Tag Archives: cirugía bariatrica

Para qué sirve la cirugía bariátrica?

La cirugía bariátrica también es conocida como cirugía de la obesidad y cirugía de reducción del estómago. Cuando la obesidad ya llegó a un nivel crítico y las actividades físicas no causan efecto, es necesaria una intervención médica como la cirugía bariátrica. Se recomienda, principalmente para pacientes con el índice de masa corporal superior a 40.

sobrepeso

La cirugía bariátrica no tiene fines estéticos, es una cirugía que va a alterar los hábitos y la calidad de vida del paciente con el objetivo de hacerlo tener una vida más sana y larga. Los métodos para el tratamiento quirúrgico contra la obesidad son muy radicales y deben ser hechos en condiciones extremas, o sea, cuando el paciente ya no consigue reducir su peso solo y corre riesgo de muerte debido a la obesidad.

História

La primera cirugía bariátrica fue realizada por Kremen y Liner en 1954. En esa ocasión, el procedimiento se hizo con el propósito de promover la reducción de peso y se utilizó el by-pass (desvío) del intestino.

En 1982, se hizo la inserción de un método quirúrgico que se volvió bastante utilizado a lo largo de los años, la gastroplastia vertical con vendaje. Este método es simple y con pocas complicaciones.

A principios de los años 90, surgió un nuevo tipo quirúrgico que utilizaba los mecanismos asociados a la restricción de los alimentos y la mala absorción de los nutrientes.

Obesidad y enfermedades

El exceso de peso puede traer agravaciones médicas como la hipertensión, la diabetes y las disfunciones respiratorias. El tratamiento contra la obesidad se considera clínico, es decir, es necesario que ocurra la reeducación del paciente en la forma física, psicológica y nutricional.

Requisitos previos para la cirugía bariátrica

Para ser sometido a los tratamientos quirúrgicos, el paciente debe:

  • Estar 45 kg por encima del peso ideal o con el IMC de 40 o superior a eso;
  • Pacientes con IMC de 35, pero que tengan problemas de salud relacionados con la obesidad;
  • Edad de 16 a 60 años;
  • Historial en no conseguir perder peso;
  • No tener ninguna enfermedad que esté contraindicada para la cirugía;
  • Evaluación clínica completa y exámenes preoperatorios.
  • Es una cirugía no recomendada para personas que tienen cirrosis hepática, problemas graves en el pulmón, lesión en el músculo cardíaco e insuficiencia renal

Cómo prepararse para una cirugía bariátrica

Así como todos los procesos quirúrgicos, la cirugía bariatrica también necesita que el paciente se prepare y siga algunas reglas antes de ser realizada.

La pérdida de peso antes de las cirugías es un asunto que no siempre es recomendado, depende mucho del paciente y del doctor que acompaña el caso. Aún no se ha comprobado en estudios comparativos significante beneficio si hay alguna pérdida ponderal en el período anterior a la cirugía.

La alimentación en ese período debe ser balanceada y sin exageraciones. La mayoría de los equipos multidisciplinares que cuidan a los pacientes de bariátricas, les pide a los pacientes mantener dieta líquida 24 horas antes de las intervenciones.

Idealmente, los fumadores deben dejar el cigarro cerca de 30 días antes de la fecha de la cirugía para disminuir las posibilidades de complicaciones pulmonares postoperatorias. Pero a veces esto es difícil de lograr.

De esa forma, es pedido entonces que los pacientes al menos logren disminuir el número de cigarros fumados. Muchos doctores después de la cirugía bariátrica, intensifican el cuidado de sus pacientes con fisioterapia respiratoria y otras terapias.

Vida después de la cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica es una de las formas más eficaces de pérdida de peso y la mejora de enfermedades asociadas con la obesidad mórbida. Actualmente, en los centros quirúrgicos especializados en ese procedimiento, las operaciones son relativamente rápidas, con una duración entre 50 a 90 minutos, dependiendo del cuadro clínico del paciente.

La cirugía bariátrica es una intervención que se realiza para tratar los problemas de obesidad y sobre peso. Este procedimiento quirúrgico se realiza acompañado de otros tratamientos, como la dieta y las sesiones de ejercicio.

Esta cirugía también es conocida como manga gástrica, remueve casi el 80% del estómago y es acompañada de un tratamiento hormonal que disminuye el apetito. Esta operación es recomendada para personas que presentan más de 40 kilos sobre su peso normal.
La cirugía bariátrica remueve la sección del estómago que produce la gherelina (hormona del apetito). Si bien más de la mitad del estómago es extraído, este sigue funcionando de manera normal.
Al no existir un bypass se disminuyen la posibilidad de presentar un problema nutritivo a futuro. Esta intervención tiene un ágil recuperación, sobre todo si consideramos que los pacientes son dados de alta al segundo o tercer día.

Aunque parezca simple, la cirugía bariátrica produce un gran cambio en la vida del paciente que opta por ese método de adelgazamiento. Por eso, hoy pretendemos explicar un poco sobre cómo es el primer mes después de la cirugía bariátrica.

https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcR1Qs9GhR_iYp7OXdfvVFVUCp4W4hi2NgcfuqwbgPGmE_YAkfHRog

Primeras horas

Tras el final del procedimiento, los pacientes despertaran el ala de recuperación post-anestésica, por lo general reposaran alrededor de una hora. La gran mayoría de los pacientes puede ir inmediatamente para la habitación.  Sin embargo, dependiendo de la gravedad de la enfermedad asociada, las primeras 24 horas pueden necesitar reposo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

 La dieta después de la cirugía

Por lo general, el paciente se introduce en el primer día postoperatorio con una dieta  estrictamente líquida. A partir de la orientación multidisciplinaria de los profesionales de la clínica elegida (cirujano y especialista en nutrición clínica) se explicarán las formas y tipos de alimentos liberados para esta primera fase.

La duración de la fase líquida es de 7 a 10 días, y luego se permite que los alimentos sean más cremosos /pastosos, fase que dura alrededor de 25 a 30 días. Después de ese periodo, se lleva a cabo la transición a la alimentación normal.

En este primer mes, existe la obligación de mantenerse hidratado y consumir un mínimo de calorías (alrededor de 600-1000 por día). A partir de la primera semana después de la operación los pacientes deben comenzar la suplementación con vitaminas, que es necesaria para absorción de nutrientes en el organismo.

También en las primeras 3 semanas se prescribe antiácidos en forma líquida, para reducir efectivamente la tasa de úlceras en el estómago.

Cuando las operaciones bariátricas se ajustan correctamente al paciente, traen consigo muchas ventajas como la recuperación rápida y el pronto retorno a la vida normal. Además,  los beneficios clínicos y mejora en la calidad de vida hacen valer la pena todo el esfuerzo.

Gastrectomía, la cirugía para terminar con la obesidad

cirugia bariatrica

La gastrectomía es un procedimiento que se lleva a cabo mientras el paciente se encuentra bajo anestesia general, donde está completamente dormido y no siente dolor alguno.  La operación comienza cuando el doctor realiza una incisión en el abdomen para luego extraer todo o parte del estómago (dependiendo de cual sea su afección). Es posible que en el caso de que se haya realizado una gastrectomía parcial,  sea necesario reconectar el intestino  a la porción restante del estómago, o bien al esófago cuando se haya realizado una gastrectomía total en el paciente.

Algunos cirujanos son capaces de hacer esta operación utilizando la tecnología mediante una cámara, donde se realizan algunas incisiones quirúrgicas pequeñas, la que es muy beneficiosa para la salud del paciente porque se enfrentan a una recuperación más rápida, además de menos dolor en el postoperatorio debido a las ínfimas incisiones que se realizan en esta cirugía que es también llamada laparoscopía.

 Una cirugía bariátrica siempre reporta beneficios con mínimos riesgos, pero no todas las personas están aptas para hacerse esta intervención. El que decide qué persona está apta para la cirugía es el médico tratante, luego de hacer una serie de exámenes entre los cuales está una evaluación psicológica.

Por lo general, este tipo de cirugía está diseñada para las personas que padecen de obesidad mórbida, es decir, todos los que poseen un índice de masa corporal mayor a los 40. O simplemente padecer de enfermedades asociadas a la obesidad, recién ahí puede ser intervenido.

Los expertos aconsejan a no practicar  estas cirugías a menores de edad, solo se le realizarán a los niños que padecen  alguna enfermedad relacionada directamente con la obesidad.

Para ser considerado dentro de la bactrectomía debes cumplir con el peso requerido en esta intervención, además antes de ser seleccionado es necesario que la persona se someta a los métodos tradicionales para bajar de peso, que son ; el plan nutricional, acondicionamiento físico, un tratamiento farmacológico, entre otros.

La evaluación psicológica es fundamental antes de decidir si un paciente es sometido a la cirugía, en este examen saldrá si el paciente está psicológicamente preparado para operarse.

Es importante saber que una intervención de esta magnitud requiere de fuerza de voluntad y un cambio de hábitos de vida para lograr los resultados.

¿Qué esperar después de la cirugía?

La pérdida de peso es de forma paulatina , la mayor baja de peso se frecuentemente en el primer mes  y son aproximadamente entre 5 a 20 kilos. Esta pérdida rápida de peso, se debe principalmente al cambio en la alimentación.  El proceso post operatorio comienza con la primera semana, donde se consume solo líquido, en la segunda se avanza con licuados y así paulatinamente hasta llegar a los sólidos.

Para el postoperatorio el paciente tendrá un equipo médico que lo ayudará a adquirir nuevos hábitos alimenticios, dentro de los especialistas está la nutricionista será la encargada de enseñar al paciente a alimentarse correctamente desde ahora, porque de lo contrario la obesidad podría volver.

La persona que se somete a esta cirugía con el tiempo su calidad de vida se verá aumentada notablemente. Las mejoras se notan en el ámbito familiar, social, laboral y personal. Por lo que la cirugía sólo trae ventajas para la persona que sepa aprovechar la oportunidad de aprender a alimentarse sanamente.