Tag Archives: parto

Por qué ocurre el parto prematuro

parto_prematuroTodo trabajo de parto que ocurre antes de 37 semanas de gestación se considera prematuro. Las causas del parto prematuro no están bien definidas. Sin embargo, algunos cuadros clínicos pueden hacerlo más probable:

• Ruptura prematura de las membrana
• Partos prematuros anteriores
• Infecciones genitales, incluidas algunas enfermedades de transmisión sexual
• Infecciones de los riñones o de las membranas que contienen el feto
• Debilidad estructural del cuello del útero
• Gestación de más de un feto
• Anomalías en la placenta, en el útero o en el feto

Un estilo de vida saludable durante la gestación puede ayudar a reducir el riesgo de trabajo de parto prematuro, al igual que las consultas regulares con el médico, que pueden identificar potenciales problemas de forma precoz.

Sin embargo, una vez que los bebés nacidos prematuramente pueden tener problemas de salud serios (Prematuridad), los médicos tratan de evitar o interrumpir trabajos de parto que comiencen antes de la 34ª semana de gestación.

Es difícil de interrumpir un trabajo de parto prematuro. Si se produce un sangrado vaginal o si las membranas se rompen, lo mejor es permitir la continuación del trabajo de parto. Si no se produce sangrado vaginal y si las membranas no se filtran líquido amniótico (el líquido que envuelve al feto en el útero), es aconsejable que la mujer se repose y limite sus actividades lo máximo posible.

Si el cuello del útero se abre (dilatar) más de cinco centímetros, el trabajo de parto suele proseguir hasta el nacimiento del bebé. Si los médicos creen que el parto prematuro es inevitable, la mujer puede tomar un corticosteroide, como la betametasona. El corticoesteroide ayuda a los pulmones y otros órganos del feto a madurar más rápidamente y reduce el riesgo de que, después del nacimiento, el bebé tenga dificultad para respirar (síndrome de dificultad respiratoria neonatal) u otros problemas relacionados con la prematuridad.

Cómo elegir el lugar para tener a mi bebé

El período prenatal de gestación es muy importante tanto para la mujer embarazada, como también para el bebé y todos a su alrededor. Con esa etapa también vienen muchas dudas y unas de las principales es: cuál maternidad elegir.

Preocúpese desde el inicio del embarazo

Para elegir una buena clínica, es necesario empezar el cuanto antes, se posible hacer todo su tratamiento en el mismo local. Eso hace con que el periodo de gestación sea el tiempo necesario para construir confianza y seguridad con el obstetra y el ambiente de la maternidad, dejando la madre mucho más tranquila y preparada.

Indicación y búsqueda sobre el local es clave

Saber cómo fue la experiencia de una amiga o incluso la avaluación de una desconocida, puede ser de gran ayuda en la hora de tomar esta decisión. Busque buenas referencias de la clínica y en las visitas haga todas las preguntas que encuentras necesarias.

Estructura en caso de imprevistos

Este es uno de los elementos más importantes en una maternidad.  Además de ser compuesta por laboratorios, diagnóstico por imágenes (ecografía y tomografía computarizada) y los bancos de sangre, es ideal que la clínica tenga un equipo multidisciplinario a disposición, compuesto por obstetra, especialistas en neonatología y el anestesiólogo. Seguridad 24 horas, atención de emergencia clínica y obstétrica también son imprescindibles.

Control de entrada y de salida

El rigor con la identificación de los visitantes debe extenderse a todos. Es esencial tener guardias de seguridad o cámaras. Actualmente, ya existen sistemas electrónicos que proporcionan la pulsera del bebé con la madre y le permiten saber dónde se encuentra en tiempo real.

Busca clínicas reconocidas

Clínicas reconocidas y especializadas en diversas áreas de la medicina y también en la maternidad, pueden ser las mejores opciones para aquellas madres que no tienen tanto conocimiento en el asunto. Busca en Internet y descubre cuales son las mejores opciones para ti.

Cómo estar preparada para el parto

El embarazo es un período de descubrimientos y de prepararse para un momento muy especial y también delicado: el parto. En ese momento muchas mujeres se ponen nerviosas – y eso también es normal-, pero algunas actitudes pueden dejar todo un poco más tranquilo y bien preparado.

* Búsquedas: Investigue antes las opciones de partos -que actualmente son muchas-, la maternidad y todos lo que es importante para el momento del parto, como técnicas de relajación, ejercicios para la dilatación, entre otros.

* El plan de parto: El plan de parto es un documento en el que la mujer plasma sus preferencias a la hora de dar a luz, desde acompañantes, medicamentos para dolor, entre otros. Es buena idea llevarlo a la maternidad o el enviarlo certificado antes del parto, eso ayuda mucho en la seguridad de la mujer para ese momento.

* Tener todo lo que necesitarás en la maternidad: Para que la madre pueda partir preparada para el parto, se recomienda que esté organizado y guardado en un bolso todo lo que necesita llevar a la maternidad, tanto para las necesidades de ella, como también del recién nacido.

Con estas pequeñas actitudes, la madre puede sentirse segura y reservar más energía para el trabajo de parto.

 

Conoce más sobre los bebés prematuros

Cuando una pareja está esperando un bebé un mundo nuevo de experiencias, dudas y preocupaciones comienza a surgir. Una de las más comunes es en torno del parto y nacimiento de un bebé prematuro.

bebe-prematuro

Como su nombre lo indica, el bebé prematuro nace antes del tiempo recomendado, o sea antes de completar las 40 semanas. Ahora bien,  en un embarazo normal, la fecha para el nacimiento puede variar entre 38-42 semanas.

Mismo que la ansiedad de tener el bebé luego en sus brazos sea grande, nadie quiere que llegue antes del tiempo previsto, ya que este es en realidad el periodo necesario para su pleno desarrollo en el útero. Sin embargo el nacimiento prematuro es más común de lo que piensa.

Los bebés prematuros varían mucho, eso depende del peso y la edad gestacional al nacer. Un niño que vino al mundo a las 28 semanas, por ejemplo, es muy distinto de uno que nació con 36 semanas, aunque ambos son prematuros.

Conoce un poco más sobre la situación de tener un bebé que llega antes de tiempo:

¿Hay algún factor que aumenta el riesgo de prematuridad?

Problemas como la presión arterial alta, el acortamiento cervical y malformación pueden aumentar el riesgo de prematuridad. A veces también es necesario inducir el parto para la salud tanto del hijo, como de la madre.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el parto antes de la hora sucede de manera espontánea. Incluso con un embarazo tranquilo, la bolsa puede se romper antes de la fecha estimada.

¿Qué pasa si el bebé no tiene que permanecer en el hospital durante algún cuidado especial?

Es una señal de que la situación del prematuro no era grave. El cuidado será similar a cualquier otro bebé, aunque siempre hay más atención al peso y las recomendaciones del doctor deben ser aún más seguidas precisamente.

5) ¿Cómo debo recibir el bebé en la casa?

Cuando después de un tiempo en el hospital los doctores liberan al bebé, ya más maduro y listo para una vida normal es importante seguir todas las recomendaciones para ningún retroceso en el estado clínico.

El bebé prematuro necesita ambientes calmados y propicios para descansar, así que el silencio es fundamental. Es normal que el niño que tenga que volver un par de veces al pediatra para controlar el peso y sus avances.

Una de las últimas recomendaciones, pero no menos importante es recibir el bebé en una habitación y casa bien higienizadas, ventiladas y libres de humedad. Sigue eses consejos y lleva la experiencia de un bebé prematuro con tranquilidad y responsabilidad.

¿Cómo cuidarlo?

Un bebé prematuro necesita una mayor atención de sus padres. Es por eso que los primeros días en casa debes tomar en consideración temas de cuidado, con el fin de que crezca sano.

Ellos necesitan adecuado aporte nutricional, que puede complementarse con leche de fórmulas. La temperatura de la pieza debe ser la adecuada, no inferior a los 20 grados. Si tienes problemas de humedad, lo ideal es cambiarlo. Toma en cuenta que luz del sol ayuda a la eliminación de microbios como los ácaros.

Además, restringe las visitas en un comienzo, ya que están más propensos a contagiarse con alguna enfermedad. Así también, sólo si es necesario podrías sacar de paseo a la intemperie el bebé. Lo recomendable es dejar pasar unas semanas. Evita el tabaco, ya que el humo es dañino para su frágil aparato respiratorio.

Pronósticos y riesgos del bebé prematuro

El embarazo a término dura de 37 a 40 semanas. Sin embargo, cerca del 12% de los recién nacidos nacen prematuramente actualmente. Muchos de estos recién nacidos nacen sólo unas semanas antes del tiempo y no presentan problemas relacionados con su prematuridad.

No obstante, cuanto más prematuros los recién nacidos, más susceptibles ellos son a sufrir algunas complicaciones graves e incluso potencialmente fatales. La prematuridad extrema es la causa individual más frecuente de muerte de recién nacidos, y ocurre generalmente cuando los bebés nacen con menos de 25 semanas.

Los prematuros de 29 a 36 semanas, por ejemplo, poseen una alta tasa de supervivencia, que llega entre 90% o más de 95%.

Hasta las 32 semanas, alrededor del 60% al 70% de los bebés nacidos se desarrollan normalmente, sin ningún problema grave. Aún así, alrededor del 10% al 15% están en riesgo de deficiencias graves, como parálisis cerebral, deficiencia intelectual grave, ceguera, sordera, o una combinación de éstos, lo que requerirá atención médica significativa y acompañamiento.

Los nacidos después de ese período tienen el riesgo de deficiencias graves prácticamente igual a los niños nacidos en el período correcto.

Sepa cómo se hace una cesárea

cesareaUna cesárea es un procedimiento médico que consiste en la realización de un corte en el abdomen y el útero a través del cual se extrae al bebé. Esta puede ser realizada por decisión de la madre, debido a complicaciones imprevistas que surjan durante el parto,o  bien se puede programar por estar embarazada con más de un bebé.

La operación paso a paso

Sea como sea el motivo, lo cierto es que todas llegan con dolores a la sala de operaciones, por lo que se inyecta una anestesia y se pasa una gasa o algodón con antiséptico por el vientre, para que luego el doctor realice una pequeña incisión horizontal arriba del pubis (ubicado en el corte del bikini).

Acto seguido corta el tejido subyacente y va capa por capa, al llegar a los músculos abdominales el médico los separa manualmente hasta encontrar el útero, donde hace un corte horizontal en su parte inferior.

Posteriormente el doctor inserta la mano dentro y saca al bebé. Luego corta el cordón umbilical y se le acerca a la madre para que tenga la posibilidad de verlo, pero el tiempo es muy escaso porque rápidamente debe ser entregado a una enfermera para que el equipo médico pueda examinarlo y asegurarse de que está en perfectas condiciones de salud.

En esporádicas situaciones es necesario realizar una incisión vertical, pero esto solo ocurre cuando el bebé es prematuro y la parte inferior del útero todavía no es suficientemente fina como para cortar.

Finalmente el médico saca la placenta y comienza a suturar la zona con puntos que se disolverán en el cuerpo. La última capa puede cerrarse con grapas -que son retirados en los tres días posteriores a la operación- y esta incisión demora 30 minutos, porque cerrar el útero demora más tiempo que abrirlo.

Luego del examen del bebé, la enfermera se lo entrega al padre (o a la persona que te esté acompañando) para que pueda sostenerlo y que juntos puedan ver al recién nacido.

Al terminar la cirugía la mujer es llevada a la sala de recuperación donde es controlada durante algunas horas y luego podrá tener en brazos a su bebé.