Tag Archives: enfermedades respiratorias

Cómo mejorar la respiración y prevenir enfermedades

respirarPocas personas saben, pero la falta de una alimentación saludable también puede tener relación con enfermedades respiratorias. A pesar de ser una acción involuntaria del cuerpo, respirar correctamente no es tarea tan simple.

El frio, aire seco, contaminado y los ambientes cerrados, pueden aumentar la posibilidad de asma, rinitis, síntomas de alergia, bronquitis y gripe. Por lo tanto, una dieta destinada a estimular la protección de los nutrientes y de defensa del cuerpo, es de suma importancia para un buen funcionamiento del sistema respiratorio.

4 alimentos que le ayudarán a mejorar la respiración y prevenirse de enfermedades respiratorias:

Cítricos: naranja, cereza, mandarina, entre muchas otras. Todas las frutas ricas en vitamina C ayudan en la inmunidad y a prevenir la gripe, los resfriados y las infecciones de las vías respiratorias. Coma por lo menos una al día.

La linaza: Actúa como un emoliente en las membranas mucosas, aliviando los síntomas de problemas respiratorios. Una cucharada por día, preferiblemente de semilla triturada es suficiente para proteger la salud.

El jengibre: El compuesto que da sabor picante a esta raíz, es antioxidante y anti-inflamatorio. Para consumir es simple: en recetas o como té – simplemente hervir en agua unas rodajas durante unos minutos.

Ajo: Ese alimento ayuda a eliminar infecciones, hongos y virus. Lo ideal es consumir el ajo crudo, en la carne, en una salsa de la ensalada, entre otros.

Aprenda también algunas técnicas de respiración!

Aprender a controlar la respiración también es importante para equilibrar el cuerpo y mejorar la salud. Al respirar por el camino equivocado, no podemos renovar la carga de oxígeno adecuado para una correcta alimentación de las células y por lo tanto eliminar el dióxido de carbono necesario, dejando de esa forma el organismo intoxicado.

Respiraciones lentas y profundas y largas

Crean armonía en todas las funciones corporales que proporcionan mayor satisfacción y sensación de bienestar. A través de estas respiraciones aumentamos la cantidad de oxígeno y liberación de toxinas, además de equilibrar el ritmo biológico y la temperatura del cuerpo.

Respiraciones rápidas y superficiales

Se generan deficiencias en el cuerpo, al no prever las necesidades de oxígeno, lo que puede dar lugar a diversos problemas y enfermedades. Ritmos alteraos de respiracion no mantienen un equilibrio biológico y la temperatura del cuerpo, trayendo la sensación de irritabilidad, impaciencia y mal humor.

Información importante

En caso de cualquier anormalidad o molestia en la respiración, consultar clínicas y profesionales especializados.

Problemas respiratorios más comunes

Los problemas respiratorios tienen un auge en la temporada de invierno, pero esto no significa que puedas contagiarte de uno de estos molestos malestares en el resto del año. La mayoría de los problemas respiratorios no representan demasiado riesgo, pero hay que tener cuidado con niños y personas de la tercera edad, y entre los más recurrentes se encuentran:
El refrío común hará que estés una o dos semanas con aumento de secreciones nasales, dolor de garganta y estornudos. La faringitis es una enfermedad que irrita tu faringe, provocando un dolor a la hora de comer y tragar saliva; estas dos enfermedades sueles venir acompañadas de fiebre.
Influenza, bronquitis y neumonía son enfermedades que se presentan casi únicamente en invierno y primavera, y además de ser unas de las más típicas dolencias respiratorias, también son las más peligrosas, es por esto que requieren un mayor cuidado médico.

Cómo prevenir enfermedades respiratorias

prevenir_enfermedadesLas enfermedades respiratorias pueden atacar a una persona en cualquier época del año, como los resfríos o gripes que incluso en enero son capaces de atacar al enfrentarse a bruscos cambios de temperatura. Es por ello que a continuación le daremos una serie de consejos para evitar estas afecciones.

Tipos de enfermedades respiratorias más comunes

Llega el invierno, época donde las enfermedades respiratorias se incrementan debido al frío y humedad. Entre las comunes está el asma, causada por inflamación constante en las vías respiratorias y que provoca espasmos pulmonares. Es recomendable tratarla ante los primeros síntomas.

La bronquitis suele aparecer con mayor frecuencia en esta temporada. Es causada por un virus que afecta la membrana mucosa en los pulmones, inflamándola y perturbando el pasaje bronquial.

La faringitis es otro malestar presente en la época, donde la irritación de la faringe causa dolor al tragar saliva y alimentos. Es causada por infecciones virales similares al resfrío común o influenza.

La neumonía es una de las enfermedades respiratorias comunes más graves. Se trata de una infección del pulmón que puede ser causa de muerte en adultos mayores y niños pequeños. Se recomienda tener especial cuidado ante fiebre elevada y constante tos.

Aspectos a tomar en cuenta

-Coma alimentos ricos en vitamina C para fortalecer su organismo. Estos los puedes encontrar en  verduras, hortalizas y en los cítricos como las naranjas, toronjas, limones, zanahorias y papayas. Este tipo de alimentos tiene efecto sobre la mucosa respiratoria permitiendo mejor acción local de anticuerpos.

-No te duermas con el cabello húmedo o mojado, pues puede que en el momento de acostarte no tengas frío, pero al entrar en el sueño profundo nuestro cuerpo se inmoviliza y se enfría.

-Ventila tu hogar por lo menos 15 minutos, idealmente en las primeras horas de la mañana con el fin de que el aire se renueve y puedas respirar óptimamente.

-Procura lavarte las manos en variadas oportunidades, sobre todo antes y después de ingerir alimentos.

-Cuando estés en períodos de frío cubre la zona del cuello, porque es la parte más vulnerable a los efectos de las bajas temperaturas. Para ello puedes utilizar bufandas o pañuelos.

-Evita el cigarro porque hace que empeore todo tipo de molestias respiratorias, y si no eres fumador de igual manera debes alejarte de los lugares donde se fume constantemente para que no te transformes en un fumador pasivo.

-Toma abundantes líquidos, especialmente los que incluyan vitaminas de frutas o vegetales, porque te ayudará a mantener de manera óptima tus niveles de vitaminas e hidratación.

-No camines sin zapatos sobre superficies heladas, aunque sea por poco tiempo pues de igual manera puede afectar.

-Evite realizar actividad física al aire libre durante las primeras horas de la mañana o muy tarde por las noches, porque es ahí cuando la temperatura comienza a bajar más y las vías respiratorias son las que más sufren.

 

Las 3 enfermedades respiratorias más peligrosas

Las enfermedades respiratorias atacan a millones de personas en el mundo y muchas personas viven en la ignorancia de estar sufriendo alguna.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, fibrosis cística e hipertensión pulmonar, son algunas de estas enfermedades respiratorias de las que nadie está exento:

Hipertensión pulmonar: Sucede cuando una persona tiene la presión arterial alta en las arterias en los pulmones. Esto hace que el lado derecho del corazón trabaje de manera anormal para bombear sangre lo que puede llevar a una insuficiencia cardiaca. Su síntomas son cansancio, dolor en el pecho y en la parte superior derecha del abdomen, dificultad para llevar a cabo actividades sencillas y ritmo cardiaco acelerado. Mientras le enfermedad avanza, se hace más difícil para el paciente realizar cualquier actividad física. Es una enfermedad mortal con tasa de supervivencia muy baja. El tratamiento consiste en el uso continuo de medicamentos vasodilatadores y en algunos casos, trasplante de pulmón. Una de las razones de su alta mortalidad es que no es una enfermedad fácil de diagnosticar ya que los síntomas se confunden con otras afecciones como asma o crisis de pánico.

Fibrosis pulmonar: Se refiere al engrosamiento del tejido de los pulmones, haciendo que el paciente tenga dificultad para respirar y la sangre reciba poco oxígeno. Las causas de la misma no están definidas, pero puede ser causada por toxinas ambientales, infecciones, inflamación crónica y algunos medicamentos. Sus síntomas incluyen la dificultad para respirar, cansancio, tos seca, dolores musculares y en las articulaciones. No tiene cura y empeora con el tiempo, así que los tratamientos son basados en mejorar la calidad de vida del paciente. El trasplante de pulmón es la única solución real. La esperanza de vida para el paciente es menor a los 5 años.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): Es la enfermedad respiratoria más común. Se refiere a la obstrucción de los canales de aire de los pulmones y es potencialmente mortal. Su principal causa es el humo del cigarrillo, tanto para los fumadores activos como para los pasivos. Los síntomas más frecuentes son la falta de aire, tos crónica y expectoración abundante, fatiga e infecciones respiratorias frecuentes. No hay cura para el EPOC y el tratamiento se basa en aliviar los síntomas y tratar que la enfermedad empeore. Se usan medicamentos broncodilatadores, esteroides, antiinflamatorios y algunos pacientes necesitan terapia de oxigeno en la casa.

Si bien el cigarrillo no es causante de todas estas enfermedades respiratorias, es importante entender los efectos negativos del mismo tanto para el que fuma como para los que lo rodean, en especial en pacientes con EPOC. Y si se presenta otra enfermedad respiratoria, un ambiente sin humo es indispensable en la mejora de la calidad de vida.