Tag Archives: ecografía

Por qué son necesarias las ecografías?

La ecografía, también llamada ecotomografía o ultrasonido, es un método no invasivo que sirve para diagnosticar o monitorear pacientes a partir de imágenes.

Para captar estas imágenes se utilizan ultrasonidos (ondas sonoras de alta frecuencia), produciendo imágenes del interior del cuerpo. Se aplica en el estudio de órganos y tejidos, en particular tejidos blandos del cuello, tiroides, mama, corazón, arterias y venas, órganos sólidos del abdomen, órganos pélvicos y articulaciones.

Ecografía: efectividad, precisión y seguridad 

eco

La ecografía es una técnica de imagen sin riesgo, cómoda y muy segura. Gracias a la ecografía, los futuros padres ven por primera vez a su bebé aún durante el embarazo y pueden acompañar su crecimiento, movimientos y estado de salud.

Al ser un examen en tiempo real, permite acompañar técnicas de intervención, como las biopsias. La ecografía con Doppler, denominada Ecodoppler, permite visualizar por ejemplo el estrechamiento de las arterias.

¿Qué limitaciones tiene este examen?

La ecografía permite estudiar y evaluar una gran parte de los órganos del cuerpo excepto aquellos que se sitúan detrás de los huesos o de estructuras con aire, como el intestino o el pulmón, ya que los ultrasonidos no los atraviesan.

¿Cómo se realiza el examen?

En la mayoría de los exámenes, la ecografía se realiza con la persona acostada o, en algunos, casos sentada. El médico utiliza un gel sobre la piel en la región a estudiar y, a través de una sonda, obtiene imágenes en tiempo real, algunas de las cuales se adjuntan al informe del examen (las más esclarecedoras).

En la ecografía de diagnóstico no se utilizan agujas, ni se inyecta ningún producto, por eso es denominado no invasivo, indolor y de poca complejidad, por lo tanto no necesita grandes preparaciones pré examen,

Las ecografías fueron un gran paso para la medicina y, sin dudas, son unos de los examenes actuales más efectivos en términos de diagnostico.

Conozca la importancia de la ecografía en el embarazo

Una de las exámenes más esperadas por las mamás, la ecografía es la oportunidad de ver a su bebé, aunque en una pequeña pantalla, la imagen borrosa y negra y blanca garantiza un momento de mucha emoción, pues esta es la garantía de que está bien!

La Organización Mundial de la Salud recomienda que se hagan tres ultrasonografías durante toda la gestación, siempre que esté bien y sin mayores problemas, no hay necesidad de otras. Sólo en gestaciones múltiples o con alguna intercurrencia, su médico deberá evaluar la periodicidad necesaria. ¡Vamos a conocer cada una!

El cuarto y último examen de ecografía se realiza para analizar el flujo sanguíneo del cordón umbilical, del corazón y de la arteria cerebral media, localizada en la cabeza del bebé.

En este examen también se analiza la posición fetal, la longitud del fémur, el perímetro cefálico y abdominal (tamaño de la cabeza y del abdomen), peso y nivel del líquido amniótico.

Cómo prepararme para la ecografía

La ecografía es un procedimiento que utiliza una tecnología llamada ultrasonido. El método utiliza un sonido en baja frecuencia (que oído no puede escuchar) que es enviado al cuerpo por medio de una sonda y después se refleja en los órganos del paciente.

La ecografía es un procedimiento considerado seguro, que no presenta efectos secundarios en la mayoría de los pacientes. Su indicación es común y aunque casi siempre sea recomendada para mujeres embarazadas, la ecografía también puede ser utilizada para diagnóstico y análisis de diversas partes del cuerpo u órganos, como el hígado, los ovarios, entre otros órganos.

http://www.agravidez.com/wp-content/uploads/ecografias.jpg

Recomendaciones antes  de realizar una ecografía:

1. Acompañantes

Para realizar la ecografía no es necesario ningún tipo de anestesia, por lo tanto, es un procedimiento que no necesita de acompañantes o de tiempo de espera en la clínica. Luego después del examen, el paciente puede volver a sus actividades normales (siempre consultando al doctor).

2. Diferencia entre 3D y 4D

La cuarta dimensión no existe, por lo tanto, el 4D es el mismo que el 3D pero en tiempo real. Eso significa que la ecografía 4D puede ver los movimientos reales del feto, por ejemplo.

3.Puedo hacer varias ecografías en un corto período de tiempo?

Claro que sí. El ultrasonido no posee ninguna radiación dañosa para el paciente.

4. Que es necesario tener en cuenta para realizar la ecografía?

Cada ecografía tiene una recomendación distinta. Algunas recomiendan un periodo previo sin ingestión de alimentos y hasta la ingestión de algún medicamento. En el caso de la ecografía obstétrica, por ejemplo, las pocas recomendaciones son  alimentarse, tener la vejiga vacía y no pasar cremas humectantes en el cuerpo.

Informaciones adicionales

Así que si el doctor responsable por ti decide solicitar una investigación de ultrasonido, no alimente dudas y preocupaciones. Sepa que el procedimiento es indoloro y no presenta riesgos de efectos secundarios negativos al paciente.

Además la ecografía puede ser considerada tranquila y rápida, ya que su duración en casos simples es mínima y generalmente dura entre 10 y 15 minutos al máximo. Encuentre una clínica especializada en el procedimiento que pueda garantir resultados confiables y realice el examen sin miedo.

Más allá de presentar el diagnóstico, la ecografía es clave fundamental para un embarazo bien sucedido, además ayudar la prevención y promover el inicio de los tratamientos el cuanto antes, para mejores resultados y cuidado con la salud que harán toda la diferencia. 

Exámenes que debe realizarse una embarazada

El embarazo se tienen que entender como el proceso que es, y del cual es necesario realizar una serie de exámenes para ir chequeando constantemente la buena gestación del bebé que será dado a luz.
Algunos doctores parten por descartar enfermedades de transmisión sexual como la clamidia o gonorrea, y después de eso solicitar la realización de una ecografía para confirmar el buen embarazo y la fecha aproximada del parto.
Luego de esto viene el análisis de sangre, para ver si existen riesgos de padecer anemia. Este examen de sangre también detecta el padecimiento de sífilis, hepatitis B, VIH e inmunidad a la rubéola.
El ginecólogo también va confirmando que no tengas alguna infección urinaria, las cuales complican el embarazo. Las demás ecografías realizan un seguimiento a la correcta gestación del futuro bebé, y también comprueba si existe alguna malformación congénita, o la posibilidad de problemas cromosómicos.