Tag Archives: prematuro

Conoce más sobre los bebés prematuros

Cuando una pareja está esperando un bebé un mundo nuevo de experiencias, dudas y preocupaciones comienza a surgir. Una de las más comunes es en torno del parto y nacimiento de un bebé prematuro.

bebe-prematuro

Como su nombre lo indica, el bebé prematuro nace antes del tiempo recomendado, o sea antes de completar las 40 semanas. Ahora bien,  en un embarazo normal, la fecha para el nacimiento puede variar entre 38-42 semanas.

Mismo que la ansiedad de tener el bebé luego en sus brazos sea grande, nadie quiere que llegue antes del tiempo previsto, ya que este es en realidad el periodo necesario para su pleno desarrollo en el útero. Sin embargo el nacimiento prematuro es más común de lo que piensa.

Los bebés prematuros varían mucho, eso depende del peso y la edad gestacional al nacer. Un niño que vino al mundo a las 28 semanas, por ejemplo, es muy distinto de uno que nació con 36 semanas, aunque ambos son prematuros.

Conoce un poco más sobre la situación de tener un bebé que llega antes de tiempo:

¿Hay algún factor que aumenta el riesgo de prematuridad?

Problemas como la presión arterial alta, el acortamiento cervical y malformación pueden aumentar el riesgo de prematuridad. A veces también es necesario inducir el parto para la salud tanto del hijo, como de la madre.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el parto antes de la hora sucede de manera espontánea. Incluso con un embarazo tranquilo, la bolsa puede se romper antes de la fecha estimada.

¿Qué pasa si el bebé no tiene que permanecer en el hospital durante algún cuidado especial?

Es una señal de que la situación del prematuro no era grave. El cuidado será similar a cualquier otro bebé, aunque siempre hay más atención al peso y las recomendaciones del doctor deben ser aún más seguidas precisamente.

5) ¿Cómo debo recibir el bebé en la casa?

Cuando después de un tiempo en el hospital los doctores liberan al bebé, ya más maduro y listo para una vida normal es importante seguir todas las recomendaciones para ningún retroceso en el estado clínico.

El bebé prematuro necesita ambientes calmados y propicios para descansar, así que el silencio es fundamental. Es normal que el niño que tenga que volver un par de veces al pediatra para controlar el peso y sus avances.

Una de las últimas recomendaciones, pero no menos importante es recibir el bebé en una habitación y casa bien higienizadas, ventiladas y libres de humedad. Sigue eses consejos y lleva la experiencia de un bebé prematuro con tranquilidad y responsabilidad.

¿Cómo cuidarlo?

Un bebé prematuro necesita una mayor atención de sus padres. Es por eso que los primeros días en casa debes tomar en consideración temas de cuidado, con el fin de que crezca sano.

Ellos necesitan adecuado aporte nutricional, que puede complementarse con leche de fórmulas. La temperatura de la pieza debe ser la adecuada, no inferior a los 20 grados. Si tienes problemas de humedad, lo ideal es cambiarlo. Toma en cuenta que luz del sol ayuda a la eliminación de microbios como los ácaros.

Además, restringe las visitas en un comienzo, ya que están más propensos a contagiarse con alguna enfermedad. Así también, sólo si es necesario podrías sacar de paseo a la intemperie el bebé. Lo recomendable es dejar pasar unas semanas. Evita el tabaco, ya que el humo es dañino para su frágil aparato respiratorio.

Pronósticos y riesgos del bebé prematuro

El embarazo a término dura de 37 a 40 semanas. Sin embargo, cerca del 12% de los recién nacidos nacen prematuramente actualmente. Muchos de estos recién nacidos nacen sólo unas semanas antes del tiempo y no presentan problemas relacionados con su prematuridad.

No obstante, cuanto más prematuros los recién nacidos, más susceptibles ellos son a sufrir algunas complicaciones graves e incluso potencialmente fatales. La prematuridad extrema es la causa individual más frecuente de muerte de recién nacidos, y ocurre generalmente cuando los bebés nacen con menos de 25 semanas.

Los prematuros de 29 a 36 semanas, por ejemplo, poseen una alta tasa de supervivencia, que llega entre 90% o más de 95%.

Hasta las 32 semanas, alrededor del 60% al 70% de los bebés nacidos se desarrollan normalmente, sin ningún problema grave. Aún así, alrededor del 10% al 15% están en riesgo de deficiencias graves, como parálisis cerebral, deficiencia intelectual grave, ceguera, sordera, o una combinación de éstos, lo que requerirá atención médica significativa y acompañamiento.

Los nacidos después de ese período tienen el riesgo de deficiencias graves prácticamente igual a los niños nacidos en el período correcto.

Neonatología: la ciencia de los más pequeños

Cuando pensamos en la salud de los niños automáticamente nos recordarnos del pediatra, pero existe un profesional que también se encuadra en esta categoría, el pediatra especializado en Neonatología.

El profesional que actúa en esta área es responsable por el cuidado del bebé en el primer mes de vida, desde el periodo del nacimiento hasta los 28 días de vida. Aún que su presencia sea importante para todos, el doctor es una pieza clave y fundamental especialmente para el cuidado de bebés prematuros o con algún tipo de disfunción.

Eso ocurre porque cada segundo para el recién nacido que necesita atención especializada intensiva, es muy importante y puede determinar su desarrollo por toda la vida. Por esos motivos, una buena atención en Neonatología ofrecida por clínica responsable y reconocida, puede determinar el desarrollo de una niñez sana.


Neonatología: funciones y cuidados realizados

Podemos tener muchas dudas cuando hablamos los tipos de tratamientos que brindan los especialista en neonatología, algunos de los principales tipos de cuidado son:

  • Diagnosticar y tratar de la mejor forma casos de recién nacidos con afecciones tales como defectos congénitos, trastornos respiratorios y los más variados tipos de  infecciones.
  • Coordinar el cuidado y todos los manejos médicos hechos en bebés prematuros. Lo mismo ocurre con aquellos niños que portan alguna enfermedad crítica  o que necesitan de una cirugía (delicada o no).
  • Garantizar que todos los recién nacidos que necesitan nutrición, la reciban de forma adecuada, para que puedan sanar y crecer debidamente.
  • Brindar todos los cuidados al recién nacido de parto por cesárea. Lo mismo sirve para casos de gestación delicada, que pueden afectar la salud del bebé y requerir intervención médica en la sala de partos.
  • Estabilizar y tratar a recién nacidos que tengan cualquier probabilidad de  problema médico que ponga en peligro su vida.

¿Cómo se cuida a un recién nacido?

El bebé finalmente llegó a casa y ahora algunos cuidados básicos formarán parte de la rutina como baño, limpieza del cordón umbilical, cambio de pañales, limpieza en los oídos y nariz, horas de sueño y lactancia.

Los primeros días juntos son de descubrimiento, donde la rutina del bebé se va a establecer y los cuidados diarios van siendo cada vez más fáciles de ejecutar.

Muchas dudas pueden surgir en cuanto a la lactancia, por lo que es tan importante aprender a lidiar con ella en el hospital. Se recomienda que hasta los seis meses el bebé sea alimentado sólo con la leche materna y la cantidad de leche o horario para alimentar al bebé dependerá de la rutina de cada uno.

Otra pesadilla de los padres, puede ser la hora del baño. El niño debe lavarse normalmente, cabeza y tronco, con un jabón preferentemente neutro. Para enjuagarlo, utilice una toalla felpuda y un pañal para limpiar los oídos.

La clave para cuidar del recién nacido con responsabilidad, es siempre tener paciencia y velar por su seguridad, por eso no se intimide en pedir ayuda y descubrir cuál es la mejor manera de hacer las cosas.