Tag Archives: riesgo

Cómo cuidar de un esguince en el hombro

hombroEl esguince del hombro es el desplazamiento completo y permanente de la articulación entre el húmero y la escápula. Esta lesión es dolorosa e incapacitante.
La fuerza necesaria es la de una caída o un trauma contra otra persona o cosa (puede ocurrir durante las actividades deportivas).

Causas del esguince en el hombro:

• La articulación del hombro es la que más a menudo se desplaza.
• El movimiento del brazo no es bloqueado por otros huesos, de esta manera tiene la posibilidad de moverse en todas las direcciones, pero es menos estable que las otras articulaciones.
• El brazo puede “salir” hacia adelante, hacia atrás o hacia abajo, completamente o parcialmente.
• Además, los ligamentos que conectan los huesos del hombro pueden romperse.

Cuando el hombro recibe un duro golpe, como un trauma, el brazo sale del lugar. La rotación excesiva del brazo puede provocar el desplazamiento del húmero en relación al glenoide o sea de la cavidad de la escápula.
El desplazamiento parcial o subluxación se produce cuando el húmero está sólo parcialmente unido al hombro.

Algunos factores de riesgo

Algunos factores desempeñan un papel importante en la posibilidad de sufrir un esguince del hombro.
Los hombres, la frecuencia de esguince del hombro es mayor en hombres que mujeres. Las personas de 20 a 30 años de edad a menudo practican deportes, esto puede aumentar el riesgo de lesión.

Los signos y síntomas del esguince en el hombro

• Un hombro visiblemente deformado o fuera del lugar
• La hinchazón
• Hematomas
• Dolor en el hombro intenso
• Incapacidad para mover el brazo

El esguince del hombro también puede causar entumecimiento, debilidad o hormigueo en la región afectada, pero también en el cuello o largo el brazo. Los músculos del hombro pueden estar en espasmo para el trauma, a menudo aumentando la intensidad de su dolor.

¿Por qué ocurre el cáncer pulmonar?

Si bien nadie está a salvo del cáncer, sí existen diferentes factores de riesgo. Minimizando estas conductas y cambiar los hábitos ha demostrado ser de mucha ayuda al momento de bajar las probabilidad de sufrir un cáncer de pulmón.
Los pulmones, como muchos sabrán son uno de los órganos que componen el aparato respiratorio de los mamíferos, a través de este sistema y sus vías respiratorias se suministra de oxígeno al cuerpo y se expulsa el dióxido de carbono, un desecho que es producido por las células de nuestro cuerpo. El cáncer de pulmón entonces, se produce cuando hay un crecimiento exagerado de células malignas en el cuerpo y es el cáncer que más mata tanto a hombres como mujeres.

CAUSAS

Existen varios motivos que pueden explicar la aparición del cáncer de pulmón, entre ellos:

Exposición a carcinógenos: Existen muchos elementos en el aire que respiramos que pueden dañar nuestros pulmones, uno de ellos es el radón, el cual es un gas radiactivo presente en las rocas y en el suelo que se forma de la descomposición natural del radio. Otro es el amianto, el uranio, arsénico y los productos derivados del petróleo.

Predisposición genética: El cáncer se presenta por una mutación o cambio en el ADN, muchas personas heredan estas mutaciones, siendo más propensas a desarrollar el cáncer.

tabacoEl tabaco: Profesionales de la salud de todo el mundo no se cansan de decir lo dañino que es el humo del tabaco, esta es la principal causa de la aparición de este cáncer, debido a su alta concentración de carcinógenos que van a parar directo al aire que es inhalado tanto por fumadores, como por no fumadores. Dejar de fumar reduce el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y otras enfermedades relacionadas como enfermedades al corazón, enfisema y bronquitis crónica.

La importancia del diagnóstico precoz

Un estudio publicado en 2011 en la revista New England Journal of Medicine, mostró que la realización de exámenes de imagen realizados de forma periódica es capaz de realizar un diagnóstico más precoz de cáncer de pulmón, lo que puede reducir la mortalidad por la enfermedad en hasta un 20% .

La investigación evaluó a más de 53 mil personas con alto riesgo de cáncer de pulmón. Este trabajo, orientó en Estados Unidos nuevas recomendaciones de la Sociedad Americana de Cirugía Torácica.

Ahora la recomendación es que personas de entre 55 y 79 años que hayan fumado 20 o más de cigarrillos al día durante un período de 30 años, deben hacer una tomografía de los pulmones anualmente.

La medida no pretende dar pase libre para que las personas continúen fumando, sino generar una mayor preocupación en identificar ese tipo de cáncer en su etapa inicial.