Tag Archives: exámenes

Por qué son necesarias las ecografías?

La ecografía, también llamada ecotomografía o ultrasonido, es un método no invasivo que sirve para diagnosticar o monitorear pacientes a partir de imágenes.

Para captar estas imágenes se utilizan ultrasonidos (ondas sonoras de alta frecuencia), produciendo imágenes del interior del cuerpo. Se aplica en el estudio de órganos y tejidos, en particular tejidos blandos del cuello, tiroides, mama, corazón, arterias y venas, órganos sólidos del abdomen, órganos pélvicos y articulaciones.

Ecografía: efectividad, precisión y seguridad 

eco

La ecografía es una técnica de imagen sin riesgo, cómoda y muy segura. Gracias a la ecografía, los futuros padres ven por primera vez a su bebé aún durante el embarazo y pueden acompañar su crecimiento, movimientos y estado de salud.

Al ser un examen en tiempo real, permite acompañar técnicas de intervención, como las biopsias. La ecografía con Doppler, denominada Ecodoppler, permite visualizar por ejemplo el estrechamiento de las arterias.

¿Qué limitaciones tiene este examen?

La ecografía permite estudiar y evaluar una gran parte de los órganos del cuerpo excepto aquellos que se sitúan detrás de los huesos o de estructuras con aire, como el intestino o el pulmón, ya que los ultrasonidos no los atraviesan.

¿Cómo se realiza el examen?

En la mayoría de los exámenes, la ecografía se realiza con la persona acostada o, en algunos, casos sentada. El médico utiliza un gel sobre la piel en la región a estudiar y, a través de una sonda, obtiene imágenes en tiempo real, algunas de las cuales se adjuntan al informe del examen (las más esclarecedoras).

En la ecografía de diagnóstico no se utilizan agujas, ni se inyecta ningún producto, por eso es denominado no invasivo, indolor y de poca complejidad, por lo tanto no necesita grandes preparaciones pré examen,

Las ecografías fueron un gran paso para la medicina y, sin dudas, son unos de los examenes actuales más efectivos en términos de diagnostico.

Conozca la importancia de la ecografía en el embarazo

Una de las exámenes más esperadas por las mamás, la ecografía es la oportunidad de ver a su bebé, aunque en una pequeña pantalla, la imagen borrosa y negra y blanca garantiza un momento de mucha emoción, pues esta es la garantía de que está bien!

La Organización Mundial de la Salud recomienda que se hagan tres ultrasonografías durante toda la gestación, siempre que esté bien y sin mayores problemas, no hay necesidad de otras. Sólo en gestaciones múltiples o con alguna intercurrencia, su médico deberá evaluar la periodicidad necesaria. ¡Vamos a conocer cada una!

El cuarto y último examen de ecografía se realiza para analizar el flujo sanguíneo del cordón umbilical, del corazón y de la arteria cerebral media, localizada en la cabeza del bebé.

En este examen también se analiza la posición fetal, la longitud del fémur, el perímetro cefálico y abdominal (tamaño de la cabeza y del abdomen), peso y nivel del líquido amniótico.

Importancia del examen genético para quien tiene cáncer en la familia

angelinaLa actriz estadounidense Angelina Jolie declaró haber hecho una mastectomía (cirugía para retirar los dos senos) como forma de prevenir el desarrollo de cáncer de mama. La actriz optó por la medida tras realizar un examen de secuenciamiento genético, que detectó una mutación en el gen BRCA1.

De acuerdo con los genetistas y los médicos oncólogos, la presencia de esta mutación, que es hereditaria, aumenta en un 87% el riesgo de que una mujer desarrolle cáncer de mama y en un 50% el riesgo de tener cáncer de ovario. En el caso de Angelina, su madre había muerto de cáncer en 2007.

Según los expertos, el análisis genético de un paciente puede ayudar a prevenir el desarrollo del cáncer, pero sólo se recomienda para las personas encuadradas en el grupo de riesgo, es decir, con antecedentes de incidencia de cáncer precoz en la familia, cuando la enfermedad surge antes de los 40 años.

El cáncer de mama es el carcinoma más común en las mujeres. Se consideran factores de riesgo, tanto para hombres como para mujeres, antecedentes familiares, obesidad, sedentarismo y antecedente de patologías de la mama.

Prevención

La prevención del cáncer de mama no es totalmente posible en función de la multiplicidad de factores relacionados al surgimiento de la enfermedad y al hecho de que varios de ellos no son modificables.

En general, la prevención se basa en el control de los factores de riesgo y en el estímulo a los factores protectores, específicamente aquellos considerados modificables.

Se estima que por medio de la alimentación, nutrición y actividad física es posible reducir en un 28% el riesgo de que la mujer desarrolle cáncer de mama. Controlar el peso corporal y evitar la obesidad, a través de la alimentación sana y la práctica regular de ejercicios físicos, y evitar el consumo de bebidas alcohólicas son recomendaciones básicas para prevenir el cáncer de mama. La lactancia materna también se considera un factor protector.

Cáncer de colon y sus formas de prevención

cancer_colonEl mal del cáncer puede afectar a muchas partes del organismo, pero una de las más comunes es el colon o colorrectal que comienza en el intestino grueso. Asimismo otros tipos de cáncer también pueden afectar al colon, como los tumores carcinoides, el melanoma y el linfoma.

Por lo general casi todos los cánceres de colon comienzan como pólipos benignos no cancerosos, y con el paso del tiempo se van convirtiendo en cáncer.
Es por ello que para poder realizar una detección temprana de esta enfermedad, los hombres y mujeres que superan los 50 años de edad, deben someterse a exámenes de detección sistemática de este tipo de cáncer, por medio de una colonoscopía. No obstante si se encuentra en alto riesgo podría necesitar realizarlos antes, como por ejemplo: si tiene familiares que han padecido cáncer de colon o de mama, si tiene pólipos colorrectales, si consume muchas carnes rojas, o bien si tiene una enfermedad inflamatoria intestinal como la colitis ulcerativa o la enfermedad de Crohn.

Cómo prevenirlo

Al realizar exámenes preventivos de cáncer de colon, es posible encontrar pólipos y extirparlos antes de que se vuelvan cancerosos.

Y ahora usted se estará preguntando ¿cómo puedo prevenir este tipo de cáncer?  pues bien, siga leyendo que a continuación se lo contaremos.

Si comienza a realizar cambios en su estilo de vida como hacer más ejercicios y llevar una dieta sana rica en fibras y con un bajo contenido en grasas, es posible disminuir su riesgo.

Existen algunos estudios que aseguran que la aspirina y el ibuprofeno ayudan a reducir el riesgo de la generación de este cáncer, no obstante el exceso de estos medicamentos puede traer problemas cardiacos e incrementar el riesgo de sangrado. Es por esta razón por la que si desea tomar algo para ello, antes debe consultar con su médico especialista en oncología.

Cómo se trata el cáncer de colon

El cáncer colorrectal ocurre cuando existe un crecimiento descontrolado de las células, rompiendo tejidos y expandiéndose por toda la parte del intestino grueso. En una etapa de gravedad, penetra el torrente sanguíneo o linfático, afectando a otros órganos en el cuerpo.

Se divide en tipos, siendo el más frecuente los adenocarcinoma, tumores carcinoides y estromales gastrointestinales. Además, los linfomas y sarcomas, que son cáncer que afectan células del sistema inmunitario que pueden originarse en las paredes del colon y el recto.

El tratamiento se basa en tres técnicas que son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Lo aconsejable es adoptar una postura de prevención temprana, aumentando el consumo de frutas y verduras en tu dieta habitual, tener actividad física, y reducir el cigarro y tabaco. Sin embargo, es fundamental mantener un chequeo constante con un médico especialista y atender cualquier síntoma anómalo.