Tag Archives: neurocirugía

Cánceres más comunes en Chile

Podemos caracterizar el cáncer como un grupo de enfermedades causadas por la multiplicación descontrolada de células que, por su vez, adquieren la capacidad de invadir otros tejidos vecinos y a distancia.

Ese fenómeno de invasión es llamado de metástasis y actúa como la principal causa de muerte por el cáncer, debido a que destruyen el tejido normal, interfiriendo con el funcionamiento de los órganos.

canc

 

Actualmente, ya existen más de 200 tipos de cáncer, cada uno de los cuales presentan diferentes síntomas y tratamientos como neurocirugía, quimioterapia, entre otros.

El cáncer en Chile

Según datos publicados por el Instituto Nacional del Cáncer, en Chile cerca de 21% de las muertes tienen como causa confirmada el cáncer. Eso convierte la enfermedad en la segunda causa de fallecimientos del país, afectando principalmente a adultos hombres y mujeres.

Además, investigaciones muestran que Chile tiene las más altas tasas de mortalidad por cáncer de vesícula a nivel mundial y de cáncer de estómago en América.

El cáncer de estómago, causa cerca de 25,4 fallecimientos por cada 100 mil habitantes chilenos.  Las cifras de fallecimientos por cáncer de vesícula son aun más alarmantes. El país está en el tope del ranking mundial, presentando una tasa de 14,73 por cada 100 mil habitantes, superado sólo por Japón, con 16,2.

Estadísticas Vitales (INE), apunta que los cánceres comunes que más aumentaron su mortalidad en los últimos 15 años fueron el de colon, pulmón y páncreas. En contra punto, los que más bajaron fueron el de vesícula, estómago y cervicouterino. Según expertos, ello muestra que Chile se acerca a la epidemiología de países desarrollados con más muertes asociadas al estilo de vida.

Expertos explican que eso puede ocurrir por una combinación de factores genéticos, ambientales y por el estilo de vida. En ese momento, Chile se acerca a la epidemiología de países desarrollados con más muertes asociadas al estilo de vida.

El cáncer es una enfermedad que provoca un deterioro del estado de salud importante, generando un gran impacto en la persona que lo padece y en la familia. Sin embargo, el estilo de vida saludable puede ayudar a prevenir la enfermedad y su diagnostico temprano puede indicar el mejor tratamiento para llevar a la cura (neurocirurgía, quimioterapia, entre otros).

Historia de la enfermedad en la familia

El que tiene un pariente que, en algún momento de la vida, ha desarrollado algún tipo de cáncer, debe estar atento a los signos de la enfermedad y hacer exámenes preventivos periódicos para detectar cualquier anomalía al principio, cuando las posibilidades de curación son mayores.

En los casos de cáncer de mama, en que se confirma la mutación genética, el medio más efectivo de prevención, indicado a las personas diagnosticadas con la variante hereditaria, es la retirada de la mama.

Se reduce en un 90% el riesgo de que la persona tenga cáncer de mama. En la cirugía de mastectomía lateral y subcutánea, se mantienen la areola, la piel y el pezón, removiendo sólo la glándula.

Otra medida preventiva, si la paciente opta por no hacer la cirugía – o porque no siempre es posible identificar el gen mutado -, es hacer un control riguroso de detección, lo que incluye mamografías anuales, ultrasonido y resonancia magnética. Por ejemplo, si la madre de la paciente tuvo cáncer de mama a los 35 años, por defecto debe comenzar el rastreo 10 años antes, a los 25 años.

La importancia neurocirugía para pacientes con cáncer

La neurocirugía es una especialidad que tiene la función para el tratamiento de enfermedades del sistema nervioso, que es formado por el cerebro, tronco cerebral, la médula espinal y los nervios.

Los tumores cerebrales malignos pueden ser primarios (cuando la enfermedad comienza en el proprio cerebro), o secundario (cuando el paciente tiene una enfermedad maligna que se propaga al cerebro). Las personas que han tenido cáncer, especialmente de mama, de pulmón o el melanoma, deben estar atentos a los síntomas que pueden indicar un tumor cerebral secundario. Son ellos:

  • Dolores de cabeza que suelen ser peores por la mañana y producirse durante el día (con interrupciones o frecuentemente)
  • Ataques de convulsión
  • Náuseas o vómitos
  • Debilidad, pérdida de sensibilidad o sensación anormal en los brazos o las piernas
  • Tropiezos, caídas o falta de coordinación al caminar
  • Movimientos oculares anormales y cambios permanentes en la visión
  • Somnolencia
  • Cambios repentinos en la personalidad y también en la memoria
  • Cambios anormales en el habla

Gliomas: tumores malignos cerebrales

Cuando un tumor maligno es diagnosticado en el cerebro, el más común que haya llegado al órgano después de haber surgido en otros tejidos, en un esparcimiento llamado metástasis.

Sin embargo, también existen los gliomas, un tumor desarrollado a partir de las células gliales que son las responsables de dar soporte y nutrir nuestras neuronas.

El lugar del cerebro donde se desarrolla el tumor maligno de las células gliales es determinante cuando hablamos de secuelas.

El lado izquierdo del órgano, por ejemplo, es el más delicado, pues es en esa parte donde la mayoría de las personas concentra funciones ligadas al lenguaje y memoria. El lado derecho se considera menos peligroso porque está más ligado a las emociones.

Entre los cuatro principales tipos de gliomas que se pueden encontrar, el glioblastoma es la forma más común y también la más agresiva del cáncer. Cuando un tumor maligno de estos se encuentra en el sistema nervioso, el más frecuente es el tratamiento con quimioterapia y radioterapia, además de la realización de cirugía.

Neurocirugía que salva vidas

Después de los diagnósticos por especialistas y los tratamientos en clínicas responsables, el doctor decidirá si es necesario o no la realización de una cirugía del cáncer cerebral.

Durante la cirugía, una preocupación importante es eliminar la mayor cantidad de tumor de forma segura para evitar posibles secuelas. Algunos sitios del cerebro son más seguros para ser operados que otros,  por eso el suceso dependerá en gran medida de la localización del tumor y el volumen. Cuanto más temprano ocurrir el diagnóstico del cáncer y el inicio de tratamiento, mayores son las probabilidades de cura del paciente.