Tag Archives: hipertiroidismo

5 enfermedades más comunes de la tiroide

El mal funcionamiento de la tiroide puede ocurrir debido a diversas enfermedades, y sólo la evaluación del médico podrá diferenciarlas y confirmarlas, sin embargo, existen algunos problemas que son muy comunes y pueden afectar personas en las más diversas edades.

¿Qué es la tiroides?

Cuando uno se pregunta qué es la tiroides, debe tener en mente que esa glándula en forma de mariposa es muy importante para el funcionamiento del cuerpo.

El papel de la tiroides es producir hormonas T3 e T4, que ayudan a regular el metabolismo y el equilibrio del organismo. Ella se relaciona con el funcionamiento del corazón, cerebro, hígado y riñones.

Además, la tiroides también influye en el crecimiento, el ciclo menstrual, la fertilidad, el peso y el estado emocional.

En el caso de las enfermedades más frecuentes:

fotonoticia_20151030081234_1280

1. Hipertiroidismo o Hipotiroidismo

El hipo y el hipertiroidismo son enfermedades provocadas por alteraciones en los niveles de hormonas secretadas por la tiroides, y pueden tener causas congénitas, autoinmunes, inflamatorias o secundarias a otras enfermedades o efectos colaterales de tratamientos, por ejemplo.

En general, en el hipertiroidismo hay un aumento de la producción de hormonas T3 y T4 y disminución de TSH, mientras que en el hipotiroidismo hay una disminución del T3 y T4 con elevación del TSH, sin embargo, pueden haber variaciones a depender de la causa.

2. Tireoiditis – Inflamación de la tiroides

La Tireoiditis es la inflamación de la tiroides, que puede ocurrir por diversas causas que incluyen infecciones virales, como adenovirus y el sarampión, o intoxicaciones por ciertos medicamentos.

La tiroiditis puede manifestarse de forma aguda, subaguda o crónica, y los síntomas varían desde cuadros asintomáticos, hasta más intensos que provocan dolor en la tiroides, dificultad para tragar, fiebre o escalofríos.

3. Tireoiditis de Hashimoto

La tiroiditis de Hashimoto es una forma de tiroiditis autoinmune crónica, que causa inflamación, lesión en las células y, a continuación, perjuicios a la función de la tiroides, que no puede secretar hormonas suficientes a la circulación sanguínea.

En esta enfermedad la tiroides suele aumentar de tamaño, provocando el bocio, y pueden estar presentes los síntomas de hipotiroidismo o alternar entre períodos de hiper e hipoteoidismo.

4. Tireoiditis postparto

La tiroiditis postparto es una de las formas de tiroiditis autoinmune, que afectan a las mujeres hasta 12 meses después del nacimiento del bebé, siendo más común en las portadoras de diabetes tipo 1 u otras enfermedades autoinmunes.

5. Bocio

El bocio es el aumento del tamaño de la tiroides. Puede tener varias causas, que incluyen la falta de yodo, inflamación de la tiroides por enfermedades autoinmunes o por la formación de nódulos en la tiroides, y puede provocar síntomas como sensación de aprieto en la garganta, dificultad para tragar, ronquera, tos y, en los casos más graves, hasta dificultad para respirar.

El tratamiento de esa enfermedad en la tireoide es variable de acuerdo con la causa, y puede consistir en el uso de yodo, remedios o, en casos de nódulos y quistes, realización de cirugía de la tiroides.

Tiroides: la responsable por nuestro metabolismo

 La tiroides es la glándula encargada de producir las hormonas T3 y T4 (tiroxina) que regulan importantes funciones de órganos como el corazón, el cerebro, el hígado y los riñones. Por lo tanto, su cuidado es esencial para la salud, una vez que su estado de funcionamiento influye directamente en el equilibrio y la armonía del cuerpo.

Los tipos más comunes de trastornos  relacionados a la tiroides son el hipertiroidismo, que ocurre cuando la glándula libera hormonas T3 y T4 en exceso. El segundo más común es  el hipotiroidismo, cuando la glándula produce  cantidades insuficientes de las hormonas.

Tipos de enfermedades a la glándula tiroides

La glándula tiroides se encarga de producir hormonas, controlando el ritmo de las actividades en el cuerpo. Su correcto funcionamiento está asociado al metabolismo y cuán rápido late el corazón. Está ubicada en el cuello y tiene aspecto de mariposa.

Los principales problemas que se pueden evidenciar son bocio, que se refiere a un agrandamiento de la glándula tiroides. A su vez, el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, que se asocian a cuando se produce más hormonas de las que el cuerpo necesita, o en su defecto, no se logra generar lo suficiente.

En tanto, uno de las complicaciones mayores es el cáncer de tiroides, relacionado a un aumento desproporcionado de las células en el cuerpo. Así también, nódulos y tiroiditis, que se refiere a bultos o tumores en la glándula, así como una hinchazón molesta en la zona del cuello donde se ubica.

Síntomas

Algunos cambios en el cuerpo pueden indicar el mal funcionamiento o anormalidades en la tiroides, el aumento  o pérdida de peso sin razones específicas es uno de los principales. Eso ocurre porque la tiroides es responsable por nuestro metabolismo y está presente en casi todos los órganos, incluyendo la temperatura corporal y el gasto energético.

Cuando la tiroides es afectada también puede causar síntomas de la depresión. En esos casos es siempre importante que los pacientes con depresión hagan regularmente la evaluación de la función tiroidea. Además de esos síntomas, anormalidades en la tiroides también pueden estar relacionadas a la pérdida de memoria, menstruación anormal, cambios en el sueño, sequedad de la piel, hinchazón, dificultad para concentrarse y cambios de humor.

Diagnóstico

Las disfunciones en la tiroides puede ocurrir en cualquier etapa de la vida, por eso, el cuidado y acompañamiento de la glándula debe ocurrir desde siempre. Problemas en la tiroides no son difíciles de diagnosticar y su tratamiento cuando realizado correctamente puede salvar la vida de una persona.

Para eso, se realiza la análisis de sangre para TSH, una hormona que estimula la tiroides, la prueba es sencilla y fiable, de esa forma fácilmente detecta los cambios en las funciones de la glándula.

De acuerdo con el nivel de TSH es posible identificar si el paciente tiene hipotiroidismo, hipertiroidismo y hasta la sospecha de algún tipo de tumor. Por eso, realiza el chequeo regularmente y garantiza su salud. Cuidar de la tiroides es promover la longevidad.

Descubre los síntomas del hipertiroidismo

fde8f_hipertiroidismo1_thumb

El hipertiroidismo es una enfermedad en la que la glándula tiroide produce un exceso de hormonas tiroideas y que afecta de forma directa a nuestro organismo, de hecho quienes sufren esta afección ven incrementados la excitación de todos sus órganos.

El problema es que por lo general las alteraciones van sucediendo de a poco, por lo que se asocia muchas veces al estrés, sin embargo en otras ocasiones vienen sin aviso y en su máxima expresión, por lo que es necesario que estés atento ante cualquier síntoma, y de detectar algo inusual acudir inmediatamente al doctor para que señale un diagnóstico y tratamiento.

Ahora, si te interesa saber cuáles son los síntomas del hipertiroidismo, pon atención pues a continuación te brindaremos una lista:

  • Pérdida de peso: Como señalamos nuestro organismo experimentará alteraciones, por lo que será común que bajes de peso aunque no vayas al gimnasio, ya que el cuerpo consumirá más energía y por ello también tendrás más hambre, pero aún comiendo en reiteradas veces tu cuerpo seguirá disminuyendo su peso.

  • Hiperactividad: Quienes padecen esta enfermedad querrán hacer un montón de cosas. También es posible que experimente episodios de insomnio, pero aún así seguirá con una energía envidiable.

  • Falta de concentración: Es habitual que se desconcentre con cualquier estímulo externo, desde un sonido hasta un cambio de luz.

  • Temblores: Hay que saber que el cuerpo aún estando en reposo estará sobre-estimulado, por lo que puede experimentar leves temblores en las manos cuando el brazo se encuentra estirado.

  • Ojos saltones: Esto ocurre porque los músculos y la grasa que se encuentra detrás de los ojos se inflama lo que finalmente hace que el ojo sobresalga. Por otro lado, también puede ocurrir que los músculos estén muy estimulados por lo que parezca que los ojos siempre están muy abiertos.

  • Aumento del sudor: Es común que la piel siempre esté húmeda y caliente. Por otra parte, quienes padecen hipertiroidismo no toleran mucho las altas temperaturas, por lo que debes tener ojo cuando encuentras que todos los ambientes están calientes, ya que en muchas ocasiones la temperatura es normal.