Tag Archives: embarazo

Principales cuidados en el embarazo

El embarazo es un momento único e irrepetible, ya que todos los embarazos son diferentes. Sin embargo, de manera general, los cuidados importantes a tener durante el embarazo son transversales y acompañados con la obstetricia deben estar bajo la premisa que la mujer debe saber cuidar de sí, para que su embarazo y su bebé se desarrollen de una manera saludable.

Conoce los principales cuidados que se debe tener en el embarazo:

grav

Descanse y duerma

Es frecuente que las embarazadas en el primer trimestre presenten bastante somnolencia, y siempre que sea posible deberá obedecer las órdenes de su cuerpo y descansar ni que sean 10-20 minutos, preferiblemente con las piernas elevadas para prevenir las hinchazones. En el último trimestre, esos síntomas pueden dar lugar al insomnio.

Intente no hacer siesta durante el día y tenga actividades tranquilas antes de acostarse, como leer un libro o tomar una ducha de agua caliente para relajarse.

Cuida tu higiene

Evite los baños de inmersión, debido al riesgo aumentado de descensos bruscos de la presión arterial y de las infecciones, sin embargo, una ducha diaria, no muy caliente, ayuda a promover la circulación sanguínea y prevenir las estrías.

Lave los dientes al menos 2 veces al día, ya que con el aumento de las hormonas existe un riesgo de aparición de caries y problemas en las encías.

Hidrata tu piel

Una piel hidratada tiene mayor elasticidad, y con una barriga que va creciendo a ojos vistos es importante mantener una buena hidratación corporal, principalmente de la región de las mamas y vientre. Esta es una buena forma de evitar las estrías durante el embarazo.

Tenga una alimentación sana

Prefiera una alimentación de calidad y saludable. Haga varias comidas al día en pequeñas cantidades y beba bastante líquido.

Siéntete cómoda

Utilice ropa interior cómoda que le dé un buen soporte a las mamas y el abdomen. La ropa no debe ser apretada.
Utilice las medias de descanso, evitando así la sensación de piernas cansadas al final del día y disminuye el riesgo de varices.

Hacer ejercicio

Hay planes de ejercicios específicos para las embarazadas, sin embargo, el más fácil y económico es caminar, durante 20 o 30 minutos, todos los días, al aire libre. Sin embargo, existen algunas situaciones en las que su obstetra puede desaconsejarse ejercicio, como por ejemplo, si ya ha tenido partos prematuros anteriores, si tiene anemia o pérdidas sanguíneas.

Apueste en la seguridad

Siempre que viaje en automóvil  coloque el cinturón de seguridad, una encima del hombro y la otra en la parte inferior del abdomen.

Tenga ayuda profesional

La obstetricia fue creada para ayudar las mujeres a cuidar de su salud y de la salud de su bebé. Por eso, no dude en procurar un especialista del área para orientar y apoyarte en la gestación.  Los cuidados de un buen profesional pueden sanar muchas dudas y dejar la mujer mucho más segura.

Hacer las principales ecografías

11 semanas

La primera ecografía se realiza hasta la 11ª semana y, normalmente, es transvaginal, pues el bebé todavía es muy pequeño para ser detectado por la barriga. Se sirve principalmente para determinar el tiempo de gestación, descubrir la cantidad de bebés y placentas y asegurarse de que el pequeño está en el lugar correcto, es decir, en el útero, y no en las trompas.

14 semanas

La segunda ecografía es el primer ultrasonido morfológico de los tres realizados durante todo el embarazo. Hecho generalmente hasta la semana 14, este examen es más detallado y tiene el objetivo de evaluar el desarrollo del bebé y detectar síndromes genéticos y malformaciones. Aunque el bebé aún no está totalmente formado, algunas características se analizan como la presencia del hueso nasal y la medida del pliegue de la nuca.

21 y 24 semanas

El tercer ultrasonido, según morfológico, se realiza en el máximo hasta la semana 24 y tiene el mismo objetivo del primer examen. Determinar malformaciones y síndromes genéticos como el síndrome de Down y Edward.

En este examen también es posible diagnosticar, con 100% de acierto, la anencefalia, o sea, la falta del cerebro en el feto. En este caso, desde 2012 la legislación brasileña permite la interrupción del embarazo.

Otros casos de anomalías graves incompatibles con la vida también se detectan en este período y, al igual que la anencefalia, también permiten que la obtención de un alvara en la justicia para que se haga el aborto.

34 semanas

El cuarto y último examen de ecografía se hace para tener un análisis completo del flujo sanguíneo del cordón umbilical, del corazón y de la arteria cerebral media, una importante vena localizada en la cabeza del bebé.

En este examen el médico verá la posición fetal, la longitud del fémur, el peso y el nivel del líquido amniótico.

Cuidados durante la maternidad que toda mujer debe saber

Después de haber constatado el embarazo es de suma importancia tomar serios cuidados para que todo ocurra bien. Durante los nueve meses, el cuerpo pasa por transformaciones y es necesario adaptarse a los cambios.

Conoce algunos de los tips que toda mujer debe saber durante la maternidad:

cesárea

1. Consume ácido fólico

El ácido fólico, por ejemplo, es un nutriente esencial para las embarazadas, porque contribuye con la formación fetal e incluso evita que ocurran complicaciones. Por lo tanto, consuma todos los días al menos una fuente de ácido fólico.

Entre los principales alimentos ricos en ácido fólico, podemos citar el hígado, lentejas, fréjoles negros y soja. Hay la posibilidad de consumir un suplemento de ácido fólico, pero antes todo debe ser exclarecido con su clínica y doctor.

2. Dormir

Durante el embarazo es común la presencia de un cansancio excesivo y, consecuentemente, el sueño aparece. Es necesario descansar bien. Lo ideal es dormir al menos ocho horas al día. Habiendo la posibilidad, una siesta en el medio del día es siempre bienvenido

3. Pre-natal

Después de la confirmación del embarazo, busque una clínica especializada y haga el prenatal lo más pronto posible. Es necesario monitorear el desarrollo del niño desde los primeros días.

4. Actividades físicas

Haga actividades físicas todos los días, pero moderadamente y con acompañamiento médico. El levantamiento de peso no está indicado.

5. Cigarrillo y alcohol

Todo lo que la gestante hace con su cuerpo, afecta directa o indirectamente en el bebé. Por eso, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y el uso del cigarrillo pueden acarrear problemas. Entre las posibilidades pasibles, podemos citar el aborto espontáneo o incluso deficiencias físicas o intelectuales.

6. Ropa cómoda

No utilice ropa apretada, principalmente las que posiblemente van a presionar la región del vientre. Eso puede producir un aborto o una mala formación fetal debido a la utilización de prendas ajustadas.

La atención en la recta final del embarazo

Con 32 semanas de embarazo, es común que la mujer empiece a sentir contracciones esporádicas que no son las típicas del trabajo de parto. Es cuando el embarazo alcanza la 37ª semana que el feto deja de ser considerado prematuro y se convierte en un bebé maduro y apto para el nacimiento.

A partir de la 36ª semana, la embarazada ya puede solicitar la licencia de maternidad para quedarse los últimos días antes del parto en casa. La recta final del embarazo tiene momentos y fases importantes que toda la gestante necesita saber.

tener atención con contracciones rítmicas, sangrado intenso y pérdida de líquido son los tres signos más importantes de que la embarazada necesita ser examinada por su médico con urgencia. Hasta el sangrado, que es común al final del embarazo, si es un poco más intenso, puede ser una señal de que tiene algo mal.

En esta etapa la gestante necesita sentirse apoyada y cuidar de la salud del cuerpo, de la alimentación y especialmente del estrés. Es difícil controlar la ansiedad en la recta final, pero cuanto más tranquila es la futura madre, las posibilidades de un parto saludable y buena recuperación aumentan.

 

Por qué son necesarias las ecografías?

La ecografía, también llamada ecotomografía o ultrasonido, es un método no invasivo que sirve para diagnosticar o monitorear pacientes a partir de imágenes.

Para captar estas imágenes se utilizan ultrasonidos (ondas sonoras de alta frecuencia), produciendo imágenes del interior del cuerpo. Se aplica en el estudio de órganos y tejidos, en particular tejidos blandos del cuello, tiroides, mama, corazón, arterias y venas, órganos sólidos del abdomen, órganos pélvicos y articulaciones.

Ecografía: efectividad, precisión y seguridad 

eco

La ecografía es una técnica de imagen sin riesgo, cómoda y muy segura. Gracias a la ecografía, los futuros padres ven por primera vez a su bebé aún durante el embarazo y pueden acompañar su crecimiento, movimientos y estado de salud.

Al ser un examen en tiempo real, permite acompañar técnicas de intervención, como las biopsias. La ecografía con Doppler, denominada Ecodoppler, permite visualizar por ejemplo el estrechamiento de las arterias.

¿Qué limitaciones tiene este examen?

La ecografía permite estudiar y evaluar una gran parte de los órganos del cuerpo excepto aquellos que se sitúan detrás de los huesos o de estructuras con aire, como el intestino o el pulmón, ya que los ultrasonidos no los atraviesan.

¿Cómo se realiza el examen?

En la mayoría de los exámenes, la ecografía se realiza con la persona acostada o, en algunos, casos sentada. El médico utiliza un gel sobre la piel en la región a estudiar y, a través de una sonda, obtiene imágenes en tiempo real, algunas de las cuales se adjuntan al informe del examen (las más esclarecedoras).

En la ecografía de diagnóstico no se utilizan agujas, ni se inyecta ningún producto, por eso es denominado no invasivo, indolor y de poca complejidad, por lo tanto no necesita grandes preparaciones pré examen,

Las ecografías fueron un gran paso para la medicina y, sin dudas, son unos de los examenes actuales más efectivos en términos de diagnostico.

Conozca la importancia de la ecografía en el embarazo

Una de las exámenes más esperadas por las mamás, la ecografía es la oportunidad de ver a su bebé, aunque en una pequeña pantalla, la imagen borrosa y negra y blanca garantiza un momento de mucha emoción, pues esta es la garantía de que está bien!

La Organización Mundial de la Salud recomienda que se hagan tres ultrasonografías durante toda la gestación, siempre que esté bien y sin mayores problemas, no hay necesidad de otras. Sólo en gestaciones múltiples o con alguna intercurrencia, su médico deberá evaluar la periodicidad necesaria. ¡Vamos a conocer cada una!

El cuarto y último examen de ecografía se realiza para analizar el flujo sanguíneo del cordón umbilical, del corazón y de la arteria cerebral media, localizada en la cabeza del bebé.

En este examen también se analiza la posición fetal, la longitud del fémur, el perímetro cefálico y abdominal (tamaño de la cabeza y del abdomen), peso y nivel del líquido amniótico.

Conozca 2 tratamientos para embarazarse

tratamiento_embarazoBuscar ayuda especializada es el primer paso para enfrentar el problema de la infertilidad. Actualmente, la medicina ofrece varias respuestas y ayuda a innumerables parejas a realizar el sueño de tener un hijo.

Si después de un año de relaciones sexuales sin protección no puedes quedar embarazada, debes buscar ayuda especializada. En la consulta, el médico evaluará los diversos parámetros, tanto femeninos como masculinos, que pueden dictar la infertilidad: genética, hormonas, ovulación, esperma, hábitos de vida, entre otros factores.

Fertilización in vitro

A menudo designada por las iniciales FIV, este enfoque consiste en la fecundación del óvulo en laboratorio y se utiliza cuando la fecundación no se da, incluso después de varios ciclos de estimulación ovárica o inseminación intrauterina. Esta incapacidad puede deberse a la disfunción ovulatoria, obstrucción de las trompas o déficit en las células reproductoras (gametos).

Después de la monitorización de la ovulación y de la estimulación hormonal de los ovarios, se procede a la recolección de los ovocitos por vía transvaginal, una punción realizada con control ecográfico y anestesia.

El hombre, por su parte, hace la cosecha de semen. Este será preparado para fertilizar los óvulos de la mujer en laboratorio, permaneciendo en una incubadora.

Entre 2 y 6 días más tarde, se realiza la transferencia de 1 ó 2 embriones en consultorio a través de un catéter (no requiere anestesia).

A lo largo de todo el proceso la mujer deberá tomar alguna medicación para preparar el organismo para la fecundación. La implantación del embrión sólo ocurre cerca de 8 días después, es un proceso natural, y el embarazo es confirmado entre 12 y 14 días después por análisis a la sangre.

Si no se concreta se puede realizar un nuevo ciclo de tratamiento, recurriendo a los embriones de la pareja no utilizados y que fueron preservados.

Inseminación intrauterina

Ante la sospechosa de disfunción hormonal puede realizarse una estimulación ovárica, tratamiento que permite inducir la ovulación mediante la administración de hormonas como la hCG por inyección subcutánea. Se recomienda tener relaciones sexuales en los 3 días siguientes al tratamiento para aumentar hipótesis de fecundación.

Cuando los parámetros analizados se presentan normales (esperma, trompas, hormonas) pero, aún así, el embarazo no ocurre se procede a la estimulación hormonal con inseminación intrauterina.

En primer lugar se realiza la monitorización y estimulación ovárica, mediante ecografía e inyección hormonal, respectivamente. Se sigue la recogida del esperma que está preparado para simular el proceso en el interior de la vagina y, por último, introducido directamente en el útero por medio de un catéter.

Este tratamiento está indicado para las parejas en que la edad de la mujer es inferior a 37 años, a partir del cual deberá recurrirse a otras terapias debido a la probabilidad reducida de embarazo espontáneo.

Reposo en el embarazo

reposo_embarazoCuando el médico aconseja el reposo durante la gestación, es normal que la mujer sienta miedo de que algo suceda y, al mismo tiempo, mucho aburrimiento y frustración por tener que quedarse en casa.

Si este es su caso, sepa que la medida es importante cuando hay complicaciones en el embarazo y, a pesar del cambio en la rutina, ella sólo hará bien a la madre y bebé.

No son pocas las mujeres que necesitan reposar en algún momento del embarazo. Una encuesta hecha por la Society for Maternal-Fetal Medicine (EEUU), mostró que el 18% de las norteamericanas hicieron al menos una pausa (corta o larga) en nueve meses. Hay evidencias de que el esfuerzo físico y el estrés sobrecargan el organismo, aumentando la posibilidad de sangrados y contracciones. Dice la lógica, por lo tanto, que quedarse en remojo es la actitud más sensata en situaciones de riesgo.

¿Cuándo se indica el reposo?

Para identificarlas y dar inicio al descanso, los exámenes del prenatal son decisivos. Un seguimiento adecuado permite detectar, por ejemplo, la preeclampsia, un aumento grave en la presión arterial de la gestante.

En esa condición, mantenerse acostada de lado, apoyada en la parte izquierda del cuerpo, mejora el flujo de sangre al bebé, a menudo comprometido por el problema. Además, evita que el cuadro se agrave debido a la agitación de lo cotidiano.

En el caso desprendimiento de la placenta, cuando la estructura se desprende del útero, y la placenta baja, implica un descanso realmente llevado en serio. Eso ocurre porque la situación significa un error de posicionamiento, en lugar de la placenta estar ubicada en el centro o en el fondo del mismo, órgano, como es normal, se desarrolla debajo de él.

El caso implica hemorragia, falta de oxigenación y desnutrición del feto, lo que puede ser muy grave para madre e hijo.

Otra justificación para el reposo forzado es la ruptura precoz de la bolsa, llevando a la pérdida de líquido amniótico, lo que deja al bebé expuesto a infecciones. Ante la situación, la pausa es esencial para evitar una complicación aún mayor: el prolapso del cordón. Eso pasa cuando el cordón se queda comprimido ante la pérdida de protección por el líquido, interrumpiendo el flujo sanguíneo hacia el niño.

Al final de la gestación, todavía existe la posibilidad de ocurrir la dilatación anticipada del cuello del útero, una intercurrencia común, capaz de adelantar el parto.

Frutas esenciales en la dieta de una embarazada

Cuando hablamos de ginecología, muchos son los consejos que vienen en mente, pero lo que menos pensamos son que las frutas son esenciales en la dieta de cada embarazada. Además de ser una deliciosa opción y una excelente elección para aperitivos y prácticas saludables entre comidas, esos alimentos proporcionan nutrientes específicos que el cuerpo de las mujeres embarazadas necesitan con todos los cambios hormonales, metabólicos y molestias que el embarazo trae.

https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQYBxosHKpFDF9UhfXVJbJZJmOHWPe0XwCWUuocVrNKn8DR4vpFUw

El bebé necesita en más nutrientes, sin embargo la mamá también tiene necesidades y las frutas son una de esas salidas.

1.Frutas ricas en vitamina C fortalecen el sistema inmunológico

Durante el embarazo hay una disminución natural en el sistema inmunológico de las mujeres. Según especialistas en ginecología, esto puede dejar las futuras madres más susceptibles a los resfriados, gripes, infecciones y alergias.

Para ayudar a prevenir este tipo de enfermedades, la ingesta de vitamina C es esencial. Las frutas cítricas son los campeones para proporcionar esta vitamina: naranja, cereza, fresa, limón, piña y el kiwi son algunos de ellos.

Además de reforzar la inmunidad, la vitamina C aumenta la absorción de hierro por el cuerpo, esencial para prevenir la anemia en el embarazo.

2.Frutas que son fuentes de fibra regulan el intestino

El aumento hormonal, especialmente estrógeno y progesterona relaja los músculos de las mujeres embarazadas, incluyendo los intestinos, lo que ralentiza el proceso digestivo y pueden causar estreñimiento y, para algunas mujeres, las hemorroides, debido al esfuerzo para evacuar.

Para prevenir el estreñimiento en el embarazo, comer frutas ricas en fibra, manzana, pera (con cáscara), mandarina, durazno y los frutos seco, como pasa y ciruelas, son otra gran opción. Son fáciles de llevar en la bolsa y tienen una gran cantidad de fibra.

3. Las frutas ricas en potasio

Los calambres son también muy comunes en algunas mujeres embarazadas, especialmente en el segundo y tercer trimestre del embarazo. Además de la acción hormonal, el embarazo puede causar aumento de peso y el crecimiento del bebé empujando los músculos, eso puede causar hinchazón debido a la mala circulación de la sangre.

El potasio es un  mineral conocido en la lucha contra los calambres, y es importante para controlar el sodio en el cuerpo y prevenir la hipertensión. El potasio se encuentra en las siguientes frutas: plátanos, paltas, piña, ciruela, papaya, uvas pasas  y melón.

…Otros alimentos infaltables

Eso de que las mujeres tienen que comer por dos durante su embarazo es un mito peligroso, ya que el sobre peso puede traer graves complicaciones a la hora de parir. Lo que sí es cierto es que durante el segundo trimestre del embarazo el bebé necesita que consumas 340 calorías extras por días, y aumentar a 450 calorías adicionales en el último trimestre.
De lo anterior se desprende que el aumento en la alimentación de una embarazada no tiene que ser excesivo, es por esto que es recomendable que el 10% de las calorías diarias que consumas provengan de carnes, huevo, productos lácteos (no pausterizados) y legumbres.
Siguiendo esta dieta diseñada para embarazadas, haz que el 35% adicional provenga de grasas como la mantequilla y los frutos secos. El último 55 % tiene que ser mediante el consumo de hidratos de carbono: pastas, pan, papas, arroz, maíz y otros cereales.

Cómo elegir el lugar para tener a mi bebé

El período prenatal de gestación es muy importante tanto para la mujer embarazada, como también para el bebé y todos a su alrededor. Con esa etapa también vienen muchas dudas y unas de las principales es: cuál maternidad elegir.

Preocúpese desde el inicio del embarazo

Para elegir una buena clínica, es necesario empezar el cuanto antes, se posible hacer todo su tratamiento en el mismo local. Eso hace con que el periodo de gestación sea el tiempo necesario para construir confianza y seguridad con el obstetra y el ambiente de la maternidad, dejando la madre mucho más tranquila y preparada.

Indicación y búsqueda sobre el local es clave

Saber cómo fue la experiencia de una amiga o incluso la avaluación de una desconocida, puede ser de gran ayuda en la hora de tomar esta decisión. Busque buenas referencias de la clínica y en las visitas haga todas las preguntas que encuentras necesarias.

Estructura en caso de imprevistos

Este es uno de los elementos más importantes en una maternidad.  Además de ser compuesta por laboratorios, diagnóstico por imágenes (ecografía y tomografía computarizada) y los bancos de sangre, es ideal que la clínica tenga un equipo multidisciplinario a disposición, compuesto por obstetra, especialistas en neonatología y el anestesiólogo. Seguridad 24 horas, atención de emergencia clínica y obstétrica también son imprescindibles.

Control de entrada y de salida

El rigor con la identificación de los visitantes debe extenderse a todos. Es esencial tener guardias de seguridad o cámaras. Actualmente, ya existen sistemas electrónicos que proporcionan la pulsera del bebé con la madre y le permiten saber dónde se encuentra en tiempo real.

Busca clínicas reconocidas

Clínicas reconocidas y especializadas en diversas áreas de la medicina y también en la maternidad, pueden ser las mejores opciones para aquellas madres que no tienen tanto conocimiento en el asunto. Busca en Internet y descubre cuales son las mejores opciones para ti.

Cómo estar preparada para el parto

El embarazo es un período de descubrimientos y de prepararse para un momento muy especial y también delicado: el parto. En ese momento muchas mujeres se ponen nerviosas – y eso también es normal-, pero algunas actitudes pueden dejar todo un poco más tranquilo y bien preparado.

* Búsquedas: Investigue antes las opciones de partos -que actualmente son muchas-, la maternidad y todos lo que es importante para el momento del parto, como técnicas de relajación, ejercicios para la dilatación, entre otros.

* El plan de parto: El plan de parto es un documento en el que la mujer plasma sus preferencias a la hora de dar a luz, desde acompañantes, medicamentos para dolor, entre otros. Es buena idea llevarlo a la maternidad o el enviarlo certificado antes del parto, eso ayuda mucho en la seguridad de la mujer para ese momento.

* Tener todo lo que necesitarás en la maternidad: Para que la madre pueda partir preparada para el parto, se recomienda que esté organizado y guardado en un bolso todo lo que necesita llevar a la maternidad, tanto para las necesidades de ella, como también del recién nacido.

Con estas pequeñas actitudes, la madre puede sentirse segura y reservar más energía para el trabajo de parto.

 

Conoce más sobre los bebés prematuros

Cuando una pareja está esperando un bebé un mundo nuevo de experiencias, dudas y preocupaciones comienza a surgir. Una de las más comunes es en torno del parto y nacimiento de un bebé prematuro.

bebe-prematuro

Como su nombre lo indica, el bebé prematuro nace antes del tiempo recomendado, o sea antes de completar las 40 semanas. Ahora bien,  en un embarazo normal, la fecha para el nacimiento puede variar entre 38-42 semanas.

Mismo que la ansiedad de tener el bebé luego en sus brazos sea grande, nadie quiere que llegue antes del tiempo previsto, ya que este es en realidad el periodo necesario para su pleno desarrollo en el útero. Sin embargo el nacimiento prematuro es más común de lo que piensa.

Los bebés prematuros varían mucho, eso depende del peso y la edad gestacional al nacer. Un niño que vino al mundo a las 28 semanas, por ejemplo, es muy distinto de uno que nació con 36 semanas, aunque ambos son prematuros.

Conoce un poco más sobre la situación de tener un bebé que llega antes de tiempo:

¿Hay algún factor que aumenta el riesgo de prematuridad?

Problemas como la presión arterial alta, el acortamiento cervical y malformación pueden aumentar el riesgo de prematuridad. A veces también es necesario inducir el parto para la salud tanto del hijo, como de la madre.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el parto antes de la hora sucede de manera espontánea. Incluso con un embarazo tranquilo, la bolsa puede se romper antes de la fecha estimada.

¿Qué pasa si el bebé no tiene que permanecer en el hospital durante algún cuidado especial?

Es una señal de que la situación del prematuro no era grave. El cuidado será similar a cualquier otro bebé, aunque siempre hay más atención al peso y las recomendaciones del doctor deben ser aún más seguidas precisamente.

5) ¿Cómo debo recibir el bebé en la casa?

Cuando después de un tiempo en el hospital los doctores liberan al bebé, ya más maduro y listo para una vida normal es importante seguir todas las recomendaciones para ningún retroceso en el estado clínico.

El bebé prematuro necesita ambientes calmados y propicios para descansar, así que el silencio es fundamental. Es normal que el niño que tenga que volver un par de veces al pediatra para controlar el peso y sus avances.

Una de las últimas recomendaciones, pero no menos importante es recibir el bebé en una habitación y casa bien higienizadas, ventiladas y libres de humedad. Sigue eses consejos y lleva la experiencia de un bebé prematuro con tranquilidad y responsabilidad.

¿Cómo cuidarlo?

Un bebé prematuro necesita una mayor atención de sus padres. Es por eso que los primeros días en casa debes tomar en consideración temas de cuidado, con el fin de que crezca sano.

Ellos necesitan adecuado aporte nutricional, que puede complementarse con leche de fórmulas. La temperatura de la pieza debe ser la adecuada, no inferior a los 20 grados. Si tienes problemas de humedad, lo ideal es cambiarlo. Toma en cuenta que luz del sol ayuda a la eliminación de microbios como los ácaros.

Además, restringe las visitas en un comienzo, ya que están más propensos a contagiarse con alguna enfermedad. Así también, sólo si es necesario podrías sacar de paseo a la intemperie el bebé. Lo recomendable es dejar pasar unas semanas. Evita el tabaco, ya que el humo es dañino para su frágil aparato respiratorio.

Pronósticos y riesgos del bebé prematuro

El embarazo a término dura de 37 a 40 semanas. Sin embargo, cerca del 12% de los recién nacidos nacen prematuramente actualmente. Muchos de estos recién nacidos nacen sólo unas semanas antes del tiempo y no presentan problemas relacionados con su prematuridad.

No obstante, cuanto más prematuros los recién nacidos, más susceptibles ellos son a sufrir algunas complicaciones graves e incluso potencialmente fatales. La prematuridad extrema es la causa individual más frecuente de muerte de recién nacidos, y ocurre generalmente cuando los bebés nacen con menos de 25 semanas.

Los prematuros de 29 a 36 semanas, por ejemplo, poseen una alta tasa de supervivencia, que llega entre 90% o más de 95%.

Hasta las 32 semanas, alrededor del 60% al 70% de los bebés nacidos se desarrollan normalmente, sin ningún problema grave. Aún así, alrededor del 10% al 15% están en riesgo de deficiencias graves, como parálisis cerebral, deficiencia intelectual grave, ceguera, sordera, o una combinación de éstos, lo que requerirá atención médica significativa y acompañamiento.

Los nacidos después de ese período tienen el riesgo de deficiencias graves prácticamente igual a los niños nacidos en el período correcto.

Principales complicaciones en el embarazo

gravidez-complicada

Las complicaciones del embarazo pueden afectar a cualquier mujer, pero las más propensas son las que tienen algún problema de salud o no siguen correctamente el prenatal. Algunas de las posibles complicaciones que pueden surgir durante el embarazo son:

Amenaza de parto prematuro

Puede ocurrir cuando una mujer pasa por situaciones de estrés o hace mucho esfuerzo físico, por ejemplo. Sus síntomas incluyen contracciones antes de las 37 semanas de gestación y por veces secreciones que pueden o no contener restos de sangre.

La anemia ferropénica en el embarazo

Puede ocurrir si las mujeres consumen pocos alimentos ricos en hierro o sufren de mala absorción de hierro en el intestino. Sus síntomas incluyen la fatiga excesiva, dolor de cabeza y debilidad.

La diabetes gestacional

Esta enfermedad puede ocurrir debido al consumo excesivo de azúcar o carbohidratos. Sus síntomas incluyen la visión borrosa y un aumento considerable de la sed.

La diabetes gestacional es una condición caracterizada por el aumento de los niveles de glucosa en la sangre, reconocida por primera vez durante el embarazo. La condición puede llegar a ocurrir en aproximadamente el 4% de todas las gestaciones.

Generalmente, la diabetes gestacional se cura inmediatamente después del parto. Pero la atención especial y el acompañamiento médico debe seguir, porque la mujer que tuvo diabetes gestacional está en riesgo para la diabetes tipo 2. De esta manera, es importante mantener el cuidado incluso después de tener el bebé.

La diabetes gestacional raramente causa síntomas. De esta forma, es necesario hacer exámenes periódicos durante todo el embarazo, principalmente entre las semanas 24 y 28. Es importante hacer estos exámenes una vez que el azúcar alto en la sangre puede causar problemas para la madre y su bebé.

Los factores de riesgo para la diabetes gestacional son:

- Edad superior a 25 años
- Historia familiar de la diabetes
- Bebés de gestaciones anteriores que nacieron con más de 4 kg
- Exceso de peso antes del embarazo
- Aumento excesivo de peso en el embarazo

La eclampsia

Puede ocurrir debido al aumento excesivo de la presión arterial causada por la mala alimentación y falta de ejercicio. Sus síntomas incluyen el aumento de presión arterial, manos hinchadas y la presencia de una alta concentración de proteínas en la orina.

La placenta previa

Es cuando la placenta cubre parte o la totalidad de la abertura del cuello del útero, evitando que sea posible el trabajo de parto normal. Sus síntomas incluyen un sangrado vaginal sin dolor que puede ser de color rojo brillante y se inicia al final del embarazo, de forma leve o intensa.

Toxoplasmosis

Esta infección es causada por un parásito y puede ser transmitida por animales domésticos como perros y gatos o alimentos contaminados. La enfermedad no causa síntomas y se identifica en un análisis de sangre. Esa situación es potencialmente grave para el bebé, pero también puede ser fácilmente evitada con medidas simples de higiene con los alimentos.

Es importante saber que un hacer acompañamiento regular en una clínica especializada y seguir las recomendaciones de su doctor, es la clave esencial para llevar un embarazo saludable y responsable, tanto para la mamá, como para el bebé.

Consejos para tener un embarazo saludable

Si descubriste hace muy poco que estás embarazada, lo principal es acudir de inmediato a un médico de confianza para la atención prenatal necesaria. De esta forma podrás adelantarse a inconvenientes y seguir todas las recomendaciones que pueda ofrecer el especialista.

A su vez, comienza a cuidar la alimentación, evitando las comidas muy pesadas o con demasiadas grasas saturadas, así como integra gradualmente las vitaminas como ácido fólico y hierro. Demás está resaltar que debes evitar todo tipo de drogas y alcohol, pero también es recomendable eliminar la cafeína de tu dieta por el período de gestación.

En tanto, programa las horas de sueño para tener un buen descanso, mientras que en la rutina diaria puedes integrar algunos minutos de actividad física. Esto será de mucha ayuda también a la salud emocional, mejorando los estados de ánimo y enfrentando este período con mayor alegría.

 

Fertilidad: tratamientos que traen nueva vida

Actualmente la medicina puede ser una solución para casi todo en nuestras vidas, hasta mismo cuando el asunto es la fertilidad y la dificultad para tener hijos. Las parejas deben procurar esta ayuda cuando la mujer no puede quedar embarazada, mismo después de un año de relaciones sexuales sin protección en las fechas fértiles.calculadora_fertilidade

En ese caso, es recomendable que ellos busquen la ayuda en clínicas especializadas. En las consultas, generalmente los especialistas evalúan los diferentes parámetros, tanto en hombres como mujeres, que pueden afectar la fertilidad, como la genética, las hormonas, la ovulación, el esperma, estilo de vida y otros factores.

LOS TRATAMIENTOS MÁS CONOCIDOS

1- Inseminación intrauterina

En vista de disfunciones hormonales,  se puede llevar a cabo un tratamiento de estimulación ovárica que permite la inducción de la ovulación mediante la administración de hormonas por inyección subcutánea. Se recomienda tener relaciones sexuales durante los 3 días siguientes al tratamiento para aumentar las posibilidades de fertilización.

Cuando aparecen los parámetros analizados (tubos de esperma, hormonas) normales, pero aun así, el embarazo no ocurre, las parejas pueden intentar la inseminación intrauterina. En primer lugar se hace el seguimiento y la estimulación ovárica, a través de ultrasonido y la inyección de hormonas.

Respectivamente el esperma es colectado e inserido adentro del útero a través de un catéter. Este tratamiento es indicado para parejas con menos de 3 años de infertilidad y en que las mujeres no ultrapasan los 37 años de edad. Las mujeres mayores de 37 años pueden recurrir a otras terapias, dada la baja probabilidad de embarazo espontáneo.

2- Fertilización In Vitro

Este procedimiento es la fertilización del óvulo en laboratorio y se usa cuando la fecundación no se produce aunque después de varios ciclos de estimulación ovárica o de la inseminación intrauterina.

Después de monitorear la ovulación y la estimulación hormonal de los ovarios, se hace la recogida de los ovocitos por una punción, realizada bajo control ecográfico y la anestesia. El hombre, a su vez, hace que la recogida de esperma.

Los óvulos de la mujer son fertilizados en el laboratorio y permanecen en una incubadora. Entre 2 y 6 días más tarde, se hace la transferencia para el cuerpo a través de un catéter (no requiere anestesia).

Durante todo el proceso, es necesario que las mujeres tomen medicamentos para preparar el cuerpo para la fertilización. La implantación del embrión se produce cerca de 8 días más tarde, un proceso natural. El embarazo puede ser confirmado entre 12 y 14 días más tarde por un análisis de sangre.

3- Embrión u óvulo donante

Hay una alternativa muy efectiva para quienes no pueden concebir utilizando sus propios óvulos. Consiste en realizar un tratamiento FIV combinando un óvulo que haya sido donado por otra mujer con el esperma del hombre que desea ser padre, para que posteriormente se implante el embrión resultante en el útero.

4- Maternidad sustituta

Otra forma de poder concebir a tus hijos es que otra mujer lleve el embarazo de un embrión tuyo, o de un donante; para que luego de 9 meses te entregue al recién nacido.

TRES TRUCOS NATURALES PARA QUEDAR EMBARAZADA

Si por tu cabeza ya está instalada la idea de que llegó el momento para ser madre, es importante conocer que hay una serie de consejos y trucos naturales para facilitar el embarazo. El más común está ligado a tener relaciones sexuales en los días fértiles.

Sin embargo, hay temas en la alimentación y el cuidado personal que ayudarán. El primero de ello es el chequeo previo para evitar algún inconveniente. Luego, integrar mayor cantidad de ácido fólico en la dieta diaria, pasando de 1 mg unas semanas antes hasta los 5mg que el médico te recomienda una vez embarazada.

A su vez, reduce la ingesta de café, ya que está comprobado que la cafeína interrumpe el proceso. Come semillas de linaza, diente de león y consume infusiones de té de caléndula y ortiga, para limpiar el aparato reproductivo femenino y aumentar las posibilidades.

Cómo prevenir el virus zika

A medida que el virus Zika empezó cada vez más a ser relacionado con el aumento de los casos de microcefalia, la prevención para las mujeres que están tratando de quedar o ya están embarazadas, se convirtió en una necesidad primordial.

El virus Zika es transmitido principalmente por moquitos del género Aedes. Por lo tanto, es necesario tomar medidas para evitar la proliferación de la misma forma utilizada para prevenir el dengue:

1. Evitar la acumulación de agua

Encontrar y eliminar cualquier tipo de recipiente que puede acumular agua parada, tanto de la llave como de la lluvia. El agua puede acumularse en:

  • Tapas de botellas;
  • Botellas de PET o de vidrio, maceteros de plantas y cualquier otro recipiente de riego;
  • Piscinas;
  • Acuarios;
  • Charcos generados por irregularidades del suelo;
  • Platillos de plantas (eliminarlos o poner arena en los bordes);
  • Tanque de agua del refrigerador;
  • En los recipientes de comida de los animales domésticos (lavarse con frecuencia);
  • Baños en desuso

2. Use siempre repelente

Las futuras madres no pueden olvidar de pasar repelente en todas las áreas expuestas del cuerpo, especialmente en las piernas y los pies, ya que generalmente el mosquito vuela bajo. Es recomendable que el repelente sea aplicado tres veces durante el día.

En caso de sensibilidad al olor, pasar el repelente al aire libre y utilizar productos a base de sustancias que no son perjudiciales para las mujeres embarazadas.

3. Invertir en repelentes para la casa

Repelentes para los ambientes de la casa ayuda a proteger el hogar de los mosquitos. Los repelentes pueden ser caseros, a los mosquitos por ejemplo, no les gusta el olor de las velas e inciensos de citronela.

4.  Ropa de colores claros y que cubre el cuerpo

Use ropa que cubra la mayor parte del cuerpo y prefiera los colores claros para amortiguar el calor y también para protegerse de los mosquitos, que son atraídos por la ropa oscura.

5. Use mosquiteros en las ventanas

Una forma de evitar que los mosquitos proliférense por  la casa es ocupar mosquiteros en todas las ventanas.

Mismo con eses cuidados es importante estar atenta a síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones y manchas rojas en la piel y los ojos. En caso de presentarlos es necesario buscar cuanto antes una clínica especializada, el mismo sirve en caso de viaje para países que sufren con la epidemia.

Virus Zika actualmente: situación y consecuencias

El Zika puede haber salido de las noticias, pero las secuelas del virus siguen formando parte del cotidiano de cientos de personas de 38 países en la Región de las Américas, que confirmaron la transmisión local del virus zika.

Además de algunos casos de pacientes que quedaron con secuelas motoras graves, debido a lesiones medulares, están completando casi dos años miles de bebés que nacieron con microcefalia por cuenta del virus y que hoy conviven con una salud delicada.

Aunque no presenten estado de emergencia como antes, las medidas de prevención contra el mosquito Aedes aegypti (transmisor del virus Zika) aún siguen siendo alertadas para las zonas que fueron afectadas por la enfermedad, como Latinoamérica y Caribe.

De esa forma, es importante que las personas que tienen que viajar para países afectados tomen precauciones para prevenir picaduras de mosquitos y que mujeres embarazadas prefieran destinos que no tuvieron casos del virus confirmados.

Cómo es la recuperación de la cesárea

recuperacion_cesareaCuando se realiza una cesárea es normal que tengas miedo y sientas un poco de dolor, no obstante lo más importante es que te mantengas tranquila para que la herida pueda cicatrizar de mejor manera. Esto incluye que evites realizar grandes esfuerzos, y por sobre todo que no te agaches.

Al momento que desees tomar en brazos a tu hijo, debes hacerlo con mucho cuidado, y solo cuando estés acostada para que hagas el menor esfuerzo posible. Esto debes mantenerlo por lo menos durante 15 días desde el momento del nacimiento.

¿Qué puedo comer?

Para que puedas recuperarte lo más rápido posible, debes comenzar a ingerir más alimentos que en la etapa del embarazo, debido a que necesitarás de todos los nutrientes para que tu cuerpo vuelva a la normalidad después de toda la pérdida de sangre y el desgaste físico que sufriste. Es por ello que debes mantener una dieta rica en fibra, incluyendo cereales integrales, abundante agua, y por sobre todo muchas proteínas como huevo, pescado y carne. Además debes incluir alimentos que contengan hierro y muchos jugos naturales de fruta, especialmente si son de kiwi o naranja, debido a la gran cantidad de vitaminas que poseen.

Cuidados especiales

La herida que quedará luego de la intervención deberá tener cuidados especiales, los que implican que la limpies diariamente con el medicamento líquido que te recete tu doctor, además de tener mucho cuidado cuando tomes un baño, especialmente al momento de secarla, pues lo mejor es dejarla al aire libre por un tiempo para que pueda secarse por completo y que después no tengas que pasar por una dolorosa infección a causa de la humedad.
Es preciso mencionar que cualquier anomalía que sientas o percibas en la herida o en tus reacciones, las consultes de inmediato con tu ginecólogo para que sanes correctamente, y lo mejor que puedas cuidar a tu bebé lo más rápido posible.

¿Cómo recuperarse lo más rápido posible?

Si acabas de pasar por una cesárea, los síntomas más normales que se sentirán serán cansancio, aturdimiento, y dolor. Los primeros días con un bebé no son fáciles, siendo un proceso de adaptación a una nueva situación, a una nueva vida.
Recomendaciones a seguir:
- Ponerse de pie y caminar lo antes posible: ir poco a poco aumentando la frecuencia y la distancia de las caminatas. Mientras más se haga cada día, más rápida será la recuperación.
- Protección del abdomen: es muy importante extremar los cuidados de la zona durante esos días. La cicatriz de la cesárea tarda aproximadamente unos 10 días en curarse.
- Utilizar ropa cómoda: evitar elásticos, prendas ajustadas y botones que puedan clavarse en la cicatriz. Preferentemente, optar por prendas holgadas que se aten con lazo, o por vestidos anchos. Usar zuecos o zapatos abiertos antes que sandalias que requieran un ajuste.

Conozca los efectos de una cesárea

cesáreaToda embarazada ha escuchado alguna vez sobre el parto por cesárea, el que consiste en practicar un corte en el abdomen y el útero, a través del cual se extrae al bebé. En algunas ocasiones este procedimiento se programa por anticipado y en otros, se realiza cuando surgen complicaciones imprevistas.
En algunas ocasiones las mujeres requieren de una cesárea programada, decisión que dependerá del médico, del lugar donde tendrá al bebé o de su historia médica. Pero por lo general, se realizan cuando se tienen problemas con el bebé, como:
-Frecuencia cardíaca anormal.
-Posición anormal dentro del útero, como cruzado (transverso) o con los pies por delante (parto de nalgas).
-Tener un embarazo múltiple (trillizos o gemelos).
-Problemas del desarrollo del feto como hidrocefalia o espina bífida.
En otros casos, pueden ocurrir problemas con la madre, lo que obliga a la realización de la cesárea, como por ejemplo: miomas uterinos grandes cerca del cuello uterino, cirugía uterina previa, infección activa de herpes genital, enfermedad grave como cardiopatía, preeclampsia o eclampsia, que la madre esté infectada con VIH, o bien haber pasado por una cesárea previa.
Algunos riesgos
Y como toda cirugía tiene riesgos, la cesárea no es la excepción; no obstante la tasa de complicaciones es muy baja, las que pueden ser:
1- Hemorragia, y aunque el porcentaje de gravedad no es mucha e incluso la  mayoría de las veces no se necesita una transfusión, aún así el riesgo es mayor.
2- Infección de la vejiga o el útero.
3- Lesión a las vías urinarias.
Es preciso mencionar que las cesáreas pueden causar problemas en embarazos próximos como por ejemplo, que ocurra una ruptura uterina; problemas de placenta adherida que consiste en que la placenta que crece dentro del músculo del útero tiene dificultades para separarse después que el bebé nace.
Todos los problemas mencionados anteriormente pueden llevar a que se presente sangrado excesivo o hemorragia, lo que requerirá que se realicen transfusiones de sangre o inclusive la extirpación del útero (histerectomía).

Cuidados post cesárea

Los partos por cesárea comienzan a ser cada vez más comunes, con técnicas menos invasivas y que cuentan con rápidas recuperaciones. Sin embargo, se debe tener presente que conlleva cuidados especiales.

Se aconseja que las mujeres se desplacen lentamente en sus primeros días en el hogar. También, que eviten levantar o trasladar objetos pesados de manera innecesaria. Si existe dolor, es preferible solicitar alguna receta médica que pueda ingerir y tomar el remedio indicado a la hora que corresponda.
Por su parte, se recomienda utilizar alguna faja abdominal durante el primer mes, y limpiar la herida diariamente con agua y con jabón neutro, secando la zona con gasa estéril. Si presenta síntomas de infección en la zona de la cirugía, acudir de inmediato al médico. Y, pese a que no haya habido una intervención vaginal, es propicio reanudar las relaciones sexuales cuando el doctor tratante lo determine.

 

Sepa cómo se hace una cesárea

cesareaUna cesárea es un procedimiento médico que consiste en la realización de un corte en el abdomen y el útero a través del cual se extrae al bebé. Esta puede ser realizada por decisión de la madre, debido a complicaciones imprevistas que surjan durante el parto,o  bien se puede programar por estar embarazada con más de un bebé.

La operación paso a paso

Sea como sea el motivo, lo cierto es que todas llegan con dolores a la sala de operaciones, por lo que se inyecta una anestesia y se pasa una gasa o algodón con antiséptico por el vientre, para que luego el doctor realice una pequeña incisión horizontal arriba del pubis (ubicado en el corte del bikini).

Acto seguido corta el tejido subyacente y va capa por capa, al llegar a los músculos abdominales el médico los separa manualmente hasta encontrar el útero, donde hace un corte horizontal en su parte inferior.

Posteriormente el doctor inserta la mano dentro y saca al bebé. Luego corta el cordón umbilical y se le acerca a la madre para que tenga la posibilidad de verlo, pero el tiempo es muy escaso porque rápidamente debe ser entregado a una enfermera para que el equipo médico pueda examinarlo y asegurarse de que está en perfectas condiciones de salud.

En esporádicas situaciones es necesario realizar una incisión vertical, pero esto solo ocurre cuando el bebé es prematuro y la parte inferior del útero todavía no es suficientemente fina como para cortar.

Finalmente el médico saca la placenta y comienza a suturar la zona con puntos que se disolverán en el cuerpo. La última capa puede cerrarse con grapas -que son retirados en los tres días posteriores a la operación- y esta incisión demora 30 minutos, porque cerrar el útero demora más tiempo que abrirlo.

Luego del examen del bebé, la enfermera se lo entrega al padre (o a la persona que te esté acompañando) para que pueda sostenerlo y que juntos puedan ver al recién nacido.

Al terminar la cirugía la mujer es llevada a la sala de recuperación donde es controlada durante algunas horas y luego podrá tener en brazos a su bebé.