Tag Archives: sobrepeso

Para qué sirve la cirugía bariátrica?

La cirugía bariátrica también es conocida como cirugía de la obesidad y cirugía de reducción del estómago. Cuando la obesidad ya llegó a un nivel crítico y las actividades físicas no causan efecto, es necesaria una intervención médica como la cirugía bariátrica. Se recomienda, principalmente para pacientes con el índice de masa corporal superior a 40.

sobrepeso

La cirugía bariátrica no tiene fines estéticos, es una cirugía que va a alterar los hábitos y la calidad de vida del paciente con el objetivo de hacerlo tener una vida más sana y larga. Los métodos para el tratamiento quirúrgico contra la obesidad son muy radicales y deben ser hechos en condiciones extremas, o sea, cuando el paciente ya no consigue reducir su peso solo y corre riesgo de muerte debido a la obesidad.

História

La primera cirugía bariátrica fue realizada por Kremen y Liner en 1954. En esa ocasión, el procedimiento se hizo con el propósito de promover la reducción de peso y se utilizó el by-pass (desvío) del intestino.

En 1982, se hizo la inserción de un método quirúrgico que se volvió bastante utilizado a lo largo de los años, la gastroplastia vertical con vendaje. Este método es simple y con pocas complicaciones.

A principios de los años 90, surgió un nuevo tipo quirúrgico que utilizaba los mecanismos asociados a la restricción de los alimentos y la mala absorción de los nutrientes.

Obesidad y enfermedades

El exceso de peso puede traer agravaciones médicas como la hipertensión, la diabetes y las disfunciones respiratorias. El tratamiento contra la obesidad se considera clínico, es decir, es necesario que ocurra la reeducación del paciente en la forma física, psicológica y nutricional.

Requisitos previos para la cirugía bariátrica

Para ser sometido a los tratamientos quirúrgicos, el paciente debe:

  • Estar 45 kg por encima del peso ideal o con el IMC de 40 o superior a eso;
  • Pacientes con IMC de 35, pero que tengan problemas de salud relacionados con la obesidad;
  • Edad de 16 a 60 años;
  • Historial en no conseguir perder peso;
  • No tener ninguna enfermedad que esté contraindicada para la cirugía;
  • Evaluación clínica completa y exámenes preoperatorios.
  • Es una cirugía no recomendada para personas que tienen cirrosis hepática, problemas graves en el pulmón, lesión en el músculo cardíaco e insuficiencia renal

Cómo prepararse para una cirugía bariátrica

Así como todos los procesos quirúrgicos, la cirugía bariatrica también necesita que el paciente se prepare y siga algunas reglas antes de ser realizada.

La pérdida de peso antes de las cirugías es un asunto que no siempre es recomendado, depende mucho del paciente y del doctor que acompaña el caso. Aún no se ha comprobado en estudios comparativos significante beneficio si hay alguna pérdida ponderal en el período anterior a la cirugía.

La alimentación en ese período debe ser balanceada y sin exageraciones. La mayoría de los equipos multidisciplinares que cuidan a los pacientes de bariátricas, les pide a los pacientes mantener dieta líquida 24 horas antes de las intervenciones.

Idealmente, los fumadores deben dejar el cigarro cerca de 30 días antes de la fecha de la cirugía para disminuir las posibilidades de complicaciones pulmonares postoperatorias. Pero a veces esto es difícil de lograr.

De esa forma, es pedido entonces que los pacientes al menos logren disminuir el número de cigarros fumados. Muchos doctores después de la cirugía bariátrica, intensifican el cuidado de sus pacientes con fisioterapia respiratoria y otras terapias.

La obesidad reduce la calidad del sueño de niños y adolescentes

Estudios recientes demuestran que los niños que duermen mal tienden a alimentarse de forma equivocada ya comer más allá de lo necesario.

Sea en una cama box spring, americana o cualquier otra, tener un buen sueño es fundamental, del contrario el habito de dormir mal puede se tornar un factor de riesgo para el exceso de peso.

El mal sueño de los niños obesos y la apnea

pesa

Uno de los motivos es que los niños y adolescentes obesos tienden a roncar y sufrir de síndrome de apnea obstructora del sueño, las interrupciones breves y repetidas de la respiración al dormir, problema que, además de cansancio, irritación y somnolencia, perjudica el desarrollo y el aprendizaje.

Hay ciertas diferencias entre los síntomas de síndrome de apnea obstructora del sueño en adultos y niños.

En niños, los principales son ronquidos nocturnos frecuentes, dificultad para respirar, pausas respiratorias en el sueño, sudor nocturno excesivo y hábito de hacer pis en la cama.

Durante el día, el niño puede quedar agitado, inquieto u muy somnoliento y respirar boca abierta. También puede presentar infecciones repetidas de oído, como otitis, aumento de la circunferencia del cuello y obesidad en el tronco.

Por lo tanto, los padres y los pediatras deben estar atentos. Los casos graves o de larga duración del síndrome de apnea obstructora del sueño elevan el riesgo de complicaciones, como dificultad de aprendizaje y retraso en el crecimiento, depresión y, en situaciones extremas, hipertensión pulmonar con repercusión en el corazón.

No siempre quien sufre de apnea percibe que su sueño ha sido interrumpido, pero hay casos en que el individuo se despierta en medio de la noche sobresaltado, ahogado y con falta de aire. Esto porque, por seguridad, el cerebro, sin recibir oxígeno por algunos segundos, fuerza el despertar.

Por eso, sea en una cama box spring, americana o cualquier otro modelo, observe el sueño del niño y asegúrese de que el pase al mínimo 8 horas diarias dormido de forma tranquila. En caso de cualquier alteración, busque un especialista para diagnostico.