Tag Archives: quimioterapia

Para qué sirve la radioterapia?

La radioterapia es un término que se utiliza generalmente para describir las técnicas de tratamiento de cáncer mediante radiaciones.

Como la quimioterapia, la radioterapia es activa en la maduración y crecimiento de las células, como las cancerosas son más activas y crecen más rápido que las normales suelen ser más sensibles a la radiación y, por eso, son destruidas más fácilmente con la radiación.

Cómo actúa la radioterapia

aplicaion-medicinal

La radioterapia se utiliza para tratar un cáncer local que aún no está avanzado ni se ha diseminado por otras partes del cuerpo. La principal diferencia de la quimioterapia es que la radioterapia se realiza por medio de radiaciones directas en el tumor.

Estas radiaciones dañan el ADN de las células afectadas y las impiden reproducir más o aumentar de tamaño. Un punto muy positivo del tratamiento de radioterapia es que el daño celular del ADN de las células es heredado por otras células, de esa forma ellas mueren o se reproducen más lentamente.

En el caso de la radioterapia existen células normales de crecimiento rápido que pueden verse afectadas por la radiación, especialmente las células de la piel y del cabello. Por lo tanto, es posible ver a menudo efectos secundarios de la radiación en forma de caída de cabello y quemaduras en la piel.

¿Cuándo es indicada la radioterapia?

La radiación puede ser utilizada como tratamiento único, en combinación con quimioterapia, o servir para reducir el tamaño de determinados tumores que luego pueden venir a ser removidos mediante cirugía.

En otras ocasiones, se utiliza como tratamiento secundario para eliminar los residuos de tumor que permanecen después de una cirugía o una quimioterapia.

No siempre la radioterapia es utilizada como tratamiento curativo, a veces es sólo un tratamiento paliativo, o sea, que limite el tamaño de los tumores y de esa forma mejore la calidad de vida del paciente afectado por el cáncer.

Cómo cuidar la piel en la radioterapia

Pasar una crema en la piel de la cara y el cuerpo antes de dormir, algo tan ordinario para la mayoría de la gente, puede no ser un proceso tan simple después de pasar por una quimio o radioterapia.

En estos casos, los cuidados deben ser intensificados, ya que la piel queda fragilizada: puede rascarse, quedar roja, irritada, seca, escamosa, entre otros efectos colaterales. Y los hombres también deben estar atentos, sobre todo a la hora de afeitarse.

En el caso de una radioterapia, hay algunos cuidados para quien está pasando por una radioterapia:

1. Lavar el área irradiada con agua y jabón y enjuagar con una toalla suave, sin frotar;

2. No entre en saunas, baños calientes, ni utilice bolsas de agua caliente o hielo, lámparas solares o cualquier otro material sobre la piel en tratamiento;

3. Proteja la piel de la luz solar hasta un año después del final del tratamiento, usando protector solar factor 15, blusa o camiseta;

4. Evite usar ropa apretada, sujetadores, camisas con cuello y pantalones vaqueros;

5. No utilice tejidos sintéticos del tipo nylon, lycra, algodón o tejidos mixtos con mucha fibra sintética. La ropa debe ser hecha de algodón.

5 consejos para una quimioterapia más tranquila

Para muchos pacientes de cáncer, pensar en la quimioterapia es muchas veces más difícil que pensar en la propia enfermedad.  La quimioterapia, sin embargo, es una gran aliada para aquellos que buscan curarse del cáncer.

Los alcances de la quimioterapia y las enfermedades que trata

La técnica de la quimioterapia fue perfeccionada y utilizada masivamente desde mediados del siglo XX para el tratamiento del cáncer. Se trata de fármacos que ayudan a destruir las células cancerosas directamente. Los avances de la tecnología han permitido continuar expandiendo los alcances y mejoras.

La quimioterapia es utilizada en diversos objetivos, según diagnóstico que realice el especialista con su paciente, pero está enfocado en curar un cáncer en específico, en controlar el crecimiento peligroso de tumores, además de reducir el tamaño de los mismos antes de llegar a la etapa de la cirugía, que atacan el elemento de forma directa, así como aliviar los dolores provocados por la enfermedad.

quimioterapia_tranquilaEn tanto, también esta técnica es utilizada como complemento de la extirpación quirúriga de un tumor, para terminar por eliminar todo rastro de células cancerosas. Esto se denomina tratamiento adyuvante.

Entonces, llamamos de quimioterapia un tratamiento intensivo hecho por un conjunto medicamentos combinados para lograr el efecto deseado. El tratamiento y sus efectos secundarios pueden variar mucho de persona para persona, pero algunos hábitos pueden hacer con que sea más fácil pasar por esa etapa. Conócelos:

1. Complementar la quimioterapia

Existen otras terapias complementarias, que pueden mejorar los efectos y ayudar a pasar por los efectos de la quimioterapia de forma más tranquila, son ellos: la acupuntura, técnicas de relajación, musicoterapia o el uso de otras substancias recomendadas un doctor especializado.

2. Hidratarse

El tratamiento puede causar algunos tipos de mal estar. Para mejorar la sensación de náuseas,  bebidas frías y gaseosas ayudan, sobre todo cuando se toma de forma frecuente pero en pequeñas cantidades. Los pacientes deben hidratarse siempre adecuadamente, pero sin excesos porque se puede tener el efecto contrario.

3. Higiene y alimentos confiables

La quimioterapia puede hacer el paciente más propenso a las infecciones. Por eso una buena higiene en los  cuidados con la alimentación es imprescindible. Evite comer alimentos crudos que son más propensos a contaminación.

4. Motívese con ejercicios

El ejercicio dependerá de la situación de cada paciente y la recomendación de un fisioterapeuta cualificado. La actividad física puede ser beneficiosa para mejorar algunos síntomas de fatiga, náuseas y vómitos. Paseos a la luz  del día y natación también son recomendables.

5. Ambientes abiertos

Evitar los ambientes cerrados o con aglomeración de personas, eso es muy importante para la prevención de cualquier virus, porque su sistema inmunológico estará débil. Estar al aire libre ayuda también en las náuseas, pues es más difícil que en esos locales se acumulen olores fuertes, entre otros.

Cáncer: un problema de salud mundial

El cáncer no es una realidad lejana en los días actuales y muchos de nosotros ya conocemos a personas que sufren de esa enfermedad. Existen más de 200 tipos diferentes de cáncer, es decir, es una enfermedad que puede alcanzar cualquier órgano de nuestro cuerpo.

El cáncer es un problema de salud pública mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que en el año 2030 se pueden esperar 27 millones de casos incidentes de cáncer, 17 millones de muertes por cáncer y 75 millones de personas vivas, cada año, con cáncer.

Sin embargo, la prevención del cáncer es posible y engloba diversos tipos de acciones realizadas para reducir los riesgos de tener la enfermedad.

El principal objetivo de la prevención primaria, por ejemplo, es impedir que el cáncer se desarrolle. Esto incluye la adopción de un modo de vida saludable en todos sus aspectos y evitar la exposición a sustancias causantes de cáncer como el tabaquismo, el estrés, entre otros.

La prevención secundaria del cáncer también es muy importante y busca detectar y tratar enfermedades pre-malignas (por ejemplo, lesión causada por el virus VPH o pólipos en las paredes del intestino) o cánceres asintomáticos iniciales.

 

La quimioterapia y sus efectos secundarios

quimioterapiaEl tratamiento de la quimioterapia es fundamental en la lucha contra el cáncer y muchas personas a diario son sometidas a este procedimiento comienzan a padecer de los efectos secundarios. La falta de apetito, inflamación de la boca, alteración del gusto de los alimentos, náuseas, vómitos o diarreas son algunos de los efectos negativos.

Para saber un poco más de los efectos secundarios de la quimioterapia es necesario detallar uno a uno, los malestares que se presentan si no se sigue una dieta correcta y saber cómo reaccionar ante sus apariciones.

Náuseas y vómitos

Es uno de los síntomas secundarios más frecuente y a su vez el más temido. En cuanto a su aparición puede ser tempranamente a las dos horas de terminar la sesión de quimio, o puede aparecer a las 24 horas del procedimiento, por lo general desaparece en unos pocos días.

Importante es que de presentarse estos síntomas se lo comuniques al médico tratante, para que el te de los pasos a seguir. Pero , mientras puedes seguir los siguientes consejos.

  • Reparte la comida en pequeñas cantidades

  • Evita olores desagradables. Prefiere que los días de quimioterapia otra persona se encargue de preparar la comida.

  • Comer despacio, masticando muy bien los alimentos

  • Evitar comidas ricas en grasas(frutas, salsas, quesos, leche, etc)

Diarrea

La quimioterapia afecta a las células que recubren el intestino, por lo que su funcionamiento se puede ver alterado. Por consecuencia, el intestino pierde la capacidad de absorber el agua y los distintos nutrientes, dando lugar a la diarrea.

Debes comunicarlo al médico tratante, el que te indicará la medicación que debes tomar para prevenir en la próxima quimio, la diarrea.

Además del medicamento te serviría seguir los siguientes consejos.

  • en las primeras horas del inicio de la diarrea es preferible que no consumas nada de alimentos

  • pasado 2 a 3 horas comienza a ingerir alimentos de manera lenta preferiblemente líquidos.

  • evitar las comidas con mucha fibra

  • preparar alimentos cocidos o a la plancha

Estos dos síntomas son los que se presentan con mayor frecuencia en los pacientes que se hacen quimioterapia, por lo que ideal es seguir los consejos y alimentarse de manera saludable para afrontar de buena manera una nueva sesión de quimio.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen de muchos factores como por ejemplo de los fármacos que se estén empleando y del tipo de cáncer, es por esto que la reacción dependerá de cada paciente.

Para tranquilidad de los que padecen la enfermedad, deben saber que el médico le explicará lo que se debe hacer en casa para prevenir o tratar los efectos del tratamiento, los que con frecuencia son:

-Adquirir hábitos seguros al comer o beber

-Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.

-Consumir proteínas y calorías suficientes para poder mantener su peso

-Ser cuidadoso al acercarse a los animales para evitar contraer infecciones de ellos.

Además el paciente deberá asistir a visitas de control periódicamente durante y después de culminado el tratamiento de quimioterapia, donde se harán exámenes de sangre, de resonancia magnética, de tomografía computarizada o de rayos x con el objetivo de saber qué tan bien está funcionando la quimioterapia, así como también para estar pendiente del estado de la sangre, los pulmones, el corazón y de otras partes del cuerpo.