Tag Archives: infertilidad

Conozca 2 tratamientos para embarazarse

tratamiento_embarazoBuscar ayuda especializada es el primer paso para enfrentar el problema de la infertilidad. Actualmente, la medicina ofrece varias respuestas y ayuda a innumerables parejas a realizar el sueño de tener un hijo.

Si después de un año de relaciones sexuales sin protección no puedes quedar embarazada, debes buscar ayuda especializada. En la consulta, el médico evaluará los diversos parámetros, tanto femeninos como masculinos, que pueden dictar la infertilidad: genética, hormonas, ovulación, esperma, hábitos de vida, entre otros factores.

Fertilización in vitro

A menudo designada por las iniciales FIV, este enfoque consiste en la fecundación del óvulo en laboratorio y se utiliza cuando la fecundación no se da, incluso después de varios ciclos de estimulación ovárica o inseminación intrauterina. Esta incapacidad puede deberse a la disfunción ovulatoria, obstrucción de las trompas o déficit en las células reproductoras (gametos).

Después de la monitorización de la ovulación y de la estimulación hormonal de los ovarios, se procede a la recolección de los ovocitos por vía transvaginal, una punción realizada con control ecográfico y anestesia.

El hombre, por su parte, hace la cosecha de semen. Este será preparado para fertilizar los óvulos de la mujer en laboratorio, permaneciendo en una incubadora.

Entre 2 y 6 días más tarde, se realiza la transferencia de 1 ó 2 embriones en consultorio a través de un catéter (no requiere anestesia).

A lo largo de todo el proceso la mujer deberá tomar alguna medicación para preparar el organismo para la fecundación. La implantación del embrión sólo ocurre cerca de 8 días después, es un proceso natural, y el embarazo es confirmado entre 12 y 14 días después por análisis a la sangre.

Si no se concreta se puede realizar un nuevo ciclo de tratamiento, recurriendo a los embriones de la pareja no utilizados y que fueron preservados.

Inseminación intrauterina

Ante la sospechosa de disfunción hormonal puede realizarse una estimulación ovárica, tratamiento que permite inducir la ovulación mediante la administración de hormonas como la hCG por inyección subcutánea. Se recomienda tener relaciones sexuales en los 3 días siguientes al tratamiento para aumentar hipótesis de fecundación.

Cuando los parámetros analizados se presentan normales (esperma, trompas, hormonas) pero, aún así, el embarazo no ocurre se procede a la estimulación hormonal con inseminación intrauterina.

En primer lugar se realiza la monitorización y estimulación ovárica, mediante ecografía e inyección hormonal, respectivamente. Se sigue la recogida del esperma que está preparado para simular el proceso en el interior de la vagina y, por último, introducido directamente en el útero por medio de un catéter.

Este tratamiento está indicado para las parejas en que la edad de la mujer es inferior a 37 años, a partir del cual deberá recurrirse a otras terapias debido a la probabilidad reducida de embarazo espontáneo.

Fertilidad: tratamientos que traen nueva vida

Actualmente la medicina puede ser una solución para casi todo en nuestras vidas, hasta mismo cuando el asunto es la fertilidad y la dificultad para tener hijos. Las parejas deben procurar esta ayuda cuando la mujer no puede quedar embarazada, mismo después de un año de relaciones sexuales sin protección en las fechas fértiles.calculadora_fertilidade

En ese caso, es recomendable que ellos busquen la ayuda en clínicas especializadas. En las consultas, generalmente los especialistas evalúan los diferentes parámetros, tanto en hombres como mujeres, que pueden afectar la fertilidad, como la genética, las hormonas, la ovulación, el esperma, estilo de vida y otros factores.

LOS TRATAMIENTOS MÁS CONOCIDOS

1- Inseminación intrauterina

En vista de disfunciones hormonales,  se puede llevar a cabo un tratamiento de estimulación ovárica que permite la inducción de la ovulación mediante la administración de hormonas por inyección subcutánea. Se recomienda tener relaciones sexuales durante los 3 días siguientes al tratamiento para aumentar las posibilidades de fertilización.

Cuando aparecen los parámetros analizados (tubos de esperma, hormonas) normales, pero aun así, el embarazo no ocurre, las parejas pueden intentar la inseminación intrauterina. En primer lugar se hace el seguimiento y la estimulación ovárica, a través de ultrasonido y la inyección de hormonas.

Respectivamente el esperma es colectado e inserido adentro del útero a través de un catéter. Este tratamiento es indicado para parejas con menos de 3 años de infertilidad y en que las mujeres no ultrapasan los 37 años de edad. Las mujeres mayores de 37 años pueden recurrir a otras terapias, dada la baja probabilidad de embarazo espontáneo.

2- Fertilización In Vitro

Este procedimiento es la fertilización del óvulo en laboratorio y se usa cuando la fecundación no se produce aunque después de varios ciclos de estimulación ovárica o de la inseminación intrauterina.

Después de monitorear la ovulación y la estimulación hormonal de los ovarios, se hace la recogida de los ovocitos por una punción, realizada bajo control ecográfico y la anestesia. El hombre, a su vez, hace que la recogida de esperma.

Los óvulos de la mujer son fertilizados en el laboratorio y permanecen en una incubadora. Entre 2 y 6 días más tarde, se hace la transferencia para el cuerpo a través de un catéter (no requiere anestesia).

Durante todo el proceso, es necesario que las mujeres tomen medicamentos para preparar el cuerpo para la fertilización. La implantación del embrión se produce cerca de 8 días más tarde, un proceso natural. El embarazo puede ser confirmado entre 12 y 14 días más tarde por un análisis de sangre.

3- Embrión u óvulo donante

Hay una alternativa muy efectiva para quienes no pueden concebir utilizando sus propios óvulos. Consiste en realizar un tratamiento FIV combinando un óvulo que haya sido donado por otra mujer con el esperma del hombre que desea ser padre, para que posteriormente se implante el embrión resultante en el útero.

4- Maternidad sustituta

Otra forma de poder concebir a tus hijos es que otra mujer lleve el embarazo de un embrión tuyo, o de un donante; para que luego de 9 meses te entregue al recién nacido.

TRES TRUCOS NATURALES PARA QUEDAR EMBARAZADA

Si por tu cabeza ya está instalada la idea de que llegó el momento para ser madre, es importante conocer que hay una serie de consejos y trucos naturales para facilitar el embarazo. El más común está ligado a tener relaciones sexuales en los días fértiles.

Sin embargo, hay temas en la alimentación y el cuidado personal que ayudarán. El primero de ello es el chequeo previo para evitar algún inconveniente. Luego, integrar mayor cantidad de ácido fólico en la dieta diaria, pasando de 1 mg unas semanas antes hasta los 5mg que el médico te recomienda una vez embarazada.

A su vez, reduce la ingesta de café, ya que está comprobado que la cafeína interrumpe el proceso. Come semillas de linaza, diente de león y consume infusiones de té de caléndula y ortiga, para limpiar el aparato reproductivo femenino y aumentar las posibilidades.