Tag Archives: dejar de fumar

6 consejos para cuidar mejor del corazón

Cada año, más de 17 millones de personas mueren de enfermedades del corazón. La cardiología registra que las causas son: ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y muerte súbita causada por el tabaquismo, el colesterol alterado, presión arterial alta, la inactividad física, sobrepeso u obesidad, circunferencia de la cintura alta, la diabetes y la mala nutrición.

La OMS señala que el 80% de los ataques al corazón y ataques cardiacos prematuros son prevenibles no solo por el acompañamiento en centros clínicos especializados en cardiología, sino que el gran secreto es la adopción de hábitos como la actividad física, lucha contra el tabaquismo y la alimentación saludable.

http://consejos.suplments.com/wp-content/uploads/2015/06/MultiPlus-Cardio-Health.jpg

Descubre 6 consejos para cuidar del corazón de manera responsable:

1 – Disminuye la sal

El uso excesivo de sal proporciona el aumento de la presión, un fenómeno que es causa de otras enfermedades del sistema cardiovascular.

2 – Estrés

El estrés emocional aumenta los niveles de presión y es un factor de riesgo para enfermedades del corazón.

3 – Actividad física

Cuando se hace ejercicio con frecuencia, el corazón trabaja más eficientemente. La sangre fluye mejor y arterias y los vasos se vuelven más flexibles y saludables.

4 – No fumar

Si usted fuma, corre un riesgo – por lo menos 3 veces mayor – de sufrir un infarto agudo de miocardio en comparación con las personas que no fuman.

5) Cuida el peso

La obesidad aumenta el riesgo de una persona morir de enfermedades relacionadas con el corazón. Esto es debido a que causa una serie de cambios en el metabolismo y promueve enfermedades tales como hipertensión, colesterol alto y diabetes.

6 – Buena alimentación

Dar preferencia a una dieta equilibrada, evitando exceso de sodio, grasas trans y saturadas. Preferir los alimentos con fibra, antioxidantes y combinarlos con el ejercicio, es una práctica fundamental para la salud de su corazón y su cuerpo como un todo.

Alimentos recomendados para mejorar la salud del corazón

Los infartos y problemas al corazón se han disparado en este último tiempo, y estos problemas cardíacos son causados por un enemigo que tiene nombre y apellido: tabaquismo y mala alimentación.
Una dieta equilibrada tiene grandes beneficios para nuestra salud tanto interna como externa, pero sobre todo para prevenir las complicaciones cardiovasculares.
Las nueces son un alimento que Omega 3 para proteger tu corazón, integra este fruto seco a tu dieta. El brócoli te ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares gracias a su vitamina k y cualidades antioxidantes.
El chocolate negro te aguda a restaurar la flexibilidad de tus arterias y evita las obstrucciones de los vasos sanguíneos. Las frutillas controlan la tensión arterial ayudando a su dilatación.
Otros alimentos que debes integrar en tu cocina es el té verde, el aceite de oliva, las legumbres y el curry; como también el salmón y el vino tinto en tu mesa.

Los beneficios de dejar de fumar

El cigarro todavía es un mal que afecta a muchas personas en nuestra sociedad. Y cuando hablamos de dejar de fumar, una de las cosas más importantes para tener en cuenta es que desde el momento en que se deja el vicio la salud y la calidad de vida mejoran. Nuestro cuerpo empieza a reaccionar positivamente casi de forma instantánea.

El tabaquismo es considerado una de las principales causas de cáncer de pulmón.  Así mismo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de cigarrillos no disminuye y  es la causa de aproximadamente 10.000 muertes por día. La estimativa sube, de manera que en 2020 habrá 8,4 millones de muertes diarias por enfermedades relacionadas al cigarro.

deixar-de-fumar

El cigarro hoy es considerado uno de los mayores causantes de cáncer de pulmón en el mundo. Por eso, cada vez más personas se han liberado de ese vicio.

Cuando dejamos de fumar, los resultados en la mejora de la salud pueden ser notados tanto al lago, como también a corto plazo, casi de forma instantánea.

Los estudios demuestran que 8 horas después de dejar de fumar la cantidad de monóxido de carbono en la sangre disminuye a la mitad y la oxigenación de las células vuelve a la normalidad.

En un día sin cigarrillos, el monóxido de carbono puede ser totalmente eliminado del cuerpo y los pulmones empiezan a eliminar de forma natural el moco y los residuos del humo.

48 horas después del último cigarrillo el cuerpo ya consiguió eliminar toda la nicotina y algunos sentidos importantes vuelven a normalizarse, como el paladar y el olfato.

Algunos resultados a largo plazo también sorprender, por ejemplo, los bronquios empiezan a relajarse y la respiración mejora en unas 72 horas sin cigarrillo. De 3 a 9 meses después los problemas respiratorios y la tos se calman, la voz se vuelve más clara y la capacidad respiratoria aumenta en un 10%.

Cómo dejar de fumar

Dejar de fumar no siempre es fácil y es una actitud que requiere mucha fuerza de voluntad del fumador. El fumador debe pensar que dejar de fumar su salud y calidad de vida mejora. Para estimular esa larga lucha, listamos algunos cambios que ocurren en la salud cuando se deja el vicio:

1. En 20 minutos sin cigarro, la presión arterial vuelve a la normalidad y la frecuencia del pulso cae a niveles normales. La temperatura en las manos y los pies aumenta hasta alcanzar los niveles recomendados.

2. Los niveles de monóxido de carbono en la sangre alcanzan el valor normal y el nivel de oxígeno aumenta cerca  de 8 horas después de dejar de fumar.

3. En 48 horas sin cigarro, las terminaciones nerviosas comienzan a crecer de nuevo y los sentidos del olfato y el gusto mejorar.

4. En el periodo de 2 semanas a 3 meses lejos del vicio, la circulación sanguínea mejora considerablemente. Hace más fácil caminar y es posible notar mejoras en función pulmonar, que pueden llegar a 30%.

5. Del primer hasta el nono mes sin fumar, los síntomas más comunes como la tos, ronquidos, congestión, fatiga y falta de aire disminuyen significativamente.

6. En 1 año sin cigarro, el riesgo de enfermedades relacionadas con el corazón cae a la mitad en comparación con un fumador.

Motívate en dejar de fumar con el tratamiento que más te conviene. Tu salud agradece a corto y a largo plazo.

Guía práctica para dejar de fumar

dejar_defumarLas personas que fuman saben lo difícil que es intentar dejar la adicción, por lo que es necesario que adquieran ciertas rutinas para poder lograrlo, además de aprender a reemplazar los hábitos, y por sobre todo evitar recaer.

Para ello hemos elaborado una serie de consejos que le ayudarán a sacar los cigarrillos de por vida.

Algunas recomendaciones

-En primer lugar debes sacar de tu casa todo lo que tenga que ver con fumar, es decir ceniceros, encendedores y lavar toda tu ropa para evitar sentir el olor que quedó impregnado en las prendas.

-Ocupa tus manos constantemente con objetos que ayuden a la relajación, como por ejemplo una pelota antiestrés.

-Descarga tensiones con el ejercicio, por lo que procura inscribirte en un gimnasio, comienza con un programa deportivo, o bien cambia tus rutinas incentivándote constantemente a gastar más calorías.

-Cuando estés en períodos de mucho estrés, recuerda que cada día sin fumar implica que tu cuerpo esté más saludable.

-Utiliza el dinero que ya no gastas en cigarrillos para comprar algo que siempre quisiste y de esta manera darte algún gusto.

- No dejes cigarrillos escondidos por los rincones de tu casa, pues al hacer eso solo te estarás engañando a ti mismo.

-Inscríbase a un programa para dejar de fumar. Los hospitales, secretarías de salud, centros comunitarios y lugares de trabajo frecuentemente ofrecen programas. Aprenda autohipnosis u otras técnicas que son bastante eficaces.

-Trate de no pensar en todos los días que le esperan en los que necesitará evitar fumar.
-Tan solo una fumada o un cigarrillo harán que el deseo por los cigarrillos sea más fuerte. Sin embargo, es normal cometer errores. Así que, aun si fumó un cigarrillo, no necesita fumar el próximo.

Finalmente no debe desanimarse en caso de no ser capaz de dejar de fumar la primera vez. La adicción a la nicotina es un hábito difícil de romper. Intente algo distinto para la próxima y  desarrolle nuevas estrategias e inténtelo de nuevo.

Efectos en la salud y la piel cuando se deja de fumar

Pese a ser uno de los vicios más masificado en el mundo, el cigarro provoca una serie de daños en la salud y piel de las personas, incluso para aquellos fumadores ocasionales.

El tabaco afecta enormemente el tono de la piel, además de promover un estado de flacidez y deshidratación de la misma. Lo concreto es que decenas de artículos científicos que sólo 90 días después de haber dejado de fumar, la piel recupera su aspecto, mejorando elasticidad y color.

En cuanto a salud, expertos aseguran que un resfriado común pueden verse complicadas para los fumadores regulares, porque el sistema inmunológico tiende a sobre reaccionar ante un virus como la gripe. Lo mismo pasa en la boca, ya que la salud dental se ve perjudicada con la nicotina incluida en los cigarros. Encías y dientes sufren las consecuencias.

alemana_dejar_fumar

Lee estos consejos para dejar de fumar

Muchos fumadores, conocen las terribles consecuencias de consumir tabaco, sin embargo no pueden dejar de fumar cigarrillos, lo que perjudica su salud y de quienes los rodean.

Y es que a veces, las presiones sociales, el estrés, la necesidad de desahogo y un vicio que es fácil de conseguir -además de ser legal-, no permiten a las personas dejar los malos hábitos, tanto que en algunos casos, termina por volverse algo del día a día.

Pero es necesario parar desde ya con el cigarro, no solo por el gasto que significa comprar las cajetillas -el cual aumenta cada año producto de los impuestos-, sino también porque al final, se deteriora las salud de uno y de quienes lo rodean.

Sin embargo, la comunidad y especialistas intentan educar a la población sobre este tema, pero dejar de fumar es algo nada sencillo para quien lleve bastante tiempo fumando. Si cuentas con las ganas y quieres dejar el tabaco, sigue estos consejos que te ayudarán.

Guía práctica para dejar de fumar

Lo primero que debes hacer, es una lista en la cuál se explique el detalle de tu situación actual con el cigarrillo y lo que quieres hacer con él, especificando motivos y fechas.

Las razones por las cuales, quieres dejar el tabaco, deben lo más claras y personales posible para que puedas convencerte de que es la mejor decisión. Junto con eso, también haz una lista donde especifiquen en qué situaciones te costaría no fumar.

La tarea es difícil, pide ayuda a un especialista que te guiará y entregará un tratamiento que te permitirá manejar la abstinencia, por lo mismo. visitar al psicólogo sería una excelente alternativa para dejar de fumar y contar con el apoyo y guía suficientes.

Dicho lo anterior, es que debes cambiar tu estilo de vida, tu rutina de la semana. Bajar el consumo del café como de las bebidas alcohólicas, ya que ellas fomentan las ganas de fumar.

Una buena forma de partir, es establecer un plan de trabajo, ponerse metas y objetivos, así como determinar qué es lo que se hará en esos tiempos de ocio y erradicar también, todo tipo de restos de cigarro, cenizas, ceniceros, etc.

En ocasiones, fumar se ha vuelto parte de situaciones básicas como son comer o ir a dormir; en estos casos, hay que reemplazar el cigarro por alguna otra actividad que nos mantenga ocupado, como escuchar música, comer una fruta, caminar, etc.

El apoyo es fundamental

Si parece que es muy difícil lograr una mejoría, es importante también contar con el apoyo de otros, a fin de cuentas, las terapias funcionan mejor cuando existe apoyo desde afuera.

Debes comentarle a tus amigos y familia de la decisión que acabas de tomar para que te sientas apoyado. Intenta relacionarte con personas que no fumen para que puedas poco a poco ir dejándolo, visita lugares donde esté prohibido fumar para que no caigas en la tentación.

Recuerda que estás haciendo un gran esfuerzo, no te desanimes ni tires la toalla al primera, porque los beneficios son espectaculares, a nivel mental como físico.