Tag Archives: riesgos

Principales complicaciones en el embarazo

gravidez-complicada

Las complicaciones del embarazo pueden afectar a cualquier mujer, pero las más propensas son las que tienen algún problema de salud o no siguen correctamente el prenatal. Algunas de las posibles complicaciones que pueden surgir durante el embarazo son:

Amenaza de parto prematuro

Puede ocurrir cuando una mujer pasa por situaciones de estrés o hace mucho esfuerzo físico, por ejemplo. Sus síntomas incluyen contracciones antes de las 37 semanas de gestación y por veces secreciones que pueden o no contener restos de sangre.

La anemia ferropénica en el embarazo

Puede ocurrir si las mujeres consumen pocos alimentos ricos en hierro o sufren de mala absorción de hierro en el intestino. Sus síntomas incluyen la fatiga excesiva, dolor de cabeza y debilidad.

La diabetes gestacional

Esta enfermedad puede ocurrir debido al consumo excesivo de azúcar o carbohidratos. Sus síntomas incluyen la visión borrosa y un aumento considerable de la sed.

La diabetes gestacional es una condición caracterizada por el aumento de los niveles de glucosa en la sangre, reconocida por primera vez durante el embarazo. La condición puede llegar a ocurrir en aproximadamente el 4% de todas las gestaciones.

Generalmente, la diabetes gestacional se cura inmediatamente después del parto. Pero la atención especial y el acompañamiento médico debe seguir, porque la mujer que tuvo diabetes gestacional está en riesgo para la diabetes tipo 2. De esta manera, es importante mantener el cuidado incluso después de tener el bebé.

La diabetes gestacional raramente causa síntomas. De esta forma, es necesario hacer exámenes periódicos durante todo el embarazo, principalmente entre las semanas 24 y 28. Es importante hacer estos exámenes una vez que el azúcar alto en la sangre puede causar problemas para la madre y su bebé.

Los factores de riesgo para la diabetes gestacional son:

- Edad superior a 25 años
- Historia familiar de la diabetes
- Bebés de gestaciones anteriores que nacieron con más de 4 kg
- Exceso de peso antes del embarazo
- Aumento excesivo de peso en el embarazo

La eclampsia

Puede ocurrir debido al aumento excesivo de la presión arterial causada por la mala alimentación y falta de ejercicio. Sus síntomas incluyen el aumento de presión arterial, manos hinchadas y la presencia de una alta concentración de proteínas en la orina.

La placenta previa

Es cuando la placenta cubre parte o la totalidad de la abertura del cuello del útero, evitando que sea posible el trabajo de parto normal. Sus síntomas incluyen un sangrado vaginal sin dolor que puede ser de color rojo brillante y se inicia al final del embarazo, de forma leve o intensa.

Toxoplasmosis

Esta infección es causada por un parásito y puede ser transmitida por animales domésticos como perros y gatos o alimentos contaminados. La enfermedad no causa síntomas y se identifica en un análisis de sangre. Esa situación es potencialmente grave para el bebé, pero también puede ser fácilmente evitada con medidas simples de higiene con los alimentos.

Es importante saber que un hacer acompañamiento regular en una clínica especializada y seguir las recomendaciones de su doctor, es la clave esencial para llevar un embarazo saludable y responsable, tanto para la mamá, como para el bebé.

Consejos para tener un embarazo saludable

Si descubriste hace muy poco que estás embarazada, lo principal es acudir de inmediato a un médico de confianza para la atención prenatal necesaria. De esta forma podrás adelantarse a inconvenientes y seguir todas las recomendaciones que pueda ofrecer el especialista.

A su vez, comienza a cuidar la alimentación, evitando las comidas muy pesadas o con demasiadas grasas saturadas, así como integra gradualmente las vitaminas como ácido fólico y hierro. Demás está resaltar que debes evitar todo tipo de drogas y alcohol, pero también es recomendable eliminar la cafeína de tu dieta por el período de gestación.

En tanto, programa las horas de sueño para tener un buen descanso, mientras que en la rutina diaria puedes integrar algunos minutos de actividad física. Esto será de mucha ayuda también a la salud emocional, mejorando los estados de ánimo y enfrentando este período con mayor alegría.

 

Factores de riesgo del cáncer pulmonar

Los pulmones son dos de órganos esponjosos, en forma de cono, que forman parte del sistema respiratorio.

Cuando respiramos, los pulmones transportan hacia dentro el oxígeno, de que nuestras células necesitan para vivir y para desempeñar sus funciones normales, y después hacia fuera, eliminando el dióxido de carbono.

El cáncer de pulmón es un tumor maligno que se inicia en uno de los pulmones. Como ocurre con varios tumores, después de la exposición a los factores de riesgo, una célula normal sufre una mutación en genes específicos que están relacionados con la multiplicación celular. La mutación hace que esta célula se multiplique violentamente, llevando a la formación de un conglomerado de células, que se convierte en el cáncer.

Hay varios tipos diferentes de cáncer de pulmón. En general, se dividen en dos grandes grupos: los carcinomas de células no pequeñas y los carcinomas de células pequeñas. El primer grupo es el más frecuente.

El principal factor de riesgo es el tabaquismo, ya que cerca del 90% de los pacientes con cáncer de pulmón fuman o ya fumaron durante la vida. De entre la población que no fuma, el cáncer de pulmón es extremadamente raro y tiene características específicas, diferentes del cáncer de pacientes tabaquistas. Sin embargo, la historia familiar de cáncer de pulmón y fibrosis pulmonar también puede aumentar el riesgo de cáncer pulmonar.

Más de 2.000 personas mueren en Chile cada año a causa del cáncer pulmonar. Es la tercera causa de muerte en hombres y la cuarta en mujeres. Todos los estudios arrojan que el principal factor de riesgo es el consumo de tabaco y, aseguran que una persona fumadora tiene 10 veces más posibilidades de generar un cáncer y morir, que un no fumador. Al mismo tiempo, también eleva es riesgo de sufrir cáncer de su cónyuge o hijos.

A continuación, una lista con los factores de riesgo de padecer cáncer de pulmón:

riesgo_cancerFumar

Entre 80 y 90 por ciento de los cánceres de pulmón se dan en fumadores o en personas que hayan dejado el cigarrillo recientemente. Los fumadores pasivos también ven aumentadas las posibilidades de padecer cáncer frente a no fumadores.

Cantidad y tiempo

La probabilidad de sufrir cáncer al estómago aumenta con la cantidad de cigarros fumados al día y con el tiempo de exposición al humo del cigarro. Los riesgos de producir cáncer disminuyen al cabo de años de dejar de fumar, a los 15 años de haber renunciado al tabaco, se tienen las mismas probabilidades que un no fumador.

El trabajo

Asimismo, la ocupación laboral también influye en las probabilidades de generar cáncer, están en riesgo trabajadores que estén en contacto con petróleo, arsénico, hollín, alquitrán, cromo, asbesto (aislamientos, minería o industria textil) y sus derivados.

Edad y sexo

Como la mayoría de los cánceres el riesgo aumenta con la edad y en el caso del cáncer pulmonar es más común en varones, con una tasa de prevalencia tres veces mayor, se piensa porque las mujeres han adquirido el hábito más tarde.

Genética

Personas con parientes de primer grado, es decir, padres o hermanos con cáncer pulmonar, también lo tengan en algún momento de sus vidas.

 

Riesgos y complicaciones de una mamoplastía de aumento

La cirugía de una aumento de pechos o Mamoplastía de aumento, es un procedimiento que vino a ayudar a muchas mujeres que se sentían incómodas o disconformes con el tamaño de su busto, incluso llegando al punto de sentirse totalmente acomplejadas en los casos más extremos.

Mientras que en otros casos, como en Colombia, la cirugía plástica se ha hecho una moda, sin embargo estos procedimientos, como operaciones quirúrgicas como cualquier otra, por lo tanto, no se deben trivializar, pues implican riesgos y complicaciones serios.

La cirugía estética genera miles de millones dólares en todo el mundo no está exenta de problemas posteriores a la operación. Y entre estas complicaciones están las que te detallamos a continuación:

Infección

surge a los pocos días de la intervención, aunque puede hacerse notar en cualquier momento. Lo síntomas son fiebre e inflamación. La mayoría podrá tratarse con antibióticos, aunque si no respondiera habría que retirar la prótesis mamaria hasta solucionar la infección.

Rotura del implante

En ocasiones, la rotura del implante puede pasar inadvertida, pero generalmente se observa una disminución del tamaño de la mama y alteración de la forma.

Granulomas

Especie de bultos en la mama que no son malignos, pero que resulta complejo diferenciarlos de un tumor de mama. Puede ser ineludible la realización de biopsias para un diagnóstico definitivo.

Contractura capsular

mamoplastia_aumentoEs la complicación más común en una mamoplastía. Se produce cuando el organismo no reconoce el objeto extraño que fue implantado y, como es natural, crea un tejido cicatricial para encapsularlo y aislarlo del resto del cuerpo. En algunos casos, esta cápsula aplasta el implante causando deformidades y molestias. Existen varios tipos de contractura, según la gravedad del encapsulamiento, el grado I, ocurre cuando el pecho se presenta suave y parece natural, aquí la contractura es casi imperceptible. Por otro lado, el grado IV, el pecho está completamente duro al tacto y completamente deformado, también se puede percibir dolor.

Hematomas

Como toda intervención quirúrgica, durante una mamoplastía se dañarán algunos tejidos que rodean la zona mamaria provocando hematomas o moretones. Generalmente, se disipan naturalmente después de unos días, pero en algunos casos más serios será necesario drenarlos. Para prevenirlos se recomienda no consumir aspirinas ni anticoagulantes al menos dos semanas antes de la cirugía.

Seroma

Acumulación de fluidos en los tejidos que rodean la prótesis mamaria. Al igual que los hematomas, el cuerpo se encarga de eliminarlos, pero de ser muy abundante, también será necesario su drenaje.

 

Conozca los efectos de una cesárea

cesáreaToda embarazada ha escuchado alguna vez sobre el parto por cesárea, el que consiste en practicar un corte en el abdomen y el útero, a través del cual se extrae al bebé. En algunas ocasiones este procedimiento se programa por anticipado y en otros, se realiza cuando surgen complicaciones imprevistas.
En algunas ocasiones las mujeres requieren de una cesárea programada, decisión que dependerá del médico, del lugar donde tendrá al bebé o de su historia médica. Pero por lo general, se realizan cuando se tienen problemas con el bebé, como:
-Frecuencia cardíaca anormal.
-Posición anormal dentro del útero, como cruzado (transverso) o con los pies por delante (parto de nalgas).
-Tener un embarazo múltiple (trillizos o gemelos).
-Problemas del desarrollo del feto como hidrocefalia o espina bífida.
En otros casos, pueden ocurrir problemas con la madre, lo que obliga a la realización de la cesárea, como por ejemplo: miomas uterinos grandes cerca del cuello uterino, cirugía uterina previa, infección activa de herpes genital, enfermedad grave como cardiopatía, preeclampsia o eclampsia, que la madre esté infectada con VIH, o bien haber pasado por una cesárea previa.
Algunos riesgos
Y como toda cirugía tiene riesgos, la cesárea no es la excepción; no obstante la tasa de complicaciones es muy baja, las que pueden ser:
1- Hemorragia, y aunque el porcentaje de gravedad no es mucha e incluso la  mayoría de las veces no se necesita una transfusión, aún así el riesgo es mayor.
2- Infección de la vejiga o el útero.
3- Lesión a las vías urinarias.
Es preciso mencionar que las cesáreas pueden causar problemas en embarazos próximos como por ejemplo, que ocurra una ruptura uterina; problemas de placenta adherida que consiste en que la placenta que crece dentro del músculo del útero tiene dificultades para separarse después que el bebé nace.
Todos los problemas mencionados anteriormente pueden llevar a que se presente sangrado excesivo o hemorragia, lo que requerirá que se realicen transfusiones de sangre o inclusive la extirpación del útero (histerectomía).

Cuidados post cesárea

Los partos por cesárea comienzan a ser cada vez más comunes, con técnicas menos invasivas y que cuentan con rápidas recuperaciones. Sin embargo, se debe tener presente que conlleva cuidados especiales.

Se aconseja que las mujeres se desplacen lentamente en sus primeros días en el hogar. También, que eviten levantar o trasladar objetos pesados de manera innecesaria. Si existe dolor, es preferible solicitar alguna receta médica que pueda ingerir y tomar el remedio indicado a la hora que corresponda.
Por su parte, se recomienda utilizar alguna faja abdominal durante el primer mes, y limpiar la herida diariamente con agua y con jabón neutro, secando la zona con gasa estéril. Si presenta síntomas de infección en la zona de la cirugía, acudir de inmediato al médico. Y, pese a que no haya habido una intervención vaginal, es propicio reanudar las relaciones sexuales cuando el doctor tratante lo determine.