Tag Archives: examen

Por qué son necesarias las ecografías?

La ecografía, también llamada ecotomografía o ultrasonido, es un método no invasivo que sirve para diagnosticar o monitorear pacientes a partir de imágenes.

Para captar estas imágenes se utilizan ultrasonidos (ondas sonoras de alta frecuencia), produciendo imágenes del interior del cuerpo. Se aplica en el estudio de órganos y tejidos, en particular tejidos blandos del cuello, tiroides, mama, corazón, arterias y venas, órganos sólidos del abdomen, órganos pélvicos y articulaciones.

Ecografía: efectividad, precisión y seguridad 

eco

La ecografía es una técnica de imagen sin riesgo, cómoda y muy segura. Gracias a la ecografía, los futuros padres ven por primera vez a su bebé aún durante el embarazo y pueden acompañar su crecimiento, movimientos y estado de salud.

Al ser un examen en tiempo real, permite acompañar técnicas de intervención, como las biopsias. La ecografía con Doppler, denominada Ecodoppler, permite visualizar por ejemplo el estrechamiento de las arterias.

¿Qué limitaciones tiene este examen?

La ecografía permite estudiar y evaluar una gran parte de los órganos del cuerpo excepto aquellos que se sitúan detrás de los huesos o de estructuras con aire, como el intestino o el pulmón, ya que los ultrasonidos no los atraviesan.

¿Cómo se realiza el examen?

En la mayoría de los exámenes, la ecografía se realiza con la persona acostada o, en algunos, casos sentada. El médico utiliza un gel sobre la piel en la región a estudiar y, a través de una sonda, obtiene imágenes en tiempo real, algunas de las cuales se adjuntan al informe del examen (las más esclarecedoras).

En la ecografía de diagnóstico no se utilizan agujas, ni se inyecta ningún producto, por eso es denominado no invasivo, indolor y de poca complejidad, por lo tanto no necesita grandes preparaciones pré examen,

Las ecografías fueron un gran paso para la medicina y, sin dudas, son unos de los examenes actuales más efectivos en términos de diagnostico.

La importancia de tener controlado el colesterol

Existe una época en la vida de las personas en donde es muy recomendable que se realicen exámenes de sangre para verificar el buen funcionamiento del organismo. Varios de éstos, tienen estrecha relación con la información bioquímica de las personas y un tema no menor, es el colesterol para evitar cualquiera problema cardiológico.

ColesterolPara comenzar, es preciso indicar de qué se trata el colesterol. Esta sustancia es un lípido (esterol) que se localiza en las paredes corporales y el corriente sanguíneo de la médula espinal, hígado, cerebro, páncreas y arterias, entre otros. Es importante señalar que la existencia de este elemento en el cuerpo es relevante porque ayuda al correcto funcionamiento del organismo. Sin embargo, si se presenta un exceso de colesterol en el cuerpo, puede provocar que las arterias se tapen y provoquen dolencias gravísimas al corazón o al cerebro.

Por lo mismo, es que se ha hecho la diferencia entre el colesterol malo y el colesterol bueno, por los efectos que le produce a tu cuerpo. De esta misma forma, es que es necesaria la toma de exámenes para conocer el estado de cada uno por separado. La mayoría de estos test, sirven para conocer varias cosas que están ocurriendo por medio de la sangre.

Un especialista puede solicitar que sólo le haga un examen que le indique los grados de colesterol que tiene o puede pedirle un perfil completo llamado lipídico. En cual es posible observar:

  • LDL (colesterol “malo”)

  • HDL (colesterol “bueno”)

  • Total del colesterol

  • Triglicéridos

La preparación que deben tener los pacientes que se realizan el examen de colesterol, dice relación por ejemplo a pueden comer y beber agua normalidad el día anterior y el mismo día del examen. No así quienes tengan que practicarse un perfil lipídico, ya sólo puede hacerlo a 9 o 12 horas de la toma del test.

Tal como te comenté al comienzo, en los adultos es cuando más recomendable es que se realicen estos exámenes. Ya que, son más propensos a vivir alguna experiencia con problemas cardiovasculares, diabetes, hipertensión o cerebrovasculares. La primera vez debería ser después de los 18 y así sucesivamente cada cinco años. Ir evaluando el colesterol que hay en la sangre para evitar cualquier problema importante de salud.