Tag Archives: causas de la obesidad

Obesidad mórbida: causas y tratamientos

La obesidad tiene causa multifactorial, incluyendo factores genéticos, conductuales, metabólicos y psíquicos. Por lo tanto, no se puede apuntar un ítem preponderante, principalmente en los casos más graves de obesidad mórbida.

Sin embargo, la obesidad mórbida – IMC por encima de 40 – puede tener factores relacionados y uno de los principales es el sedentarismo y la alimentación irresponsable.

¿Qué causa la obesidad mórbida?

rutina de ejercicios para bajar de peso

La causa de la obesidad es una asociación de varios factores, que incluyen:

• Consumo exagerado de alimentos muy calóricos, con alto contenido de grasa o de azúcar;

• Sedentarismo, pues la falta de ejercicios no estimula la quema y facilita la acumulación de grasa;

• Trastornos emocionales, que favorecen la compulsión alimentaria;

• Predisposición genética, pues cuando los padres son obesos es común que el hijo tenga una mayor tendencia a tener;

• Cambios hormonales, que es la causa menos común, asociada a algunas enfermedades, como síndrome del ovario poliquístico, síndrome de Cushing o hipotiroidismo, por ejemplo.

En conclusión la obesidad morbosa es el resultado del consumo de más calorías de lo que se gasta a lo largo del día, y ese exceso de calorías y energía se transforman en una acumulación de grasa.

Tratamiento

Los pacientes con obesidad morbosa están cerca de 40, 50 y hasta más kilos por encima del peso, lo que hace la pérdida del exceso difícil sólo con alimentación regulada y actividades físicas, siendo necesario el uso de medicamentos y, dependiendo del caso, de la cirugía bariátrica.

Es importante recordar que las cirugías bariátricas, o para reducir el estómago, generalmente sólo se aconseja en los casos en que después de 2 años de tratamiento médico y nutricional no hay pérdida significativa de peso, o cuando existe riesgo de vida debido al exceso de peso .

Además de una alimentación sana, el éxito del tratamiento para la obesidad morbosa también implica la práctica de la actividad física y el seguimiento psicológico para mantener la motivación ante la dificultad de perder peso.