Tag Archives: cáncer

Para qué sirve la radioterapia?

La radioterapia es un término que se utiliza generalmente para describir las técnicas de tratamiento de cáncer mediante radiaciones.

Como la quimioterapia, la radioterapia es activa en la maduración y crecimiento de las células, como las cancerosas son más activas y crecen más rápido que las normales suelen ser más sensibles a la radiación y, por eso, son destruidas más fácilmente con la radiación.

Cómo actúa la radioterapia

aplicaion-medicinal

La radioterapia se utiliza para tratar un cáncer local que aún no está avanzado ni se ha diseminado por otras partes del cuerpo. La principal diferencia de la quimioterapia es que la radioterapia se realiza por medio de radiaciones directas en el tumor.

Estas radiaciones dañan el ADN de las células afectadas y las impiden reproducir más o aumentar de tamaño. Un punto muy positivo del tratamiento de radioterapia es que el daño celular del ADN de las células es heredado por otras células, de esa forma ellas mueren o se reproducen más lentamente.

En el caso de la radioterapia existen células normales de crecimiento rápido que pueden verse afectadas por la radiación, especialmente las células de la piel y del cabello. Por lo tanto, es posible ver a menudo efectos secundarios de la radiación en forma de caída de cabello y quemaduras en la piel.

¿Cuándo es indicada la radioterapia?

La radiación puede ser utilizada como tratamiento único, en combinación con quimioterapia, o servir para reducir el tamaño de determinados tumores que luego pueden venir a ser removidos mediante cirugía.

En otras ocasiones, se utiliza como tratamiento secundario para eliminar los residuos de tumor que permanecen después de una cirugía o una quimioterapia.

No siempre la radioterapia es utilizada como tratamiento curativo, a veces es sólo un tratamiento paliativo, o sea, que limite el tamaño de los tumores y de esa forma mejore la calidad de vida del paciente afectado por el cáncer.

Cómo cuidar la piel en la radioterapia

Pasar una crema en la piel de la cara y el cuerpo antes de dormir, algo tan ordinario para la mayoría de la gente, puede no ser un proceso tan simple después de pasar por una quimio o radioterapia.

En estos casos, los cuidados deben ser intensificados, ya que la piel queda fragilizada: puede rascarse, quedar roja, irritada, seca, escamosa, entre otros efectos colaterales. Y los hombres también deben estar atentos, sobre todo a la hora de afeitarse.

En el caso de una radioterapia, hay algunos cuidados para quien está pasando por una radioterapia:

1. Lavar el área irradiada con agua y jabón y enjuagar con una toalla suave, sin frotar;

2. No entre en saunas, baños calientes, ni utilice bolsas de agua caliente o hielo, lámparas solares o cualquier otro material sobre la piel en tratamiento;

3. Proteja la piel de la luz solar hasta un año después del final del tratamiento, usando protector solar factor 15, blusa o camiseta;

4. Evite usar ropa apretada, sujetadores, camisas con cuello y pantalones vaqueros;

5. No utilice tejidos sintéticos del tipo nylon, lycra, algodón o tejidos mixtos con mucha fibra sintética. La ropa debe ser hecha de algodón.

¿Cómo detectar un cáncer?

Es importante conocer algunos de los signos y síntomas más comunes del cáncer. Pero recuerde, tener uno de estos síntomas no significa tener cáncer, ya que muchas otras cosas también pueden causar estos signos y síntomas.

Conoce algunos:

cancc

Pérdida de Peso Inexplicada

La mayoría de las personas con cáncer perden peso en algún momento. Una pérdida de peso inexplicada de 10 kilos o más puede ser la primera señal de cáncer. Esto ocurre en la mayoría de las veces con el cáncer de páncreas, estómago, esófago o cáncer pulmonar.

Fiebre

La fiebre es muy común en personas con cáncer, pero esto generalmente ocurre con la diseminación de la enfermedad. Casi todos los pacientes con cáncer tendrán fiebre en algún momento, principalmente si la enfermedad o el tratamiento afecta el sistema inmunológico. Con menos frecuencia, la fiebre puede ser una señal precoz de un cáncer, como leucemia o linfoma.

Fatiga

La fatiga es un cansancio extremo que no mejora con el reposo. Puede ser un síntoma importante cuando el cáncer se está desarrollando, como la leucemia.

Dolor

El dolor puede ser un síntoma precoz de algunos tipos de cáncer, como el tumor óseo o el cáncer de testículo.

El dolor de cabeza que no pasa o mejora con el tratamiento puede ser un síntoma de un tumor cerebral.

El dolor de espalda puede ser un síntoma de cáncer colorrectal o de ovario. La mayoría de las veces, el dolor debido al cáncer significa que la enfermedad ya se ha diseminado.

Otros síntomas de cáncer

Cambios en la piel

El cáncer de piel y algunos otros tipos de cáncer pueden causar cambios en la piel, como hiperpigmentación, ictericia, eritema o prurito.

Signos y Síntomas de algunos tipos de cáncer

El cambio en los hábitos intestinales o la función de la vejiga. El estreñimiento a largo plazo, la diarrea o el cambio de las heces puede ser una señal de cáncer de cólon.

El dolor al orinar, la sangre en la orina o un cambio en la función de la vejiga, por ejemplo, la necesidad de orinar con mayor o menor frecuencia de lo habitual, puede estar relacionada con el cáncer de vejiga o de próstata. Hable con su médico sobre cualquier cambio en la vejiga o en la función intestinal.

La herida que no cicatriza

Los cánceres de piel pueden sangrar y son similares a las heridas que no cicatrizan. Una herida de larga data en la boca podría ser un cáncer de boca. Esto debe ser tratado inmediatamente, especialmente en personas que fuman, mastican tabaco o que ingieren alcohol con frecuencia.

Hemorragia

La hemorragia puede ocurrir en el cáncer inicial o avanzado. La tos con sangre en el esputo puede ser una señal de cáncer pulmonar. El cáncer de cuello de útero o de endometrio puede causar sangrado vaginal. La sangre en la orina puede ser una señal de cáncer de vejiga o cáncer de riñón. Una secreción sanguinolenta del pezón puede ser una señal de cáncer de mama.

Fiebre que va y vuelve, sin tomar remedio

La fiebre irregular puede ser una señal de cáncer, como leucemia o linfoma, surgiendo debido al sistema inmune estar debilitado. En general, la fiebre aparece durante algunos días y desaparece sin necesidad de tomar remedio, volviendo a aparecer de forma inestable y sin estar ligada a otros síntomas como los de la gripe.

Cambios en las heces

Tener variaciones como heces muy duras o diarrea por más de 6 semanas puede ser una señal de cáncer, principalmente el cáncer del intestino. Además, en algunos casos también pueden aparecer grandes cambios en el patrón intestinal, como tener heces muy duras durante algunos días y, en otros días, diarrea, además de vientre hinchado, náuseas y vómitos. Esta variación en el patrón de las heces debe ser persistente y no tener relación con la alimentación y otras enfermedades intestinales, como el intestino irritable.

Dolor al orinar u orina oscura

Los pacientes que están desarrollando cáncer pueden tener dolor al orinar, orina con sangre y voluntad de orinar con mayor frecuencia, siendo signos más comunes en el cáncer de vejiga o en la próstata. Sin embargo, este síntoma también es común en la infección urinaria y por eso se debe realizar un examen de orina para descartar esta hipótesis.

Cuáles son las formas de tratamiento contra el cáncer?

Existen muchos tipos de cáncer y cada caso pide un tipo de tratamiento.

Conoce cuáles son las formas de tratamiento contra el cáncer:

Cirugía

La cirugía se realiza especialmente si la enfermedad parece estar contenida en un área localizada, y se realiza para retirar el tumor junto con cualquier tejido cerca que pueda contener células cancerosas.

Otros tratamientos, como la radioterapia y la quimioterapia, se pueden realizar junto con la cirugía, y se pueden administrar antes o después de la cirugía.

Radioterapia

La radioterapia, así como la cirugía, se realiza principalmente para tratar tumores localizados. El tratamiento radioterápico destruye las células cancerosas o las daña para que no puedan desarrollarse, y puede ser administrada aisladamente o junto con la cirugía o quimioterapia. Más de la mitad de los pacientes con cáncer reciben radioterapia en algún momento del tratamiento.

cancrQuimioterapia

La quimioterapia,  es el tratamiento con medicamentos anticancerígenos administrados por vía venosa o oral. En la mayoría de los casos, se utiliza más de un medicamento quimioterápico. A diferencia de la radioterapia o la cirugía, los medicamentos quimioterápicos pueden tratar los cánceres que se han diseminado por todo el cuerpo.

Otras alternativas

Las regiones que poseen clínicas Santiago, Norte y Sur de Chile, cuentan con muchas opciones de clínicas que también poseen otras alternativas para el tratamiento de cáncer.

Terapia Biológica

La terapia biológica o inmunoterapia utiliza el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer o disminuir los efectos colaterales de algunas terapias contra el cáncer. Las terapias biológicas pueden detener o disminuir el crecimiento de las células cancerosas, ayudar a las células del sistema inmunológico sanas a controlar el cáncer, o ayudar a reparar las células normales dañadas por otras formas de tratamiento contra el cáncer.

Terapia objetivo

Utiliza medicamentos que apuntan a las alteraciones de un gen específico que ayudan a las células cancerosas a crecer y desarrollarse. Ataca el funcionamiento interno de las células cancerosas. Muchas veces se administran junto con la quimioterapia y otros tratamientos.

Terapias Alternativas y Complementarias

Cuando un paciente es diagnosticado con cáncer de estómago, por ejemplo, probablemente se enterará de otras formas de tratamiento de la enfermedad para aliviar los síntomas. Estos métodos pueden incluir vitaminas, hierbas y dietas especiales u otros métodos, como acupuntura o masaje.

Las regiones que poseen clínicas Santiago, Norte y Sur de Chile, ofrecen diferentes tipos de tratamiento para los más diversos casos de cáncer, llevando en cuenta el histórico, planes de salud y ubicación del paciente.

Ejercicios físicos para pacientes con cáncer

La práctica de ejercicios físicos regularmente, además de mejorar la capacidad funcional, disminuye el sedentarismo, disminuye el estrés, aumenta el HDL (colesterol bueno) y favorece el control de azúcar en la sangre.

El cáncer y el propio tratamiento de la enfermedad es muy agresivo, causado tanto secuelas crónicas, como la disminución de la fuerza muscular y de la capacidad funcional, hasta la fatiga del paciente.

De esta forma, el ejercicio debe iniciarse durante el tratamiento oncológico. Si se realiza con orientación y supervisión, ayuda a la recuperación del paciente. Pero hay que tener cuidado, porque incluso si la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda en promedio 150 minutos de ejercicio en cinco días a la semana, un paciente que está pasando por un tratamiento de combate al cáncer debe tener una atención especial.

Toda la actividad física hecha por el paciente, debe ser prescrita después de una evaluación médica y debe ser individualizada de acuerdo con la necesidad de cada uno. Ya que existen algunas contraindicaciones que pueden variar dependiendo del cuadro clínico, tipo de tumor y tratamiento realizado.

Para qué sirve la medicina nuclear

La medicina nuclear (MN) es la modalidad en la radiología que utiliza fuentes con sustancias radiactivas para la formación de diagnóstico por imagen y para el tratamiento de patologías. Estas fuentes se administran por vía oral, inhalatoria, venosa o subcutánea.

En la medicina nuclear se permite observar el estado fisiológico de los tejidos de una forma no invasiva. Eso es posible a través de una identificación en las moléculas en procesos fisiológicos con isótopos radiactivos, denunciando su ubicación por emitir radiación nuclear y brillar en las imágenes de diagnostico.

epilepsia-informacion

Con esta detección es posible formar imágenes o películas que muestran el funcionamiento del órgano.

Además de permitir un diagnóstico más rápido, la medicina nuclear sirve para ser utilizada de forma terapéutica, con el objetivo de curar patologías, como algunas formas de neoplasias.

Efectos colaterales

A pesar de la radiación alcanzar directamente el tumor, con la intención de disminuir lo máximo posible a la exposición del cuerpo a la radiación, los efectos colaterales todavía pueden suceder.

El mayor problema en la utilización de la medicina nuclear es el precio, limitando a varios hospitales a utilizar esta técnica. Sin embargo, ciertos procesos son imposibles de diagnosticar de forma no invasiva sin la medicina nuclear.

La radiación recibida en un examen es menor que la recibida en una radiografía y normalmente no interfieren en los procesos fisiológicos normales. Los casos graves ocurren generalmente en casos de alergia al agente químico.

La medicina nuclear puede ser utilizada para la evaluación funcional de órganos como la tiroides, glándulas salivares, páncreas, hígado, los pulmones, entre otros.

Con ella también es posible, mapear el riego sanguíneo, la viabilidad del cerebro y del corazón y en el diagnóstico de tumores malignos por el cuerpo. Además del diagnostico, las técnicas se pueden utilizar en el control de las respuestas del tratamiento de tumores malignos.

La mamografía

La mamografía es un tipo específico de radiografía de las mamas capaz de revelar la existencia de señales precoces del cáncer de mama, antes de que las lesiones sean palpables. El examen también puede ayudar a verificar la necesidad de tratamientos intensivos para los tumores y la conservación de la mama si se requiere una cirugía.

La mamografía, la resonancia magnética y el ultrasonido desempeñan con excelencia la determinación del tamaño del tumor (T). En la búsqueda por la investigación de ganglios linfáticos acometidos y de metástasis a distancia, la medicina nuclear demuestra su gran importancia.

El examen de mamografía se realiza con un mamógrafo (aparato de rayos X), donde la mama se comprime para ofrecer imágenes de alta calidad para un mejor diagnóstico. La compresión de las mamas es necesaria para que el examen sea efectivo, y la eventual incomodidad que puede generar es totalmente soportable.

La detección precoz del cáncer de mama a partir de la medicina nuclear es la clave para el tratamiento exitoso y la mamografía es la mejor forma de descubrir el cáncer de mama antes de que sea detectable por el examen clínico.

Cánceres más comunes en Chile

Podemos caracterizar el cáncer como un grupo de enfermedades causadas por la multiplicación descontrolada de células que, por su vez, adquieren la capacidad de invadir otros tejidos vecinos y a distancia.

Ese fenómeno de invasión es llamado de metástasis y actúa como la principal causa de muerte por el cáncer, debido a que destruyen el tejido normal, interfiriendo con el funcionamiento de los órganos.

canc

 

Actualmente, ya existen más de 200 tipos de cáncer, cada uno de los cuales presentan diferentes síntomas y tratamientos como neurocirugía, quimioterapia, entre otros.

El cáncer en Chile

Según datos publicados por el Instituto Nacional del Cáncer, en Chile cerca de 21% de las muertes tienen como causa confirmada el cáncer. Eso convierte la enfermedad en la segunda causa de fallecimientos del país, afectando principalmente a adultos hombres y mujeres.

Además, investigaciones muestran que Chile tiene las más altas tasas de mortalidad por cáncer de vesícula a nivel mundial y de cáncer de estómago en América.

El cáncer de estómago, causa cerca de 25,4 fallecimientos por cada 100 mil habitantes chilenos.  Las cifras de fallecimientos por cáncer de vesícula son aun más alarmantes. El país está en el tope del ranking mundial, presentando una tasa de 14,73 por cada 100 mil habitantes, superado sólo por Japón, con 16,2.

Estadísticas Vitales (INE), apunta que los cánceres comunes que más aumentaron su mortalidad en los últimos 15 años fueron el de colon, pulmón y páncreas. En contra punto, los que más bajaron fueron el de vesícula, estómago y cervicouterino. Según expertos, ello muestra que Chile se acerca a la epidemiología de países desarrollados con más muertes asociadas al estilo de vida.

Expertos explican que eso puede ocurrir por una combinación de factores genéticos, ambientales y por el estilo de vida. En ese momento, Chile se acerca a la epidemiología de países desarrollados con más muertes asociadas al estilo de vida.

El cáncer es una enfermedad que provoca un deterioro del estado de salud importante, generando un gran impacto en la persona que lo padece y en la familia. Sin embargo, el estilo de vida saludable puede ayudar a prevenir la enfermedad y su diagnostico temprano puede indicar el mejor tratamiento para llevar a la cura (neurocirurgía, quimioterapia, entre otros).

Historia de la enfermedad en la familia

El que tiene un pariente que, en algún momento de la vida, ha desarrollado algún tipo de cáncer, debe estar atento a los signos de la enfermedad y hacer exámenes preventivos periódicos para detectar cualquier anomalía al principio, cuando las posibilidades de curación son mayores.

En los casos de cáncer de mama, en que se confirma la mutación genética, el medio más efectivo de prevención, indicado a las personas diagnosticadas con la variante hereditaria, es la retirada de la mama.

Se reduce en un 90% el riesgo de que la persona tenga cáncer de mama. En la cirugía de mastectomía lateral y subcutánea, se mantienen la areola, la piel y el pezón, removiendo sólo la glándula.

Otra medida preventiva, si la paciente opta por no hacer la cirugía – o porque no siempre es posible identificar el gen mutado -, es hacer un control riguroso de detección, lo que incluye mamografías anuales, ultrasonido y resonancia magnética. Por ejemplo, si la madre de la paciente tuvo cáncer de mama a los 35 años, por defecto debe comenzar el rastreo 10 años antes, a los 25 años.

Importancia del examen genético para quien tiene cáncer en la familia

angelinaLa actriz estadounidense Angelina Jolie declaró haber hecho una mastectomía (cirugía para retirar los dos senos) como forma de prevenir el desarrollo de cáncer de mama. La actriz optó por la medida tras realizar un examen de secuenciamiento genético, que detectó una mutación en el gen BRCA1.

De acuerdo con los genetistas y los médicos oncólogos, la presencia de esta mutación, que es hereditaria, aumenta en un 87% el riesgo de que una mujer desarrolle cáncer de mama y en un 50% el riesgo de tener cáncer de ovario. En el caso de Angelina, su madre había muerto de cáncer en 2007.

Según los expertos, el análisis genético de un paciente puede ayudar a prevenir el desarrollo del cáncer, pero sólo se recomienda para las personas encuadradas en el grupo de riesgo, es decir, con antecedentes de incidencia de cáncer precoz en la familia, cuando la enfermedad surge antes de los 40 años.

El cáncer de mama es el carcinoma más común en las mujeres. Se consideran factores de riesgo, tanto para hombres como para mujeres, antecedentes familiares, obesidad, sedentarismo y antecedente de patologías de la mama.

Prevención

La prevención del cáncer de mama no es totalmente posible en función de la multiplicidad de factores relacionados al surgimiento de la enfermedad y al hecho de que varios de ellos no son modificables.

En general, la prevención se basa en el control de los factores de riesgo y en el estímulo a los factores protectores, específicamente aquellos considerados modificables.

Se estima que por medio de la alimentación, nutrición y actividad física es posible reducir en un 28% el riesgo de que la mujer desarrolle cáncer de mama. Controlar el peso corporal y evitar la obesidad, a través de la alimentación sana y la práctica regular de ejercicios físicos, y evitar el consumo de bebidas alcohólicas son recomendaciones básicas para prevenir el cáncer de mama. La lactancia materna también se considera un factor protector.

Terapias alternativas para el cáncer

quimioEn los últimos tiempos, mucho se ha hablado sobre la investigación de la eficacia de terapias alternativas en el tratamiento de las enfermedades oncológicas a través de la combinación con la medicina convencional.

Algunas terapias complementarias tienen como objetivo ayudar a controlar los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos convencionales.

La terapia alternativa no tiene un efecto curativo

Aún que no sea una terapia de cura, existen evidencias de la acción de la medicina tradicional china. Se ha comprobado que los pacientes que recurren a los métodos convencionales junto a los de la medicina china tienen, por regla general, necesidad de menos sesiones de quimioterapia. La acupuntura, por ejemplo, favorece una reacción más eficaz y, por lo tanto, más rápida, a los tratamientos.

Sin certidumbres científicas sobre la validez de las capacidades curativas de estas terapias, algunas pueden funcionar en complementariedad con los tratamientos oncológicos convencionales, nunca los deben sustituir completamente

Acupuntura y quimioterapia

Algunos pacientes con cáncer de mama sometidos a la quimioterapia  verificaron una disminución de los síntomas colaterales provocados por el tratamiento, como náuseas, dolor y fatiga, después de varias sesiones de acupuntura. Además de los resultados de este estudio australiano publicado en el Journal of Clinical Oncology, investigaciones recientes con acupuntura también demostraron la reducción de los sofocos de la menopausia precoz o inducida.

Muchas mujeres cuando se someten a estos tratamientos para el cáncer entran en la menopausia precoz. En estas situaciones, la menopausia es abrupta y con síntomas importantes. En algunas personas, la acupuntura ayuda a disminuir la intensidad y la frecuencia de los calores, uno de los síntomas que más incomoda a las pacientes.

Es importante que todo paciente hable con su médico antes de iniciar cualquier tratamiento alternativo. Si es posible, lo indicado es pedir la opinión de más de un especialista que tenga conocimiento de su cuadro de salud. Vencer el cáncer puede convertirse un poco más cómodo con la búsqueda de terapias complementarias, pero es necesario tener mucha responsabilidad.

Todo lo que se debe saber sobre radioterapia

La radioterapia es un tratamiento en el que se utilizan radiaciones para matar o evitar que crezcan las células de un tumor. Estas radiaciones no se ven y durante la aplicación el paciente también no sentirá nada. La radioterapia puede ser usada en combinación con la quimioterapia u otros recursos utilizados en el tratamiento de tumores.

La mitad de los pacientes con cáncer son tratados con radiación y un número cada vez más creciente de personas se curan con este tratamiento. Cuando no es posible obtener la curación, la radioterapia puede mejorar la calidad de vida del enfermo, reduciendo el tamaño del tumor, aliviando la presión y contribuyendo para disminuir considerablemente el sangrado, el dolor y otros síntomas, proporcionando mayor alivio a los pacientes.

http://medodedentista.com.br/wp-content/uploads/2016/01/radioterapia.jpg

Según la localización del tumor, la radioterapia se realiza en centros clínicos especializados de dos maneras:

• Externamente, donde la radiación se realiza a través de dispositivos que se retiran del paciente. Se llama radioterapia externa.

• Cuando el material radiactivo se aplica por medio de dispositivos que entran en contacto con el cuerpo del paciente, llamada radioterapia de contacto.

Este tratamiento se realiza de forma ambulatoria. Está previsto de acuerdo con las necesidades de cada paciente y seguir cuatro pasos principales:

Paso 1 – Médico:

Un radioterapeuta lo examinará y le hará una serie de preguntas para averiguar todo lo que le ha sucedido y pedir algunas pruebas.

Paso 2 – Encuentro de Tratamiento y Definición:

Cuando las pruebas están listas, se ha programado una reunión para estudiar la enfermedad. Varios profesionales definirán la forma y duración del tratamiento.

Paso 3 – Remisión a la programación del tratamiento:

Para programar el tratamiento se utiliza un dispositivo llamado simulador. A través de los rayos X, el médico marca la zona a tratar, marcar la piel con una tinta. Con el fin de que la radiación alcanze sólo el área a tratar, en algunos casos, un molde de yeso o plástico se puede hacer para ayudar a mantener a la persona en la misma posición durante la aplicación.

Paso 4 – Aplicaciones:

La cantidad será determinada por su doctor de una clínica especializada. El número requerido de aplicaciones puede variar según la extensión y localización del tumor, los resultados de sus exámenes y su salud. Durante la aplicación quedaras solo en la habitación donde los aparatos serán. Un técnico estará en la sala de control al lado observándolo a través de un vidrio especial o en un televisor.

Recomendaciones:

El área de la piel tratada es descubierta durante la radiación, trate de usar un traje que facilita desvestirse y vestirse.

No se mueva, por lo que la radiación no supere los límites de la zona a tratar.

Procure usar en la piel cosméticos recomendados para aquellos que hacen radioterapia. La piel permanecerá sensible por la radiación.

Efectos secundarios de la radioterapia
La radioterapia es una práctica médica que acostumbra tener muy buenos resultados en el combate contra el cáncer. Mostrándose eficaz en la destrucción de las células cancerígenas, pero al ser un tratamiento intenso y radioactivo, al igual que otros tratamientos, a menudo causa efectos secundarios.
La radioterapia siempre difiere en su realización, de acuerdo a la persona y el tipo de cáncer que pretende atacar. Los problemas secundarios se producen debido a que, a la par con las células cancerosas, la radioterapia también mata las células normales que se encuentran cerca al área de tratamiento.
Entre estos efectos adversos registran: los efectos cutáneos, la radioterapia produce muchas veces sequedad e hinchazón en la piel. La fatiga es otro de los efectos secundarios de este tipo de tratamiento.
También se tiene que considerar el efecto agresivo que produce la radioterapia en la zona donde es aplicado, provocando malestares y daños localizados.

Minimizar y prevenir las reacciones de la quimioterapia

La quimioterapia es una gran aliada de la oncología cuando hablamos del combate al cáncer. El tratamiento con el uso de fármacos cuya función es actuar sobre las células tumorales, es imprescindible para pacientes con diversos niveles y tipos de cáncer, pero sus reacciones por veces traen síntomas un poco desagradables para el paciente sometido.

http://1.bp.blogspot.com/-JDfog-s0mOs/VqKDnmYpwRI/AAAAAAAAACU/nXTGLd0Zkkw/s1600/cancer-mama_quimio.jpg

Náuseas y vómitos

Son síntomas muy desagradables y reclames comunes escuchados por los profesionales de oncología y clínicas especializadas, descrito por muchos pacientes como “peor que el dolor.” Estos efectos aparecen debido a la quimioterapia puede causar irritación de la mucosa del estómago y el intestino que causa náuseas y vómitos.

Estos síntomas cuando se combina con quimioterapia solamente, especialmente producen en el día de la infusión y se puede extender hasta por 4 días. Algunos cambios en los hábitos alimenticios diarios también ayudan al paciente en la lucha contra estos síntomas, tales como:

  • Preferir los alimentos con la digestión rápida
  • No llenar el estómago una vez, prefiriendo varias alimentaciones al día en pequeñas cantidades
  • Evitar los alimentos grasos y fritos
  • Comer despacio, masticar los alimentos
  • Preferir alimentos fríos, hielo oa temperatura ambiente
  • Evitar los olores fuertes
  • Tratar de no realizar actividades que requieren esfuerzo físico intenso

Llagas en la boca

  • Algunos medicamentos de quimioterapia pueden provocar la aparición de úlceras bucales, irritación en las encías llagas, la garganta y hasta la boca. Esto puede causar mucho dolor, pero algunas medidas pueden seguirse en estos casos:
  • Siempre mantener la boca limpia cepillándose los dientes más a menudo.
  • Evitar el consumo de alimentos duros, calientes, ácidos y picantes.
  • Tratar de usar las cremas dentales más leves, enjuagues bucales que hacen cuando sea necesario con los productos indicados por el médico.
  • Beba más líquidos (agua, tés y jugos)

Fiebre

Pocos días después de la quimioterapia, hay una disminución temporal de las defensas del organismo, que está predispuesto a contraer infecciones más fácilmente de virus, bacterias y hongos. La fiebre es una señal de peligro para la existencia de infecciones en el cuerpo.

En esta situación, el médico debe ser notificado de inmediato, para que pueda comenzar el tratamiento apropiado. El riesgo de infecciones más graves, ya que el paciente está con inmunidad comprometida, es mucho mayor.

Diarrea

Algunos medicamentos de quimioterapia pueden causar diarrea en mayor o menor grado, dependiendo de la reacción del cuerpo. Si persiste por más de 24 horas, el paciente debe acudir a un médico. En los casos menos graves, algunas medidas pueden ayudar:

  • Buscar comer alimentos más líquido (té, agua y jugos)
  • Evitar tomar productos lácteos
  • Tratar de hacer comidas pequeñas, evitar los alimentos grasos y fritos

Caída de cabello

No todas las quimioterapias se asocia a este efecto. Sin embargo, algunos medicamentos afectan el crecimiento y la multiplicación de las células que dan lugar al pelo y pueden causar la pérdida del cabello, en su totalidad o en parte. No se puede predecir exactamente cómo y en qué medida se verá afectado el pelo, pero es importante recordar que la caída suele ser temporal; el proceso de nacimiento del pelo se reinicia inmediatamente después del final de la quimioterapia, y en algunos casos incluso durante la quimioterapia.

En esta etapa, algunos pacientes prefieren para cortar el pelo antes, como una manera de preparar el proceso de la caída. Otros esperan que los pelos comienzan a caer, y luego tomar la decisión de cortar y / o el uso de un dispositivo como gorra, bufanda o una peluca.

Los cambios en la piel y las uñas

Dependiendo del tipo de quimioterapia, el paciente puede experimentar cambios en la piel, como enrojecimiento, picazón, descamación, sequedad y manchas. Las uñas también pueden presentar oscurecimiento y el agrietamiento.

Algunos de estos efectos pueden ser mitigados por el paciente, que debe mantener la piel limpia, hacer uso de cremas hidratantes, evitando la exposición al sol. El médico sigue siendo la persona más apropiada para indicar el cuidado y los medicamentos que se pueden utilizar. Por lo general, los cambios desaparecen después de algún tiempo de tratamiento.

 Entendiendo más la quimioterapia

Todos entendemos medianamente de que la quimioterapia es un tratamiento que se utiliza para combatir el cáncer, pero, ¿qué es realmente esta terapia médica?
En primer lugar hay que exponer su ejecución, la quimioterapia consiste en la aplicación de uno o más medicamentos de manera intravenosa, aunque también se usan tabletas de ingesta oral, inyecciones intramusculares o aplicadas directamente en el órgano afectado.
Esta aplicación de medicamentos se realiza en ciclos, y su función es destruir las células cancerosas, para así disminuir el tumor y luego extirparlo, o posterior a una intervención, para así asegurarse de no dejar rastro de estas células malignas.
Los protocolos para llevar a cabo este tratamiento son establecidos por especialistas. Hay que comentar que en ocasiones la quimioterapia no logra su efecto esperado, y que se realiza cuando ya no hay otro tratamiento menos agresivo, puesto que la quimioterapia mata células cancerosas y sanas a la par.

La importancia neurocirugía para pacientes con cáncer

La neurocirugía es una especialidad que tiene la función para el tratamiento de enfermedades del sistema nervioso, que es formado por el cerebro, tronco cerebral, la médula espinal y los nervios.

Los tumores cerebrales malignos pueden ser primarios (cuando la enfermedad comienza en el proprio cerebro), o secundario (cuando el paciente tiene una enfermedad maligna que se propaga al cerebro). Las personas que han tenido cáncer, especialmente de mama, de pulmón o el melanoma, deben estar atentos a los síntomas que pueden indicar un tumor cerebral secundario. Son ellos:

  • Dolores de cabeza que suelen ser peores por la mañana y producirse durante el día (con interrupciones o frecuentemente)
  • Ataques de convulsión
  • Náuseas o vómitos
  • Debilidad, pérdida de sensibilidad o sensación anormal en los brazos o las piernas
  • Tropiezos, caídas o falta de coordinación al caminar
  • Movimientos oculares anormales y cambios permanentes en la visión
  • Somnolencia
  • Cambios repentinos en la personalidad y también en la memoria
  • Cambios anormales en el habla

Gliomas: tumores malignos cerebrales

Cuando un tumor maligno es diagnosticado en el cerebro, el más común que haya llegado al órgano después de haber surgido en otros tejidos, en un esparcimiento llamado metástasis.

Sin embargo, también existen los gliomas, un tumor desarrollado a partir de las células gliales que son las responsables de dar soporte y nutrir nuestras neuronas.

El lugar del cerebro donde se desarrolla el tumor maligno de las células gliales es determinante cuando hablamos de secuelas.

El lado izquierdo del órgano, por ejemplo, es el más delicado, pues es en esa parte donde la mayoría de las personas concentra funciones ligadas al lenguaje y memoria. El lado derecho se considera menos peligroso porque está más ligado a las emociones.

Entre los cuatro principales tipos de gliomas que se pueden encontrar, el glioblastoma es la forma más común y también la más agresiva del cáncer. Cuando un tumor maligno de estos se encuentra en el sistema nervioso, el más frecuente es el tratamiento con quimioterapia y radioterapia, además de la realización de cirugía.

Neurocirugía que salva vidas

Después de los diagnósticos por especialistas y los tratamientos en clínicas responsables, el doctor decidirá si es necesario o no la realización de una cirugía del cáncer cerebral.

Durante la cirugía, una preocupación importante es eliminar la mayor cantidad de tumor de forma segura para evitar posibles secuelas. Algunos sitios del cerebro son más seguros para ser operados que otros,  por eso el suceso dependerá en gran medida de la localización del tumor y el volumen. Cuanto más temprano ocurrir el diagnóstico del cáncer y el inicio de tratamiento, mayores son las probabilidades de cura del paciente.

Los beneficios de dejar de fumar

El cigarro todavía es un mal que afecta a muchas personas en nuestra sociedad. Y cuando hablamos de dejar de fumar, una de las cosas más importantes para tener en cuenta es que desde el momento en que se deja el vicio la salud y la calidad de vida mejoran. Nuestro cuerpo empieza a reaccionar positivamente casi de forma instantánea.

El tabaquismo es considerado una de las principales causas de cáncer de pulmón.  Así mismo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de cigarrillos no disminuye y  es la causa de aproximadamente 10.000 muertes por día. La estimativa sube, de manera que en 2020 habrá 8,4 millones de muertes diarias por enfermedades relacionadas al cigarro.

deixar-de-fumar

El cigarro hoy es considerado uno de los mayores causantes de cáncer de pulmón en el mundo. Por eso, cada vez más personas se han liberado de ese vicio.

Cuando dejamos de fumar, los resultados en la mejora de la salud pueden ser notados tanto al lago, como también a corto plazo, casi de forma instantánea.

Los estudios demuestran que 8 horas después de dejar de fumar la cantidad de monóxido de carbono en la sangre disminuye a la mitad y la oxigenación de las células vuelve a la normalidad.

En un día sin cigarrillos, el monóxido de carbono puede ser totalmente eliminado del cuerpo y los pulmones empiezan a eliminar de forma natural el moco y los residuos del humo.

48 horas después del último cigarrillo el cuerpo ya consiguió eliminar toda la nicotina y algunos sentidos importantes vuelven a normalizarse, como el paladar y el olfato.

Algunos resultados a largo plazo también sorprender, por ejemplo, los bronquios empiezan a relajarse y la respiración mejora en unas 72 horas sin cigarrillo. De 3 a 9 meses después los problemas respiratorios y la tos se calman, la voz se vuelve más clara y la capacidad respiratoria aumenta en un 10%.

Cómo dejar de fumar

Dejar de fumar no siempre es fácil y es una actitud que requiere mucha fuerza de voluntad del fumador. El fumador debe pensar que dejar de fumar su salud y calidad de vida mejora. Para estimular esa larga lucha, listamos algunos cambios que ocurren en la salud cuando se deja el vicio:

1. En 20 minutos sin cigarro, la presión arterial vuelve a la normalidad y la frecuencia del pulso cae a niveles normales. La temperatura en las manos y los pies aumenta hasta alcanzar los niveles recomendados.

2. Los niveles de monóxido de carbono en la sangre alcanzan el valor normal y el nivel de oxígeno aumenta cerca  de 8 horas después de dejar de fumar.

3. En 48 horas sin cigarro, las terminaciones nerviosas comienzan a crecer de nuevo y los sentidos del olfato y el gusto mejorar.

4. En el periodo de 2 semanas a 3 meses lejos del vicio, la circulación sanguínea mejora considerablemente. Hace más fácil caminar y es posible notar mejoras en función pulmonar, que pueden llegar a 30%.

5. Del primer hasta el nono mes sin fumar, los síntomas más comunes como la tos, ronquidos, congestión, fatiga y falta de aire disminuyen significativamente.

6. En 1 año sin cigarro, el riesgo de enfermedades relacionadas con el corazón cae a la mitad en comparación con un fumador.

Motívate en dejar de fumar con el tratamiento que más te conviene. Tu salud agradece a corto y a largo plazo.

Conoce mejor la mamografía

La mamografía es una prueba de imagen que puede ser caracterizada como una radiografía de los senos. Se considera uno de los procedimientos más importantes para la detección precoz del cáncer de mama.

mamografia-1200x800

Actualmente, ya podemos contar con la mamografía digital, la ventaja de la exploración de esa tecnología es la calidad generada en alta definición, que permite una mejor visualización de cambios o anormalidades mínimas.

Los pasos de preparación para realizarse un examen de mamografía

Realizarse una mamografía es el procedimiento por el cual puede identificarse de forma temprana un cáncer de mama.

Sin embargo, este proceso pasa por una decisión que cada mujer debe realizar informada. Por ello, es recomendable que acuda a su médico de confianza y vaya realizando un historial, con todas las consultas que puedan surgir.

Como consejo, expertos aluden que no vaya a realizarse un examen de mamografía la semana previa a la menstruación o durante el período mismo, ya que los senos suelen estar mucho más sensibles en este tiempo.

Tampoco use desodorante, perfume o talco al momento previo del examen. Esto porque podrían aparecer manchas blancas en los resultados que puedan confundir un diagnóstico eficaz.

En tanto, algunas mujeres sugieren llevar blusa en vez de un vestido largo, ya que tendrá que desvestirse de la cintura hacia arriba.

CONOCE MEJOR EL EXAMEN:

1. El mito sobre la radiación

El riesgo de aparición de cáncer de mama debido a la radiación de la exposición anual a la mamografía es casi inexistente.

2. La mamografía no propaga el cáncer

La compresión del tejido de la mama durante el examen no causa la propagación del cáncer en todo el cuerpo. No hay ningún estudio clínico o de laboratorio que muestra que este tipo de difusión mecánica se produce. El proceso de difusión de las células tumorales a otras partes del cuerpo, ocurre de manera bastante compleja, progresiva y en el nivel molecular. El simple desplazamiento mecánico de las células no conduce al desarrollo de nuevos focos de tumor.

3. Diagnóstico temprano y probabilidad de curación

La capacidad de detección de cáncer en la fase inicial es mayor con el uso de la mamografía. Eso aumenta mucho las en el que las posibilidades de curación. Aun sabiendo de la existencia de falsos negativos (que existe en todos los métodos de formación de imágenes), la tasa media de la mamografía de falsos negativos es del 10%, mientras que el ultrasonido de falsos negativos es mucho más alta.

Las posibilidades de curación realmente reducen cuando hay retraso en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama. Esto puede ocurrir por muchas razones, pero la principal es la falta de realización del examen, por eso visite regularmente una clínica especializada.

4. Examen que reduce la mortalidad

La mamografía reduce la mortalidad por cáncer de mama. Incluso, la mamografía es la única prueba que, cuando se lleva a cabo de manera periódica a partir de los 40 años, ha demostrado reducir la mortalidad por cáncer de mama.

Cáncer de mama: características y factores de riesgo

La mama es un órgano presente tanto en el cuerpo femenino como masculino, sin embargo, se desarrolla más visiblemente en las mujeres. Como todo el resto de nuestro cuerpo, las mamas también pueden enfermar y están sujetas al cáncer.

El cáncer de mama es un tipo de tumor maligno, originado por la multiplicación exagerada y desordenada de células en la región. El tiempo de crecimiento y desarrollo del cáncer de mama puede variar, por eso, muchas veces no se vuelve palpable en la etapa inicial.

Se sabe que varios factores pueden propiciar el surgimiento del cáncer de mama, como: consumo de alcohol, alimentación inadecuada, sedentarismo, obesidad, edad reproductiva, historia familiar, factores conductuales y mutaciones genéticas.

A pesar de que no existe una prevención directa para el cáncer de mama, es fundamental que las personas tengan conocimiento de los factores de riesgo y tomen medidas preventivas que minimicen las posibilidades de desarrollar la enfermedad, una de ellas es la realización del autoexamen mamario mensual y chequeos médicos anuales , especialmente después de los 40 años.

5 consejos para una quimioterapia más tranquila

Para muchos pacientes de cáncer, pensar en la quimioterapia es muchas veces más difícil que pensar en la propia enfermedad.  La quimioterapia, sin embargo, es una gran aliada para aquellos que buscan curarse del cáncer.

Los alcances de la quimioterapia y las enfermedades que trata

La técnica de la quimioterapia fue perfeccionada y utilizada masivamente desde mediados del siglo XX para el tratamiento del cáncer. Se trata de fármacos que ayudan a destruir las células cancerosas directamente. Los avances de la tecnología han permitido continuar expandiendo los alcances y mejoras.

La quimioterapia es utilizada en diversos objetivos, según diagnóstico que realice el especialista con su paciente, pero está enfocado en curar un cáncer en específico, en controlar el crecimiento peligroso de tumores, además de reducir el tamaño de los mismos antes de llegar a la etapa de la cirugía, que atacan el elemento de forma directa, así como aliviar los dolores provocados por la enfermedad.

quimioterapia_tranquilaEn tanto, también esta técnica es utilizada como complemento de la extirpación quirúriga de un tumor, para terminar por eliminar todo rastro de células cancerosas. Esto se denomina tratamiento adyuvante.

Entonces, llamamos de quimioterapia un tratamiento intensivo hecho por un conjunto medicamentos combinados para lograr el efecto deseado. El tratamiento y sus efectos secundarios pueden variar mucho de persona para persona, pero algunos hábitos pueden hacer con que sea más fácil pasar por esa etapa. Conócelos:

1. Complementar la quimioterapia

Existen otras terapias complementarias, que pueden mejorar los efectos y ayudar a pasar por los efectos de la quimioterapia de forma más tranquila, son ellos: la acupuntura, técnicas de relajación, musicoterapia o el uso de otras substancias recomendadas un doctor especializado.

2. Hidratarse

El tratamiento puede causar algunos tipos de mal estar. Para mejorar la sensación de náuseas,  bebidas frías y gaseosas ayudan, sobre todo cuando se toma de forma frecuente pero en pequeñas cantidades. Los pacientes deben hidratarse siempre adecuadamente, pero sin excesos porque se puede tener el efecto contrario.

3. Higiene y alimentos confiables

La quimioterapia puede hacer el paciente más propenso a las infecciones. Por eso una buena higiene en los  cuidados con la alimentación es imprescindible. Evite comer alimentos crudos que son más propensos a contaminación.

4. Motívese con ejercicios

El ejercicio dependerá de la situación de cada paciente y la recomendación de un fisioterapeuta cualificado. La actividad física puede ser beneficiosa para mejorar algunos síntomas de fatiga, náuseas y vómitos. Paseos a la luz  del día y natación también son recomendables.

5. Ambientes abiertos

Evitar los ambientes cerrados o con aglomeración de personas, eso es muy importante para la prevención de cualquier virus, porque su sistema inmunológico estará débil. Estar al aire libre ayuda también en las náuseas, pues es más difícil que en esos locales se acumulen olores fuertes, entre otros.

Cáncer: un problema de salud mundial

El cáncer no es una realidad lejana en los días actuales y muchos de nosotros ya conocemos a personas que sufren de esa enfermedad. Existen más de 200 tipos diferentes de cáncer, es decir, es una enfermedad que puede alcanzar cualquier órgano de nuestro cuerpo.

El cáncer es un problema de salud pública mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que en el año 2030 se pueden esperar 27 millones de casos incidentes de cáncer, 17 millones de muertes por cáncer y 75 millones de personas vivas, cada año, con cáncer.

Sin embargo, la prevención del cáncer es posible y engloba diversos tipos de acciones realizadas para reducir los riesgos de tener la enfermedad.

El principal objetivo de la prevención primaria, por ejemplo, es impedir que el cáncer se desarrolle. Esto incluye la adopción de un modo de vida saludable en todos sus aspectos y evitar la exposición a sustancias causantes de cáncer como el tabaquismo, el estrés, entre otros.

La prevención secundaria del cáncer también es muy importante y busca detectar y tratar enfermedades pre-malignas (por ejemplo, lesión causada por el virus VPH o pólipos en las paredes del intestino) o cánceres asintomáticos iniciales.

 

Conoce más acerca del cáncer de colon

Ciertamente algún doctor ya te advirtió de la gravedad y de los cuidados acerca el cáncer de colon. Ese tipo de enfermedad incluye tumores que afectan el intestino grueso y el recto, además de ser uno de los tipos de cáncer más incidentes en el mundo.

El cáncer de colon es tratable y curable en la mayoría de los casos (cuando detectado a tiempo o en su fase inicial). La mayoría de estos tumores se inicia a partir de pólipos, que son lesiones benignas que pueden crecer en la pared interior del intestino grueso.

Cómo prevenir este cáncer

Una forma de prevenir la aparición de tumores es la detección y eliminación de los pólipos antes de que se vuelvan malignos. Eso es posible a partir de consultas regulares a clínicas que poseen un equipo especializado en Urología y ocurre por medio de procedimientos como la colonoscopia.

El cáncer de colon abarca tumores que afectan a un segmento del intestino grueso (el colon) y el recto, siendo uno de los tipos de cáncer más incidentes en el mundo. En la mayoría de los casos cuando detectado precozmente, el cáncer es tratable y curable.

Gran parte de estos tumores se inicia a partir de pólipos (lesiones benignas que pueden crecer en la pared interna del intestino grueso). Una manera de prevenir la aparición de los tumores sería la detección y la remoción de los pólipos antes de que se volvieran malignos, por medio de procedimientos como la colonoscopia.

La incidencia es mayor en hombres y mujeres mayores de 50 años. No se sabe con certeza por qué exactamente sucede, sin embargo una de las posibilidades es que estas personas hayan sido expuestas a factores de riesgo durante más tiempo.

Para prevenir el cáncer colorrectal es necesario evitar factores de riesgo como el estrés, tabaquismo, alcohol, sedentarismo y alimentación no saludable. Cualquier síntoma, como cambios en los hábitos intestinales, sangre en las heces y malestar abdominal deben ser investigados junto a un médico cuanto antes.

Causas del cáncer de colon

El cáncer de colon puede tener relación con factores genéticos, ambientales y dietéticos. Los síndromes genéticos son responsables de una minoría de diagnósticos, la gran mayoría de los casos se producen al azar debido a los factores de riesgo que siguen:

Edad

La incidencia de ese cáncer es mayor en los hombres y mujeres mayores de 50 años. Nadie sabe con certeza por qué sucede esto, sin embargo una de las posibilidades es que estas personas han estado expuestas a factores de riesgo por más tiempo.

La diabetes y la obesidad

Personas con diabetes y resistencia a la insulina pueden tener un mayor riesgo de cáncer de colon. Lo mismo se aplica para personas obesas.

El tabaquismo y el alcoholismo

La relación directa entre el cáncer de colon y el alcohol no está completamente establecida, al igual que con las carnes rojas, frutas y verduras. Sin embargo, se sabe que las personas que Además, el consumo de cigarros también aumentan el riesgo de cáncer de colon, ya que las sustancias dañinas del cigarrillo pueden afectar a las células intestinales.

La enfermedad inflamatoria intestinal

El cáncer de colon está relacionada con colitis ulcerosa. La colitis no tratada y mucho tiempo activa son factores que permiten la generación del cáncer de colon. La colonoscopia periódica, mantiene a estos pacientes en la vigilancia y identifica las lesiones sospechosas luego en el principio.

¿Cómo identificar los primeros síntomas?

Según los especialistas, si bien el cáncer de colon no presenta indicios previos como tales para su detección, sí propician de situaciones a tener cuidado, sobre todo para personas mayores de 50 años, edad donde puede aparecer esta enfermedad.

Entre los síntomas, se recomienda estar alerta a sangramiento en heces y estreñimiento prolongado, así como dolores abdominales fuertes. Los médicos llaman a poner atención a la anemia causada por fatiga que puede estar causada por hemorragias intestinales. Además, pérdida de peso que no esté asociada a dieta o situación en particular. Se estima que en un 10% de los casos de cáncer de colon estuvo asociado a alguna herida interna no tratada.

También se manifiesta en cuadros hepáticos, cuando el mal funcionamiento del hígado puede provocar desordenes intestinales. Lo importantes es acudir a un especialista ante cualquier anomalía que se sienta.

 

 

El diagnóstico temprano del cáncer colorrectal puede salvar vidas

cancer_colorrectalEl diagnóstico de cáncer es una realidad dura para miles de personas que padecen esta enfermedad en nuestro país. En ese sentido, el conocimiento por parte de la población de aquellos tipos de cáncer de mayor incidencia (como el cáncer de mamas o de piel) ha generado conciencia sobre el valor del autodiagnóstico y la preocupación por la detección temprana. A pesar de ellos existen otros tipos de cáncer igual de peligrosos y dañinos sobre los que hay que estar alerta, como es el caso del cáncer colorrectal.
Esta enfermedad ataca directamente el sistema digestivo de manera silenciosa y sobre ella existe mucho desconocimiento, lo que ha incentivado a la Sociedad Chilena de Coloproctología a lanzar su más reciente campaña “Detectar a tiempo es sumar momentos”, sobre lo importante de generar diagnósticos tempranos y entregar tratamientos que puedan poner atajo a la enfermedad.

Chequeo a tiempo
La iniciativa promueve la importancia del chequeo temprano a través de diagnósticos preventivos a contar de los cincuenta años en adelante. Lo importante de detectar el cáncer de colon y recto a tiempo es que existe una posibilidad de un 90 por ciento de alcanzar la cura si se logra descubrir su incidencia con anticipación.
En nuestro país este tipo de cáncer ha tenido un aumento significativo. Según las estadísticas oficiales, en la última década y media, las muertes por cáncer colorrectal han aumentado en un 105 por ciento. El año 2014 se registraron 2.264 personas fallecidas por tumores malignos en el colon o recto, y en su mayoría correspondían a diagnósticos en fases muy tardías de la enfermedad.
A través de esta campaña los especialistas médicos buscan dar a conocer lo importante de detectar a tiempo el cáncer de colon y recto, que justamente es el tipo de cáncer que mejor probabilidad de mejora tiene en el tiempo.

Síntomas del cáncer colorrectal en niños

Casi siempre el cáncer colorrectal, está asociado a hombres y mujeres adultos, principalmente después de la quinta década de vida. Esto sucede porque esta enfermedad es atípica en los niños.

En el caso de los niños que tienen antecedentes familiares de la enfermedad, las probabilidades del desarrollo aumentan y por lo tanto el acompañamiento regular de la salud son medidas prudentes para diagnosticar niños predispuestos al cáncer colorrectal.

El cáncer colorrectal, en general, causa síntomas sólo en etapas más avanzadas, por lo que en caso de cualquiera de las manifestaciones siguientes, es necesario consultar a un médico cuanto antes:

- Presencia de sangre en las evacuaciones, sea sangre viva o oscura, mezclada con las heces, con o sin moco.
- Síntomas irritativos, como alteración del hábito intestinal que causan diarrea crónica y necesidad urgente de evacuar – mismo que con poco volumen fecal.
- Síntomas obstructivos, como afilado de las heces, sensación de vaciamiento incompleto, estreñimiento persistente, calambres abdominales frecuentes e hinchazón abdominal.
- Síntomas inespecíficos, como fatiga, pérdida de peso y anemia crónica.

¿Cómo enfrentar el cáncer?

Cuando un miembro de la familia es diagnosticado con cáncer cambia la vida del paciente y la de su familia. Por supuesto, hay tantas maneras de enfrentar esta situación, como personas en el mundo, pero existen una gama de sentimientos que son las más comunes, todos perfectamente normales. Por lo mismo el consejo para el paciente y el resto de la familia, es afrontar el tema con sinceridad y esperanza, hablar con personas que hayan pasado por lo mismo y, si es posible seguir un tratamiento integral, que considera tanto la salud física como mental.

Negación

enfrentar_cancerEs posible que cueste creerlo, sobre todo si no tenemos síntomas, la noticia del cáncer es demasiado fuerte para aceptarla de inmediato, por esto muchos recurren a una segunda opinión. Este sentimiento es muy normal, pero se vuelve peligroso si se alarga en el tiempo y nos impide comenzar el tratamiento.

Enojo

El enojo esconde muchos otros sentimientos como miedo, pánico, frustración, ansiedad y, sobre todo, impotencia. Un diagnóstico de cáncer nunca es fácil de digerir, por lo mismo se recomienda no guardarse el enojo, hablar sobre ello es la única manera de superarlo y asumir una actitud más productiva.

Estrés

Cuando una persona es diagnosticada de cáncer, no solo significa que su vida puede estar en el peligro, sino que es el comienzo de un sinfín de cambios que conllevan a una enorme cantidad de estrés, entre ellos tendrá que asistir a muchas horas médicas y tratamientos, que le impedirán cumplir con su trabajo o con sus labores como padre o madre. Todo este estrés puede provocar dolores de cabeza, corazón acelerado, dolor estomacal y diarrea, falta de sueño y dificultad para concentrarse.

Todas estas sensaciones son esperables y normales, de todas maneras, es recomendable consultar y tratar cualquier situación con un especialista.

¿Cómo vivir con alguien que padece cáncer?
Con frecuencia el cáncer es una enfermedad de una larga duración (dependiendo en qué etapa es detectado) y las personas con este padecimiento pueden llegar a recibir tratamiento durante muchos años. Algunas veces, los seres más cercanos apoyan mucho al paciente al principio, pero se alejan a medida que pasan los meses o años que dura el tratamiento. Aun así, las personas con cáncer precisan soporte emocional durante toda la enfermedad.
Esto porque el apoyo de los familiares y amigos es útil para que la persona con cáncer prolongue su vida tan normal como su enfermedad lo permita. Por lo que apoyar en un comienzo y después no hacerlo puede resultar muy fuerte para la persona que le necesita.
Así, en caso de que usted esté brindando su apoyo a una persona con cáncer, procure perseverar en el largo plazo. Esa persona afectada con cáncer se lo va a agradecer.

Formas de detectar un cáncer

Woman having a migraine headache.Existen muchos tipos de cáncer, e independientemente de cuál sea, puede detectarse en sus primeras etapas si está atento a las señales que le envía el cuerpo. Y si le interesó, debe seguir leyendo porque a continuación le contaremos cuáles son:

Dolor constante

Si siente constantemente un dolor agudo que molesta durante un periodo de tiempo más o menos corto, que desaparece espontáneamente o bien con tratamiento sintomático (analgésicos), pero que aún así no desaparece por completo, debe consultar a su médico para que lo derive a un servicio de oncología y descarten la existencia de un tumor.

Ronquera o tos persistente

Si estos síntomas persisten por más de dos semanas y no acaban con el tratamiento que le recetó su médico debe continuar con exámenes. También en el caso de que usted sea fumador y presenta tos persistente o si previamente la padecía y esta se hace más intensa.

Cambios intestinales

Debe consultar rápidamente a su médico en el caso de que note cambios como disminución de la fuerza del chorro al orinar, escozor, ganas de orinar por la noche. En la mayoría de las ocasiones puede tratarse de una lesión benigna, pero de igual manera es preciso realizar un diagnóstico para descartar cualquier problema.
Además si presenta cambios en los hábitos intestinales, como por ejemplo pasar del estreñimiento a la diarrea y viceversa, la alternancia de los mismos, aparecen heces más estrechas o sensación de evacuación incompleta también debe consultarlos con un especialista.

Pérdida de peso involuntaria

Si de un día para otro comienza a bajar de peso sin habérselo propuesto, es decir sin haber cambiado sus hábitos alimenticios o incrementar su actividad física, debe acudir inmediatamente a un médico, especialmente si está acompañado de dolor, tos o hemorragias.

Tener un bulto o herida que demora demasiado en cicatrizar

Debe consultar lo antes posible a su médico si detecta algún nódulo o un bulto en alguna zona del organismo, una herida en la piel o una llaga en la mucosa de la boca que tarda demasiado en curarse, pues un nódulo puede indicar la presencia de un cáncer linfático, de mama o testicular.

Tipos de cáncer más frecuentes en el mundo

En Chile, el cáncer es la segunda mayor causa de muerte. En el mundo, se aproxima a convertirse en la principal. El llamado a tomar conciencia sobre el tema es relevante.

Por ello es importante conocer cuáles son los tipos de mayor frecuencia. Uno de ellos es el cáncer colorrectal, siendo los adultos mayores quienes están más expuestos. Un chequeo regular es fundamental.

Cáncer de pulmón, asociado al consumo elevado de tabaco, contaminación o predisposición genética. Es uno de los causantes de mayores muertes en el mundo, tanto que ha motivado un número elevado de campañas preventivas.

El cáncer a la próstata afecta a hombres de todas las edades, pero suele estar asociado a temas genéticos, hormonales o enfermedad de transmisión sexual.

Otros de los más frecuentes son cáncer de mama y cuello uterino, cáncer de estómago, cáncer de riñón y páncreas.

¿Qué es la quimioterapia?

QuimioterapiaLa quimioterapia es la forma de tratar a los pacientes que padecen cáncer, mediante el uso de fármacos que permiten la destrucción de las células cancerosas en el organismo, ya que detienen la capacidad de crecer y multiplicarse, no obstante es inevitable el daño a las células normales.  

Sus principales usos radican como tratamiento posterior a una cirugía con el objetivo de destruir las células cancerosas restantes. Puede usarse como terapia antes de una operación o radioterapia para encoger los tumores. También es usada para tratar la leucemia (cáncer en la sangre), linfoma, o bien para el tratamiento de cáncer recurrente o el metastásico (el que se ha diseminado por varias partes del cuerpo).

La quimioterapia sirve para eliminar las células cancerosas y evitar su nueva aparición, pero también es muy útil para los casos donde ha sido imposible eliminar la enfermedad, pues se usa para controlarlo mediante el retraso de su crecimiento o para reducir los síntomas.

Las formas de recibir quimioterapia

-Mediante la aplicación de una crema

-Por vía intraperitoneal, donde la medicina entra directamente en el abdomen o la cavidad peritoneal que contiene el estómago, el hígado, los intestinos y los ovarios.

-Por vía intrarterial donde la medicina entra directamente en la arteria que suministra sangre al cáncer.

-Vía oral donde el medicamento es una píldora, líquido o cápsula y  se toma por la boca.

-Con una inyección en el músculo o en una parte adiposa del brazo de la pierna o el abdomen.

-Por vía intravenosa donde la medicación entra directamente por la vena, teniendo una duración de entre unos minutos a algunas horas.

Dependiendo del tipo de cáncer que padezca la persona, el tratamiento variará, pudiendo recibir tratamiento en el consultorio del médico, en su hogar o en el hospital. Existen algunas fármacos que no pueden ser administrados diariamente son provocar graves efectos secundarios, por lo que son aplicados de manera intermitente con periodos de tratamientos que van seguidos por períodos de recuperación.

La quimioterapia y sus efectos secundarios

quimioterapiaEl tratamiento de la quimioterapia es fundamental en la lucha contra el cáncer y muchas personas a diario son sometidas a este procedimiento comienzan a padecer de los efectos secundarios. La falta de apetito, inflamación de la boca, alteración del gusto de los alimentos, náuseas, vómitos o diarreas son algunos de los efectos negativos.

Para saber un poco más de los efectos secundarios de la quimioterapia es necesario detallar uno a uno, los malestares que se presentan si no se sigue una dieta correcta y saber cómo reaccionar ante sus apariciones.

Náuseas y vómitos

Es uno de los síntomas secundarios más frecuente y a su vez el más temido. En cuanto a su aparición puede ser tempranamente a las dos horas de terminar la sesión de quimio, o puede aparecer a las 24 horas del procedimiento, por lo general desaparece en unos pocos días.

Importante es que de presentarse estos síntomas se lo comuniques al médico tratante, para que el te de los pasos a seguir. Pero , mientras puedes seguir los siguientes consejos.

  • Reparte la comida en pequeñas cantidades

  • Evita olores desagradables. Prefiere que los días de quimioterapia otra persona se encargue de preparar la comida.

  • Comer despacio, masticando muy bien los alimentos

  • Evitar comidas ricas en grasas(frutas, salsas, quesos, leche, etc)

Diarrea

La quimioterapia afecta a las células que recubren el intestino, por lo que su funcionamiento se puede ver alterado. Por consecuencia, el intestino pierde la capacidad de absorber el agua y los distintos nutrientes, dando lugar a la diarrea.

Debes comunicarlo al médico tratante, el que te indicará la medicación que debes tomar para prevenir en la próxima quimio, la diarrea.

Además del medicamento te serviría seguir los siguientes consejos.

  • en las primeras horas del inicio de la diarrea es preferible que no consumas nada de alimentos

  • pasado 2 a 3 horas comienza a ingerir alimentos de manera lenta preferiblemente líquidos.

  • evitar las comidas con mucha fibra

  • preparar alimentos cocidos o a la plancha

Estos dos síntomas son los que se presentan con mayor frecuencia en los pacientes que se hacen quimioterapia, por lo que ideal es seguir los consejos y alimentarse de manera saludable para afrontar de buena manera una nueva sesión de quimio.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen de muchos factores como por ejemplo de los fármacos que se estén empleando y del tipo de cáncer, es por esto que la reacción dependerá de cada paciente.

Para tranquilidad de los que padecen la enfermedad, deben saber que el médico le explicará lo que se debe hacer en casa para prevenir o tratar los efectos del tratamiento, los que con frecuencia son:

-Adquirir hábitos seguros al comer o beber

-Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.

-Consumir proteínas y calorías suficientes para poder mantener su peso

-Ser cuidadoso al acercarse a los animales para evitar contraer infecciones de ellos.

Además el paciente deberá asistir a visitas de control periódicamente durante y después de culminado el tratamiento de quimioterapia, donde se harán exámenes de sangre, de resonancia magnética, de tomografía computarizada o de rayos x con el objetivo de saber qué tan bien está funcionando la quimioterapia, así como también para estar pendiente del estado de la sangre, los pulmones, el corazón y de otras partes del cuerpo.