Tag Archives: cáncer

Importancia del examen genético para quien tiene cáncer en la familia

angelinaLa actriz estadounidense Angelina Jolie declaró haber hecho una mastectomía (cirugía para retirar los dos senos) como forma de prevenir el desarrollo de cáncer de mama. La actriz optó por la medida tras realizar un examen de secuenciamiento genético, que detectó una mutación en el gen BRCA1.

De acuerdo con los genetistas y los médicos oncólogos, la presencia de esta mutación, que es hereditaria, aumenta en un 87% el riesgo de que una mujer desarrolle cáncer de mama y en un 50% el riesgo de tener cáncer de ovario. En el caso de Angelina, su madre había muerto de cáncer en 2007.

Según los expertos, el análisis genético de un paciente puede ayudar a prevenir el desarrollo del cáncer, pero sólo se recomienda para las personas encuadradas en el grupo de riesgo, es decir, con antecedentes de incidencia de cáncer precoz en la familia, cuando la enfermedad surge antes de los 40 años.

El cáncer de mama es el carcinoma más común en las mujeres. Se consideran factores de riesgo, tanto para hombres como para mujeres, antecedentes familiares, obesidad, sedentarismo y antecedente de patologías de la mama.

Prevención

La prevención del cáncer de mama no es totalmente posible en función de la multiplicidad de factores relacionados al surgimiento de la enfermedad y al hecho de que varios de ellos no son modificables.

En general, la prevención se basa en el control de los factores de riesgo y en el estímulo a los factores protectores, específicamente aquellos considerados modificables.

Se estima que por medio de la alimentación, nutrición y actividad física es posible reducir en un 28% el riesgo de que la mujer desarrolle cáncer de mama. Controlar el peso corporal y evitar la obesidad, a través de la alimentación sana y la práctica regular de ejercicios físicos, y evitar el consumo de bebidas alcohólicas son recomendaciones básicas para prevenir el cáncer de mama. La lactancia materna también se considera un factor protector.

Terapias alternativas para el cáncer

quimioEn los últimos tiempos, mucho se ha hablado sobre la investigación de la eficacia de terapias alternativas en el tratamiento de las enfermedades oncológicas a través de la combinación con la medicina convencional.

Algunas terapias complementarias tienen como objetivo ayudar a controlar los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos convencionales.

La terapia alternativa no tiene un efecto curativo

Aún que no sea una terapia de cura, existen evidencias de la acción de la medicina tradicional china. Se ha comprobado que los pacientes que recurren a los métodos convencionales junto a los de la medicina china tienen, por regla general, necesidad de menos sesiones de quimioterapia. La acupuntura, por ejemplo, favorece una reacción más eficaz y, por lo tanto, más rápida, a los tratamientos.

Sin certidumbres científicas sobre la validez de las capacidades curativas de estas terapias, algunas pueden funcionar en complementariedad con los tratamientos oncológicos convencionales, nunca los deben sustituir completamente

Acupuntura y quimioterapia

Algunos pacientes con cáncer de mama sometidos a la quimioterapia  verificaron una disminución de los síntomas colaterales provocados por el tratamiento, como náuseas, dolor y fatiga, después de varias sesiones de acupuntura. Además de los resultados de este estudio australiano publicado en el Journal of Clinical Oncology, investigaciones recientes con acupuntura también demostraron la reducción de los sofocos de la menopausia precoz o inducida.

Muchas mujeres cuando se someten a estos tratamientos para el cáncer entran en la menopausia precoz. En estas situaciones, la menopausia es abrupta y con síntomas importantes. En algunas personas, la acupuntura ayuda a disminuir la intensidad y la frecuencia de los calores, uno de los síntomas que más incomoda a las pacientes.

Es importante que todo paciente hable con su médico antes de iniciar cualquier tratamiento alternativo. Si es posible, lo indicado es pedir la opinión de más de un especialista que tenga conocimiento de su cuadro de salud. Vencer el cáncer puede convertirse un poco más cómodo con la búsqueda de terapias complementarias, pero es necesario tener mucha responsabilidad.

Para qué sirve la radioterapia?

La radioterapia es un término que se utiliza generalmente para describir las técnicas de tratamiento de cáncer mediante radiaciones.

Como la quimioterapia, la radioterapia es activa en la maduración y crecimiento de las células, como las cancerosas son más activas y crecen más rápido que las normales suelen ser más sensibles a la radiación y, por eso, son destruidas más fácilmente con la radiación.

Cómo actúa la radioterapia

aplicaion-medicinal

La radioterapia se utiliza para tratar un cáncer local que aún no está avanzado ni se ha diseminado por otras partes del cuerpo. La principal diferencia de la quimioterapia es que la radioterapia se realiza por medio de radiaciones directas en el tumor.

Estas radiaciones dañan el ADN de las células afectadas y las impiden reproducir más o aumentar de tamaño. Un punto muy positivo del tratamiento de radioterapia es que el daño celular del ADN de las células es heredado por otras células, de esa forma ellas mueren o se reproducen más lentamente.

En el caso de la radioterapia existen células normales de crecimiento rápido que pueden verse afectadas por la radiación, especialmente las células de la piel y del cabello. Por lo tanto, es posible ver a menudo efectos secundarios de la radiación en forma de caída de cabello y quemaduras en la piel.

¿Cuándo es indicada la radioterapia?

La radiación puede ser utilizada como tratamiento único, en combinación con quimioterapia, o servir para reducir el tamaño de determinados tumores que luego pueden venir a ser removidos mediante cirugía.

En otras ocasiones, se utiliza como tratamiento secundario para eliminar los residuos de tumor que permanecen después de una cirugía o una quimioterapia.

No siempre la radioterapia es utilizada como tratamiento curativo, a veces es sólo un tratamiento paliativo, o sea, que limite el tamaño de los tumores y de esa forma mejore la calidad de vida del paciente afectado por el cáncer.

¿Cómo detectar un cáncer?

Es importante conocer algunos de los signos y síntomas más comunes del cáncer. Pero recuerde, tener uno de estos síntomas no significa tener cáncer, ya que muchas otras cosas también pueden causar estos signos y síntomas.

Conoce algunos:

cancc

Pérdida de Peso Inexplicada

La mayoría de las personas con cáncer perden peso en algún momento. Una pérdida de peso inexplicada de 10 kilos o más puede ser la primera señal de cáncer. Esto ocurre en la mayoría de las veces con el cáncer de páncreas, estómago, esófago o cáncer pulmonar.

Fiebre

La fiebre es muy común en personas con cáncer, pero esto generalmente ocurre con la diseminación de la enfermedad. Casi todos los pacientes con cáncer tendrán fiebre en algún momento, principalmente si la enfermedad o el tratamiento afecta el sistema inmunológico. Con menos frecuencia, la fiebre puede ser una señal precoz de un cáncer, como leucemia o linfoma.

Fatiga

La fatiga es un cansancio extremo que no mejora con el reposo. Puede ser un síntoma importante cuando el cáncer se está desarrollando, como la leucemia.

Dolor

El dolor puede ser un síntoma precoz de algunos tipos de cáncer, como el tumor óseo o el cáncer de testículo.

El dolor de cabeza que no pasa o mejora con el tratamiento puede ser un síntoma de un tumor cerebral.

El dolor de espalda puede ser un síntoma de cáncer colorrectal o de ovario. La mayoría de las veces, el dolor debido al cáncer significa que la enfermedad ya se ha diseminado.

Cambios en la piel

El cáncer de piel y algunos otros tipos de cáncer pueden causar cambios en la piel, como hiperpigmentación, ictericia, eritema o prurito.

Signos y Síntomas de algunos tipos de cáncer

El cambio en los hábitos intestinales o la función de la vejiga. El estreñimiento a largo plazo, la diarrea o el cambio de las heces puede ser una señal de cáncer de cólon.

El dolor al orinar, la sangre en la orina o un cambio en la función de la vejiga, por ejemplo, la necesidad de orinar con mayor o menor frecuencia de lo habitual, puede estar relacionada con el cáncer de vejiga o de próstata. Hable con su médico sobre cualquier cambio en la vejiga o en la función intestinal.

La herida que no cicatriza

Los cánceres de piel pueden sangrar y son similares a las heridas que no cicatrizan. Una herida de larga data en la boca podría ser un cáncer de boca. Esto debe ser tratado inmediatamente, especialmente en personas que fuman, mastican tabaco o que ingieren alcohol con frecuencia.

Hemorragia

La hemorragia puede ocurrir en el cáncer inicial o avanzado. La tos con sangre en el esputo puede ser una señal de cáncer pulmonar. El cáncer de cuello de útero o de endometrio puede causar sangrado vaginal. La sangre en la orina puede ser una señal de cáncer de vejiga o cáncer de riñón. Una secreción sanguinolenta del pezón puede ser una señal de cáncer de mama.

Para qué sirve la medicina nuclear

La medicina nuclear (MN) es la modalidad en la radiología que utiliza fuentes con sustancias radiactivas para la formación de diagnóstico por imagen y para el tratamiento de patologías. Estas fuentes se administran por vía oral, inhalatoria, venosa o subcutánea.

En la medicina nuclear se permite observar el estado fisiológico de los tejidos de una forma no invasiva. Eso es posible a través de una identificación en las moléculas en procesos fisiológicos con isótopos radiactivos, denunciando su ubicación por emitir radiación nuclear y brillar en las imágenes de diagnostico.

epilepsia-informacion

Con esta detección es posible formar imágenes o películas que muestran el funcionamiento del órgano.

Además de permitir un diagnóstico más rápido, la medicina nuclear sirve para ser utilizada de forma terapéutica, con el objetivo de curar patologías, como algunas formas de neoplasias.

Efectos colaterales

A pesar de la radiación alcanzar directamente el tumor, con la intención de disminuir lo máximo posible a la exposición del cuerpo a la radiación, los efectos colaterales todavía pueden suceder.

El mayor problema en la utilización de la medicina nuclear es el precio, limitando a varios hospitales a utilizar esta técnica. Sin embargo, ciertos procesos son imposibles de diagnosticar de forma no invasiva sin la medicina nuclear.

La radiación recibida en un examen es menor que la recibida en una radiografía y normalmente no interfieren en los procesos fisiológicos normales. Los casos graves ocurren generalmente en casos de alergia al agente químico.

La medicina nuclear puede ser utilizada para la evaluación funcional de órganos como la tiroides, glándulas salivares, páncreas, hígado, los pulmones, entre otros.

Con ella también es posible, mapear el riego sanguíneo, la viabilidad del cerebro y del corazón y en el diagnóstico de tumores malignos por el cuerpo. Además del diagnostico, las técnicas se pueden utilizar en el control de las respuestas del tratamiento de tumores malignos.

Cuáles son las formas de tratamiento contra el cáncer?

Existen muchos tipos de cáncer y cada caso pide un tipo de tratamiento.  cancr

Conoce cuáles son las formas de tratamiento contra el cáncer:

Cirugía

La cirugía se realiza especialmente si la enfermedad parece estar contenida en un área localizada, y se realiza para retirar el tumor junto con cualquier tejido cerca que pueda contener células cancerosas.

Otros tratamientos, como la radioterapia y la quimioterapia, se pueden realizar junto con la cirugía, y se pueden administrar antes o después de la cirugía.

Radioterapia

La radioterapia, así como la cirugía, se realiza principalmente para tratar tumores localizados. El tratamiento radioterápico destruye las células cancerosas o las daña para que no puedan desarrollarse, y puede ser administrada aisladamente o junto con la cirugía o quimioterapia. Más de la mitad de los pacientes con cáncer reciben radioterapia en algún momento del tratamiento.

Quimioterapia

La quimioterapia,  es el tratamiento con medicamentos anticancerígenos administrados por vía venosa o oral. En la mayoría de los casos, se utiliza más de un medicamento quimioterápico. A diferencia de la radioterapia o la cirugía, los medicamentos quimioterápicos pueden tratar los cánceres que se han diseminado por todo el cuerpo.

Otras alternativas

Las regiones que poseen clínicas Santiago, Norte y Sur de Chile, cuentan con muchas opciones de clínicas que también poseen otras alternativas para el tratamiento de cáncer.

Terapia Biológica

La terapia biológica o inmunoterapia utiliza el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer o disminuir los efectos colaterales de algunas terapias contra el cáncer. Las terapias biológicas pueden detener o disminuir el crecimiento de las células cancerosas, ayudar a las células del sistema inmunológico sanas a controlar el cáncer, o ayudar a reparar las células normales dañadas por otras formas de tratamiento contra el cáncer.

Terapia objetivo

Utiliza medicamentos que apuntan a las alteraciones de un gen específico que ayudan a las células cancerosas a crecer y desarrollarse. Ataca el funcionamiento interno de las células cancerosas. Muchas veces se administran junto con la quimioterapia y otros tratamientos.

Terapias Alternativas y Complementarias

Cuando un paciente es diagnosticado con cáncer de estómago, por ejemplo, probablemente se enterará de otras formas de tratamiento de la enfermedad para aliviar los síntomas. Estos métodos pueden incluir vitaminas, hierbas y dietas especiales u otros métodos, como acupuntura o masaje.

Las regiones que poseen clínicas Santiago, Norte y Sur de Chile, ofrecen diferentes tipos de tratamiento para los más diversos casos de cáncer, llevando en cuenta el histórico, planes de salud y ubicación del paciente.

 

Cánceres más comunes en Chile

Podemos caracterizar el cáncer como un grupo de enfermedades causadas por la multiplicación descontrolada de células que, por su vez, adquieren la capacidad de invadir otros tejidos vecinos y a distancia.

Ese fenómeno de invasión es llamado de metástasis y actúa como la principal causa de muerte por el cáncer, debido a que destruyen el tejido normal, interfiriendo con el funcionamiento de los órganos.

canc

 

Actualmente, ya existen más de 200 tipos de cáncer, cada uno de los cuales presentan diferentes síntomas y tratamientos como neurocirugía, quimioterapia, entre otros.

El cáncer en Chile

Según datos publicados por el Instituto Nacional del Cáncer, en Chile cerca de 21% de las muertes tienen como causa confirmada el cáncer. Eso convierte la enfermedad en la segunda causa de fallecimientos del país, afectando principalmente a adultos hombres y mujeres.

Además, investigaciones muestran que Chile tiene las más altas tasas de mortalidad por cáncer de vesícula a nivel mundial y de cáncer de estómago en América.

El cáncer de estómago, causa cerca de 25,4 fallecimientos por cada 100 mil habitantes chilenos.  Las cifras de fallecimientos por cáncer de vesícula son aun más alarmantes. El país está en el tope del ranking mundial, presentando una tasa de 14,73 por cada 100 mil habitantes, superado sólo por Japón, con 16,2.

Estadísticas Vitales (INE), apunta que los cánceres comunes que más aumentaron su mortalidad en los últimos 15 años fueron el de colon, pulmón y páncreas. En contra punto, los que más bajaron fueron el de vesícula, estómago y cervicouterino. Según expertos, ello muestra que Chile se acerca a la epidemiología de países desarrollados con más muertes asociadas al estilo de vida.

Expertos explican que eso puede ocurrir por una combinación de factores genéticos, ambientales y por el estilo de vida. En ese momento, Chile se acerca a la epidemiología de países desarrollados con más muertes asociadas al estilo de vida.

El cancér es una enfermedad que provoca un deterioro del estado de salud importante, generando un gran impacto en la persona que lo padece y en la familia. Sin embargo, el estilo de vida saludable puede ayudar a prevenir la enfermedad y su diagnostico temprano puede indicar el mejor tratamiento para llevar a la cura (neurocirurgía, quimioterapia, entre otros).

Todo lo que se debe saber sobre radioterapia

La radioterapia es un tratamiento en el que se utilizan radiaciones para matar o evitar que crezcan las células de un tumor. Estas radiaciones no se ven y durante la aplicación el paciente también no sentirá nada. La radioterapia puede ser usada en combinación con la quimioterapia u otros recursos utilizados en el tratamiento de tumores.

La mitad de los pacientes con cáncer son tratados con radiación y un número cada vez más creciente de personas se curan con este tratamiento. Cuando no es posible obtener la curación, la radioterapia puede mejorar la calidad de vida del enfermo, reduciendo el tamaño del tumor, aliviando la presión y contribuyendo para disminuir considerablemente el sangrado, el dolor y otros síntomas, proporcionando mayor alivio a los pacientes.

http://medodedentista.com.br/wp-content/uploads/2016/01/radioterapia.jpg

Según la localización del tumor, la radioterapia se realiza en centros clínicos especializados de dos maneras:

• Externamente, donde la radiación se realiza a través de dispositivos que se retiran del paciente. Se llama radioterapia externa.

• Cuando el material radiactivo se aplica por medio de dispositivos que entran en contacto con el cuerpo del paciente, llamada radioterapia de contacto.

Este tratamiento se realiza de forma ambulatoria. Está previsto de acuerdo con las necesidades de cada paciente y seguir cuatro pasos principales:

Paso 1 – Médico:

Un radioterapeuta lo examinará y le hará una serie de preguntas para averiguar todo lo que le ha sucedido y pedir algunas pruebas.

Paso 2 – Encuentro de Tratamiento y Definición:

Cuando las pruebas están listas, se ha programado una reunión para estudiar la enfermedad. Varios profesionales definirán la forma y duración del tratamiento.

Paso 3 – Remisión a la programación del tratamiento:

Para programar el tratamiento se utiliza un dispositivo llamado simulador. A través de los rayos X, el médico marca la zona a tratar, marcar la piel con una tinta. Con el fin de que la radiación alcanze sólo el área a tratar, en algunos casos, un molde de yeso o plástico se puede hacer para ayudar a mantener a la persona en la misma posición durante la aplicación.

Paso 4 – Aplicaciones:

La cantidad será determinada por su doctor de una clínica especializada. El número requerido de aplicaciones puede variar según la extensión y localización del tumor, los resultados de sus exámenes y su salud. Durante la aplicación quedaras solo en la habitación donde los aparatos serán. Un técnico estará en la sala de control al lado observándolo a través de un vidrio especial o en un televisor.

Recomendaciones:

El área de la piel tratada es descubierta durante la radiación, trate de usar un traje que facilita desvestirse y vestirse.

No se mueva, por lo que la radiación no supere los límites de la zona a tratar.

Procure usar en la piel cosméticos recomendados para aquellos que hacen radioterapia. La piel permanecerá sensible por la radiación.

Efectos secundarios de la radioterapia
La radioterapia es una práctica médica que acostumbra tener muy buenos resultados en el combate contra el cáncer. Mostrándose eficaz en la destrucción de las células cancerígenas, pero al ser un tratamiento intenso y radioactivo, al igual que otros tratamientos, a menudo causa efectos secundarios.
La radioterapia siempre difiere en su realización, de acuerdo a la persona y el tipo de cáncer que pretende atacar. Los problemas secundarios se producen debido a que, a la par con las células cancerosas, la radioterapia también mata las células normales que se encuentran cerca al área de tratamiento.
Entre estos efectos adversos registran: los efectos cutáneos, la radioterapia produce muchas veces sequedad e hinchazón en la piel. La fatiga es otro de los efectos secundarios de este tipo de tratamiento.
También se tiene que considerar el efecto agresivo que produce la radioterapia en la zona donde es aplicado, provocando malestares y daños localizados.

Minimizar y prevenir las reacciones de la quimioterapia

La quimioterapia es una gran aliada de la oncología cuando hablamos del combate al cáncer. El tratamiento con el uso de fármacos cuya función es actuar sobre las células tumorales, es imprescindible para pacientes con diversos niveles y tipos de cáncer, pero sus reacciones por veces traen síntomas un poco desagradables para el paciente sometido.

http://1.bp.blogspot.com/-JDfog-s0mOs/VqKDnmYpwRI/AAAAAAAAACU/nXTGLd0Zkkw/s1600/cancer-mama_quimio.jpg

Náuseas y vómitos

Son síntomas muy desagradables y reclames comunes escuchados por los profesionales de oncología y clínicas especializadas, descrito por muchos pacientes como “peor que el dolor.” Estos efectos aparecen debido a la quimioterapia puede causar irritación de la mucosa del estómago y el intestino que causa náuseas y vómitos.

Estos síntomas cuando se combina con quimioterapia solamente, especialmente producen en el día de la infusión y se puede extender hasta por 4 días. Algunos cambios en los hábitos alimenticios diarios también ayudan al paciente en la lucha contra estos síntomas, tales como:

  • Preferir los alimentos con la digestión rápida
  • No llenar el estómago una vez, prefiriendo varias alimentaciones al día en pequeñas cantidades
  • Evitar los alimentos grasos y fritos
  • Comer despacio, masticar los alimentos
  • Preferir alimentos fríos, hielo oa temperatura ambiente
  • Evitar los olores fuertes
  • Tratar de no realizar actividades que requieren esfuerzo físico intenso

Llagas en la boca

  • Algunos medicamentos de quimioterapia pueden provocar la aparición de úlceras bucales, irritación en las encías llagas, la garganta y hasta la boca. Esto puede causar mucho dolor, pero algunas medidas pueden seguirse en estos casos:
  • Siempre mantener la boca limpia cepillándose los dientes más a menudo.
  • Evitar el consumo de alimentos duros, calientes, ácidos y picantes.
  • Tratar de usar las cremas dentales más leves, enjuagues bucales que hacen cuando sea necesario con los productos indicados por el médico.
  • Beba más líquidos (agua, tés y jugos)

Fiebre

Pocos días después de la quimioterapia, hay una disminución temporal de las defensas del organismo, que está predispuesto a contraer infecciones más fácilmente de virus, bacterias y hongos. La fiebre es una señal de peligro para la existencia de infecciones en el cuerpo.

En esta situación, el médico debe ser notificado de inmediato, para que pueda comenzar el tratamiento apropiado. El riesgo de infecciones más graves, ya que el paciente está con inmunidad comprometida, es mucho mayor.

Diarrea

Algunos medicamentos de quimioterapia pueden causar diarrea en mayor o menor grado, dependiendo de la reacción del cuerpo. Si persiste por más de 24 horas, el paciente debe acudir a un médico. En los casos menos graves, algunas medidas pueden ayudar:

  • Buscar comer alimentos más líquido (té, agua y jugos)
  • Evitar tomar productos lácteos
  • Tratar de hacer comidas pequeñas, evitar los alimentos grasos y fritos

Caída de cabello

No todas las quimioterapias se asocia a este efecto. Sin embargo, algunos medicamentos afectan el crecimiento y la multiplicación de las células que dan lugar al pelo y pueden causar la pérdida del cabello, en su totalidad o en parte. No se puede predecir exactamente cómo y en qué medida se verá afectado el pelo, pero es importante recordar que la caída suele ser temporal; el proceso de nacimiento del pelo se reinicia inmediatamente después del final de la quimioterapia, y en algunos casos incluso durante la quimioterapia.

En esta etapa, algunos pacientes prefieren para cortar el pelo antes, como una manera de preparar el proceso de la caída. Otros esperan que los pelos comienzan a caer, y luego tomar la decisión de cortar y / o el uso de un dispositivo como gorra, bufanda o una peluca.

Los cambios en la piel y las uñas

Dependiendo del tipo de quimioterapia, el paciente puede experimentar cambios en la piel, como enrojecimiento, picazón, descamación, sequedad y manchas. Las uñas también pueden presentar oscurecimiento y el agrietamiento.

Algunos de estos efectos pueden ser mitigados por el paciente, que debe mantener la piel limpia, hacer uso de cremas hidratantes, evitando la exposición al sol. El médico sigue siendo la persona más apropiada para indicar el cuidado y los medicamentos que se pueden utilizar. Por lo general, los cambios desaparecen después de algún tiempo de tratamiento.

 Entendiendo más la quimioterapia

Todos entendemos medianamente de que la quimioterapia es un tratamiento que se utiliza para combatir el cáncer, pero, ¿qué es realmente esta terapia médica?
En primer lugar hay que exponer su ejecución, la quimioterapia consiste en la aplicación de uno o más medicamentos de manera intravenosa, aunque también se usan tabletas de ingesta oral, inyecciones intramusculares o aplicadas directamente en el órgano afectado.
Esta aplicación de medicamentos se realiza en ciclos, y su función es destruir las células cancerosas, para así disminuir el tumor y luego extirparlo, o posterior a una intervención, para así asegurarse de no dejar rastro de estas células malignas.
Los protocolos para llevar a cabo este tratamiento son establecidos por especialistas. Hay que comentar que en ocasiones la quimioterapia no logra su efecto esperado, y que se realiza cuando ya no hay otro tratamiento menos agresivo, puesto que la quimioterapia mata células cancerosas y sanas a la par.