Tag Archives: diabetes gestacional

Principales complicaciones en el embarazo

gravidez-complicada

Las complicaciones del embarazo pueden afectar a cualquier mujer, pero las más propensas son las que tienen algún problema de salud o no siguen correctamente el prenatal. Algunas de las posibles complicaciones que pueden surgir durante el embarazo son:

Amenaza de parto prematuro

Puede ocurrir cuando una mujer pasa por situaciones de estrés o hace mucho esfuerzo físico, por ejemplo. Sus síntomas incluyen contracciones antes de las 37 semanas de gestación y por veces secreciones que pueden o no contener restos de sangre.

La anemia ferropénica en el embarazo

Puede ocurrir si las mujeres consumen pocos alimentos ricos en hierro o sufren de mala absorción de hierro en el intestino. Sus síntomas incluyen la fatiga excesiva, dolor de cabeza y debilidad.

La diabetes gestacional

Esta enfermedad puede ocurrir debido al consumo excesivo de azúcar o carbohidratos. Sus síntomas incluyen la visión borrosa y un aumento considerable de la sed.

La diabetes gestacional es una condición caracterizada por el aumento de los niveles de glucosa en la sangre, reconocida por primera vez durante el embarazo. La condición puede llegar a ocurrir en aproximadamente el 4% de todas las gestaciones.

Generalmente, la diabetes gestacional se cura inmediatamente después del parto. Pero la atención especial y el acompañamiento médico debe seguir, porque la mujer que tuvo diabetes gestacional está en riesgo para la diabetes tipo 2. De esta manera, es importante mantener el cuidado incluso después de tener el bebé.

La diabetes gestacional raramente causa síntomas. De esta forma, es necesario hacer exámenes periódicos durante todo el embarazo, principalmente entre las semanas 24 y 28. Es importante hacer estos exámenes una vez que el azúcar alto en la sangre puede causar problemas para la madre y su bebé.

Los factores de riesgo para la diabetes gestacional son:

- Edad superior a 25 años
- Historia familiar de la diabetes
- Bebés de gestaciones anteriores que nacieron con más de 4 kg
- Exceso de peso antes del embarazo
- Aumento excesivo de peso en el embarazo

La eclampsia

Puede ocurrir debido al aumento excesivo de la presión arterial causada por la mala alimentación y falta de ejercicio. Sus síntomas incluyen el aumento de presión arterial, manos hinchadas y la presencia de una alta concentración de proteínas en la orina.

La placenta previa

Es cuando la placenta cubre parte o la totalidad de la abertura del cuello del útero, evitando que sea posible el trabajo de parto normal. Sus síntomas incluyen un sangrado vaginal sin dolor que puede ser de color rojo brillante y se inicia al final del embarazo, de forma leve o intensa.

Toxoplasmosis

Esta infección es causada por un parásito y puede ser transmitida por animales domésticos como perros y gatos o alimentos contaminados. La enfermedad no causa síntomas y se identifica en un análisis de sangre. Esa situación es potencialmente grave para el bebé, pero también puede ser fácilmente evitada con medidas simples de higiene con los alimentos.

Es importante saber que un hacer acompañamiento regular en una clínica especializada y seguir las recomendaciones de su doctor, es la clave esencial para llevar un embarazo saludable y responsable, tanto para la mamá, como para el bebé.

Consejos para tener un embarazo saludable

Si descubriste hace muy poco que estás embarazada, lo principal es acudir de inmediato a un médico de confianza para la atención prenatal necesaria. De esta forma podrás adelantarse a inconvenientes y seguir todas las recomendaciones que pueda ofrecer el especialista.

A su vez, comienza a cuidar la alimentación, evitando las comidas muy pesadas o con demasiadas grasas saturadas, así como integra gradualmente las vitaminas como ácido fólico y hierro. Demás está resaltar que debes evitar todo tipo de drogas y alcohol, pero también es recomendable eliminar la cafeína de tu dieta por el período de gestación.

En tanto, programa las horas de sueño para tener un buen descanso, mientras que en la rutina diaria puedes integrar algunos minutos de actividad física. Esto será de mucha ayuda también a la salud emocional, mejorando los estados de ánimo y enfrentando este período con mayor alegría.