Tag Archives: radioterapia

Para qué sirve la radioterapia?

La radioterapia es un término que se utiliza generalmente para describir las técnicas de tratamiento de cáncer mediante radiaciones.

Como la quimioterapia, la radioterapia es activa en la maduración y crecimiento de las células, como las cancerosas son más activas y crecen más rápido que las normales suelen ser más sensibles a la radiación y, por eso, son destruidas más fácilmente con la radiación.

Cómo actúa la radioterapia

aplicaion-medicinal

La radioterapia se utiliza para tratar un cáncer local que aún no está avanzado ni se ha diseminado por otras partes del cuerpo. La principal diferencia de la quimioterapia es que la radioterapia se realiza por medio de radiaciones directas en el tumor.

Estas radiaciones dañan el ADN de las células afectadas y las impiden reproducir más o aumentar de tamaño. Un punto muy positivo del tratamiento de radioterapia es que el daño celular del ADN de las células es heredado por otras células, de esa forma ellas mueren o se reproducen más lentamente.

En el caso de la radioterapia existen células normales de crecimiento rápido que pueden verse afectadas por la radiación, especialmente las células de la piel y del cabello. Por lo tanto, es posible ver a menudo efectos secundarios de la radiación en forma de caída de cabello y quemaduras en la piel.

¿Cuándo es indicada la radioterapia?

La radiación puede ser utilizada como tratamiento único, en combinación con quimioterapia, o servir para reducir el tamaño de determinados tumores que luego pueden venir a ser removidos mediante cirugía.

En otras ocasiones, se utiliza como tratamiento secundario para eliminar los residuos de tumor que permanecen después de una cirugía o una quimioterapia.

No siempre la radioterapia es utilizada como tratamiento curativo, a veces es sólo un tratamiento paliativo, o sea, que limite el tamaño de los tumores y de esa forma mejore la calidad de vida del paciente afectado por el cáncer.

Cómo cuidar la piel en la radioterapia

Pasar una crema en la piel de la cara y el cuerpo antes de dormir, algo tan ordinario para la mayoría de la gente, puede no ser un proceso tan simple después de pasar por una quimio o radioterapia.

En estos casos, los cuidados deben ser intensificados, ya que la piel queda fragilizada: puede rascarse, quedar roja, irritada, seca, escamosa, entre otros efectos colaterales. Y los hombres también deben estar atentos, sobre todo a la hora de afeitarse.

En el caso de una radioterapia, hay algunos cuidados para quien está pasando por una radioterapia:

1. Lavar el área irradiada con agua y jabón y enjuagar con una toalla suave, sin frotar;

2. No entre en saunas, baños calientes, ni utilice bolsas de agua caliente o hielo, lámparas solares o cualquier otro material sobre la piel en tratamiento;

3. Proteja la piel de la luz solar hasta un año después del final del tratamiento, usando protector solar factor 15, blusa o camiseta;

4. Evite usar ropa apretada, sujetadores, camisas con cuello y pantalones vaqueros;

5. No utilice tejidos sintéticos del tipo nylon, lycra, algodón o tejidos mixtos con mucha fibra sintética. La ropa debe ser hecha de algodón.

Todo lo que se debe saber sobre radioterapia

La radioterapia es un tratamiento en el que se utilizan radiaciones para matar o evitar que crezcan las células de un tumor. Estas radiaciones no se ven y durante la aplicación el paciente también no sentirá nada. La radioterapia puede ser usada en combinación con la quimioterapia u otros recursos utilizados en el tratamiento de tumores.

La mitad de los pacientes con cáncer son tratados con radiación y un número cada vez más creciente de personas se curan con este tratamiento. Cuando no es posible obtener la curación, la radioterapia puede mejorar la calidad de vida del enfermo, reduciendo el tamaño del tumor, aliviando la presión y contribuyendo para disminuir considerablemente el sangrado, el dolor y otros síntomas, proporcionando mayor alivio a los pacientes.

http://medodedentista.com.br/wp-content/uploads/2016/01/radioterapia.jpg

Según la localización del tumor, la radioterapia se realiza en centros clínicos especializados de dos maneras:

• Externamente, donde la radiación se realiza a través de dispositivos que se retiran del paciente. Se llama radioterapia externa.

• Cuando el material radiactivo se aplica por medio de dispositivos que entran en contacto con el cuerpo del paciente, llamada radioterapia de contacto.

Este tratamiento se realiza de forma ambulatoria. Está previsto de acuerdo con las necesidades de cada paciente y seguir cuatro pasos principales:

Paso 1 – Médico:

Un radioterapeuta lo examinará y le hará una serie de preguntas para averiguar todo lo que le ha sucedido y pedir algunas pruebas.

Paso 2 – Encuentro de Tratamiento y Definición:

Cuando las pruebas están listas, se ha programado una reunión para estudiar la enfermedad. Varios profesionales definirán la forma y duración del tratamiento.

Paso 3 – Remisión a la programación del tratamiento:

Para programar el tratamiento se utiliza un dispositivo llamado simulador. A través de los rayos X, el médico marca la zona a tratar, marcar la piel con una tinta. Con el fin de que la radiación alcanze sólo el área a tratar, en algunos casos, un molde de yeso o plástico se puede hacer para ayudar a mantener a la persona en la misma posición durante la aplicación.

Paso 4 – Aplicaciones:

La cantidad será determinada por su doctor de una clínica especializada. El número requerido de aplicaciones puede variar según la extensión y localización del tumor, los resultados de sus exámenes y su salud. Durante la aplicación quedaras solo en la habitación donde los aparatos serán. Un técnico estará en la sala de control al lado observándolo a través de un vidrio especial o en un televisor.

Recomendaciones:

El área de la piel tratada es descubierta durante la radiación, trate de usar un traje que facilita desvestirse y vestirse.

No se mueva, por lo que la radiación no supere los límites de la zona a tratar.

Procure usar en la piel cosméticos recomendados para aquellos que hacen radioterapia. La piel permanecerá sensible por la radiación.

Efectos secundarios de la radioterapia
La radioterapia es una práctica médica que acostumbra tener muy buenos resultados en el combate contra el cáncer. Mostrándose eficaz en la destrucción de las células cancerígenas, pero al ser un tratamiento intenso y radioactivo, al igual que otros tratamientos, a menudo causa efectos secundarios.
La radioterapia siempre difiere en su realización, de acuerdo a la persona y el tipo de cáncer que pretende atacar. Los problemas secundarios se producen debido a que, a la par con las células cancerosas, la radioterapia también mata las células normales que se encuentran cerca al área de tratamiento.
Entre estos efectos adversos registran: los efectos cutáneos, la radioterapia produce muchas veces sequedad e hinchazón en la piel. La fatiga es otro de los efectos secundarios de este tipo de tratamiento.
También se tiene que considerar el efecto agresivo que produce la radioterapia en la zona donde es aplicado, provocando malestares y daños localizados.