunes del cáncer de mama:

  • Nodo endurecido.
  • Edema (hinchazón) de la piel.
  • El eritema (enrojecimiento) de la piel.
  • Inversión del pezón.
  • Sensación de masa o bulto en una o ambas las mamas.
  • Aumento de sensibilidad o bulto en la axila.
  • Engrosamiento o retracción de la piel o el pezón.
  • Secreción sanguinolenta o serosa de los pezones.
  • Hinchazón del brazo.
  • Dolor en el pecho o en el pezón.

El mejor periodo para realizar el autoexamen de mamas

El mejor momento del mes para las mujeres que menstrúan evaluaren sus propios senos y buscar cambios, son pocos días después de la menstruación, pues en este periodo ellos estan menos hinchados. En las mujeres que ya están en la menopausia, el autoexamen puede ser realizado en cualquier momento del mes.

Principales procedimientos para tratar el cáncer de mama

El cáncer de mama es un tema que preocupa a las autoridades de salud en el mundo. Existe una serie de procedimientos para tratarlo, relacionado al tipo y en la etapa de avance en que se encuentre.

Entre los principales, está aquellos que se enfocan en atacar tumores sin afectar al resto del cuerpo, denominados tratamientos locales, que son las cirugías y las radioterapias. Estos métodos están determinados para una identificación temprana del cáncer, donde las probabilidades de ser útil son mayores.

A su vez, están los tratamientos por vía oral o con medicamentos integrados directamente al torrente sanguíneo. Estos procedimientos se conocen como sistemáticos, pueden alcanzar las células cancerosas en el cuerpo. Las más comunes son la quimioterapia, terapia hormonal y la terapia dirigida.

Identificar cuál es el tratamiento adecuado para cada paciente dependerá exclusivamente del diagnóstico que realice el especialista.

Cómo hacer autoexamen de las mamas

Hacer el autoexamen de las mamas una vez al mes es la principal forma de prevenir y diagnosticar precozmente el cáncer de mama. El examen consiste en dos etapas.

La primera etapa es la observación de las mamas. Para hacer la observación frente al espejo se debe retirar toda la ropa.

Primero, observe los senos con los brazos caídos, luego levante los brazos y observe. Por último, se aconseja colocar las manos apoyadas en la cintura, haciendo presión para observar si hay algún cambio en la superficie de la mama.

Durante la observación es importante evaluar el tamaño, la forma y el color de las mamas, así como hinchazones o rugosidades. Si existen cambios que no estuvieran presentes en el examen anterior o existan diferencias entre las mamas, se recomienda consultar al ginecólogo.

Para hacer la segunda etapa, el autoexamen de palpación, es necesario levantar el brazo izquierdo, colocando la mano detrás de la cabeza y palpar cuidadosamente la mama izquierda con la mano derecha usando movimientos circulares en toda la mama y de arriba hacia abajo. Repetir estos pasos hacia la mama del lado derecho.

 

Sepa cómo detectar la rinitis alérgica

detectar_rinitisLa rinitis alérgica es una enfermedad que se genera porque la persona inhala polvo o polen, a lo que el cuerpo reacciona liberando químicos o histamina, ocasionando la alergia.

El polen es un elemento que se encuentra en el ambiente, especialmente en los días de calor, secos y con mucho viento; o bien en los climas fríos, lluviosos y húmedos, donde el polen suele irse al suelo y es olido por todos los que pasan por el lugar.

Las alergias suelen ser hereditarias, es decir que si ambos padres sufren de esto, usted será propenso y la probabilidad es mayor si es la madre la que padece de esto.

Algunos de sus síntomas más comunes son:

-Estornudos

-Ojos llorosos

-Rinorrea

-Picazón en la nariz, ojos, boca, garganta, piel o cualquier área del cuerpo.

-Problemas con el olfato

Ahora bien, si el problema no es tratado por un profesional médico las molestias persistirán afectando cada vez más a su vida diaria, como por ejemplo: tos, dolor de garganta, dolor de cabeza, fatiga o irritabilidad, oídos o nariz tapados, disminución del sentido del olfato, hinchazón o círculos oscuros en el área baja de los ojos.

Tratamiento

Las formas de tratar este tipo de enfermedad respiratoria es evitando a toda costa el polen, y aunque suene imposible de realizar, por lo menos se debe tratar de reducir la exposición.

Los medicamentos ayudarán a atenuar los síntomas, como por ejemplo:

1° Antihistamínicos, que son ideales para utilizar en el caso de que los síntomas no duren mucho tiempo.

2° Descongestionantes ayudan a reducir los síntomas de la congestión nasal.

3° Corticoesteroides son más efectivos cuando se aplican en la nariz con aerosol, y funcionan de mejor manera cuando se administran de manera continua. Esta manera es tan segura que inclusive es muy efectivo para los niños que padecen rinitis.

Si está utilizando uno de estos métodos, y de pronto el tratamiento deja de surtir efecto, o los síntomas empeoran, lo más recomendable es acudir inmediatamente a su médico para que lo ayude a acabar con el problema definitivamente.