Tag Archives: imagenología

Cómo hacer deporte de forma saludable

Cuando el asunto son los deportes hay muchas cosas que debes considerar para aprovechar al máximo y hacer que sea sólo beneficioso para su salud. Si se hace correctamente, puedes mejorar su imagen corporal, aliviar el estrés, superar la depresión entre muchas otras ventajas.

Entonces, si eres un principiante en los deportes y quiere empezar a practicar con alguna frecuencia, siga esos consejos a continuación:

vo

Comience despacio

En los primeros días puedes quedar con el cuerpo dolorido, eso es normal, ya que usted no está acostumbrado a hacer esa actividad. Con el tiempo pasa. Comience media hora al día, por lo menos tres veces por semana, y vaya aumentando la intensidad con el paso del tiempo.

Busque un médico

Hacer una evaluación médica es indispensable para practicar cualquier actividad física con seguridad y conocer sus límites. Una evaluación física también debe ser considerada, pues será una manera de saber su fuerza y ​​resistencia.

Respete su límite

Es necesario un tiempo para que usted pueda tener un buen acondicionamiento físico. La fuerza excesiva en los primeros entrenamientos puede causar lesiones musculares y en las articulaciones, y hacer que usted tenga que abandonar el entrenamiento por algún período hasta recuperarse.

Tenga paciencia

No espere resultados rápidos, sea su meta adelgazar o aumentar la masa muscular. Esto puede tardar un poco, por lo que hay que ser persistente y prestar atención a los pequeños cambios que la actividad física puede proporcionar como el aumento de la energía, mejora de la postura y el sueño.

Si quieres alcanzar sus metas de manera más rápida, puedes contar con especialistas del área, que te ayudaran con dietas, imagenología, plan de ejercicios, entre otros.

Buena nutrición

Comience con un desayuno muy nutritivo y completo que combine cereales, pan, lácteos, jugos y frutas. Usted debe consumir buenas comidas, lo ideal es comer cinco veces al día: desayuno, almuerzo, cena y aperitivos a mitad de la mañana y en la medianoche.

Si vas a practicar la actividad física por la mañana, lo mejor es tomar un desayuno rápido, al menos una hora antes, y comer hasta una hora después del final del juego. Si usted hace después del almuerzo o la cena, a la espera debe ser mayor, entre 2-3 horas. Es importante decir que nunca debes hacer ejercicios o practicar cualquier deporte en ayunas.

Hidratación

Antes de la actividad es muy importante beber al menos un litro de líquidos, más o menos dos horas antes. Continúe bebiendo agua durante el entrenamiento y también después del término de la práctica deportiva. La hidratación debe ser aún mayor si el clima está muy caliente.

IMPORTANTE: En caso de cualquier lesión el ideal es procurar un doctor el cuanto antes para evitar mayores complicaciones. Un examen de imagenología, tratamiento y cualquier otro actitud debe ser siempre realizada por un profesional.

Cómo empezar a hacer un deporte

Mantener en la activa es algo esencial en la vida de todas las personas. Lo ideal es educar a los niños ya acostumbrados a practicar deporte desde temprano, como algo natural e indispensable.

No importa la edad, el hecho es que todos necesitamos practicar actividad física: los beneficios que van mucho más allá de adelgazar, e incluyen la prevención de enfermedades, mejora de la aptitud y condicionamiento físico, y mayor calidad de vida.

Para empezar, además de cuidar de los aspectos citados arriba, hay que enfocar en algunos puntos:

- Elige deportes que te traen placer.

- Prefiera las actividades costosas de encajar en su rutina.

- Recuerda que si tu cuerpo se ejercita, él también merece descanso.

- Cualquier actividad física debe ser guiada por un profesional. Si usted opta por hacer todo por contra sí es necesario tener cuidado e investigar mucho sobre el tema.

- Si usted va a realizar el deporte solo y es un aficionado, prefiera siempre situaciones que no pongan su salud o vida en riesgo.

Por qué son necesarias las ecografías?

La ecografía, también llamada ecotomografía o ultrasonido, es un método no invasivo que sirve para diagnosticar o monitorear pacientes a partir de imágenes.

Para captar estas imágenes se utilizan ultrasonidos (ondas sonoras de alta frecuencia), produciendo imágenes del interior del cuerpo. Se aplica en el estudio de órganos y tejidos, en particular tejidos blandos del cuello, tiroides, mama, corazón, arterias y venas, órganos sólidos del abdomen, órganos pélvicos y articulaciones.

Ecografía: efectividad, precisión y seguridad 

eco

La ecografía es una técnica de imagen sin riesgo, cómoda y muy segura. Gracias a la ecografía, los futuros padres ven por primera vez a su bebé aún durante el embarazo y pueden acompañar su crecimiento, movimientos y estado de salud.

Al ser un examen en tiempo real, permite acompañar técnicas de intervención, como las biopsias. La ecografía con Doppler, denominada Ecodoppler, permite visualizar por ejemplo el estrechamiento de las arterias.

¿Qué limitaciones tiene este examen?

La ecografía permite estudiar y evaluar una gran parte de los órganos del cuerpo excepto aquellos que se sitúan detrás de los huesos o de estructuras con aire, como el intestino o el pulmón, ya que los ultrasonidos no los atraviesan.

¿Cómo se realiza el examen?

En la mayoría de los exámenes, la ecografía se realiza con la persona acostada o, en algunos, casos sentada. El médico utiliza un gel sobre la piel en la región a estudiar y, a través de una sonda, obtiene imágenes en tiempo real, algunas de las cuales se adjuntan al informe del examen (las más esclarecedoras).

En la ecografía de diagnóstico no se utilizan agujas, ni se inyecta ningún producto, por eso es denominado no invasivo, indolor y de poca complejidad, por lo tanto no necesita grandes preparaciones pré examen,

Las ecografías fueron un gran paso para la medicina y, sin dudas, son unos de los examenes actuales más efectivos en términos de diagnostico.

Conozca la importancia de la ecografía en el embarazo

Una de las exámenes más esperadas por las mamás, la ecografía es la oportunidad de ver a su bebé, aunque en una pequeña pantalla, la imagen borrosa y negra y blanca garantiza un momento de mucha emoción, pues esta es la garantía de que está bien!

La Organización Mundial de la Salud recomienda que se hagan tres ultrasonografías durante toda la gestación, siempre que esté bien y sin mayores problemas, no hay necesidad de otras. Sólo en gestaciones múltiples o con alguna intercurrencia, su médico deberá evaluar la periodicidad necesaria. ¡Vamos a conocer cada una!

El cuarto y último examen de ecografía se realiza para analizar el flujo sanguíneo del cordón umbilical, del corazón y de la arteria cerebral media, localizada en la cabeza del bebé.

En este examen también se analiza la posición fetal, la longitud del fémur, el perímetro cefálico y abdominal (tamaño de la cabeza y del abdomen), peso y nivel del líquido amniótico.

Imagenología y salud de los deportistas

Los rayos X fueron descubiertos en 1895 y pronto su uso en la medicina se ha extendido por todo el mundo. Primero, hablábamos solo de Radiología, pero con el tiempo más técnicas fueron desarrolladas como la ecografía, tomografía computarizada y la resonancia magnética. De esa forma, los exámenes se convirtieron en una especialidad médica que puede ser conocida como imagenología.

Muchas otras especialidades médicas se beneficiaron de la imagenología, pero sin duda la Ortopedia y Traumatología fueron las principales. No por coincidencia que la primera imagen radiográfica fue ortopédica: la mano de la mujer, por rayo X, hecha por Wilhelm C. Roentgen.

La imagenología es utilizada en ortopedia para el diagnóstico de diversas lesiones del sistema músculo-esquelético. Hoy tenemos la radiografía digital, que permite que las imágenes sean transmitidas por vía electrónica e impresa de una manera mejorada en comparación con las radiografías convencionales.

Imagenología y  deporte

Los exámenes de imagenología están siendo ampliamente utilizados, sobre todo en la medicina deportiva. Por lo general, son las primeras pruebas ordenadas bajo la sospecha de cualquier síntoma desagradable o lesión en un atleta.

Por supuesto que todos los métodos de diagnóstico por imágenes tienen sus limitaciones de diagnóstico, aún así son excelentes en investigación de lesiones óseas, ya sea traumática (fracturas) o degenerativa (osteoartritis), inflamatoria o reumática, tumores, infecciones, entre otros.

Radiografía: como prepararse para una de las prácticas más comunes en imagenología

1. Radiografía de la columna lumbosacra, cadera y abdomen

-          En el día anterior al examen (17 horas antes) tomar 2 pastillas para limpiar el colon.

-          En el día de la prueba no comer frutas, verduras y carnes rojas.

-          Llevar los exámenes anteriores

2. La resonancia magnética craneal, del tórax y cuello

Preparación: 4 horas de ayuno

3. Resonancia magnética del abdomen

Preparación: 6 horas de ayuno

RM del plexo braquial

4. Columna vertebral

Preparación: 4 horas de ayuno

Información importante:

Si eres deportista o realizas actividades físicas con frecuencia debes estar atento a tu cuerpo. Al presentar cualquier síntoma desagradable o supuesta lesión, acuda a un centro clínico especializado en imagenología y empiece un tratamiento adecuado cuanto antes.

Problemas de salud más frecuentes en deportistas

Todos sabemos que hacer deporte es muy favorable para nuestra salud, está bien, pero los problemas comienzan cuando no se realizan con el cuidado responsable y correspondiente a cada deporte.
El realizar deportes de alto rendimiento, si no realizas un chequeo médico previo y no tomas las precauciones necesarias, puede traer problemas hasta fatales. Cuando los deportes son realizados sin una dieta acorde, es frecuente que se sufra de problemas musculares y esqueléticos, como desgarros, esguinces y fracturas.
Además de una buena dieta, tienes que integrar el calentamiento previo y la elongación constante de tus músculos, para así evitar muchos de estos problemas musculares.
También existen las enfermedades del sistema cardiovascular y respiratorio que aquejan comúnmente a los deportistas, y las que exigen un chequeo médico constante. Entre ellas se encuentran la miocardiopatía hipertrófica, la displacia arritmogenética, el miocarditis, el síndrome de brugada, entre otras.