Tag Archives: alimentación

Obesidad mórbida: causas y tratamientos

La obesidad tiene causa multifactorial, incluyendo factores genéticos, conductuales, metabólicos y psíquicos. Por lo tanto, no se puede apuntar un ítem preponderante, principalmente en los casos más graves de obesidad mórbida.

Sin embargo, la obesidad mórbida – IMC por encima de 40 – puede tener factores relacionados y uno de los principales es el sedentarismo y la alimentación irresponsable.

¿Qué causa la obesidad mórbida?

rutina de ejercicios para bajar de peso

La causa de la obesidad es una asociación de varios factores, que incluyen:

• Consumo exagerado de alimentos muy calóricos, con alto contenido de grasa o de azúcar;

• Sedentarismo, pues la falta de ejercicios no estimula la quema y facilita la acumulación de grasa;

• Trastornos emocionales, que favorecen la compulsión alimentaria;

• Predisposición genética, pues cuando los padres son obesos es común que el hijo tenga una mayor tendencia a tener;

• Cambios hormonales, que es la causa menos común, asociada a algunas enfermedades, como síndrome del ovario poliquístico, síndrome de Cushing o hipotiroidismo, por ejemplo.

En conclusión la obesidad morbosa es el resultado del consumo de más calorías de lo que se gasta a lo largo del día, y ese exceso de calorías y energía se transforman en una acumulación de grasa.

Tratamiento

Los pacientes con obesidad morbosa están cerca de 40, 50 y hasta más kilos por encima del peso, lo que hace la pérdida del exceso difícil sólo con alimentación regulada y actividades físicas, siendo necesario el uso de medicamentos y, dependiendo del caso, de la cirugía bariátrica.

Es importante recordar que las cirugías bariátricas, o para reducir el estómago, generalmente sólo se aconseja en los casos en que después de 2 años de tratamiento médico y nutricional no hay pérdida significativa de peso, o cuando existe riesgo de vida debido al exceso de peso .

Además de una alimentación sana, el éxito del tratamiento para la obesidad morbosa también implica la práctica de la actividad física y el seguimiento psicológico para mantener la motivación ante la dificultad de perder peso.

¿Qué comer para hacer nuestro cerebro más saludable?

Según la neurología, el cerebro es uno de los órganos que más energía requiere, en un total del 20%. Actualmente es difícil llevar un ritmo de vida adecuado y, es probable, que su cerebro necesite un poco más de energía y de nutrición.

Conoce los alimentos que mantienen el cerebro saludable: 

aliment

1. Avena

Este alimento es excelente para su cerebro y puedes consumirlo como quiera, en la forma natural hasta en otros productos a base de avena.

Este alimento dispone de muchas proteínas y aminoácidos, además de grasas insaturadas, vitaminas B1, B3, E, ácido fólico y potasio, selenio, fósforo y magnesio. Además de contribuir con nuestras funciones cerebrales, potenciando nuestra memoria, es excelente para la salud cardíaca.

2. Plátano 

Sepa que esta fruta no debe faltar y recuerde colocarla en la lista de compras siempre. El plátano es rico en glucosa, esencial para suministrar energía al cerebro y contiene vitaminas B6, ácido fólico y, minerales como el imprescindible magnesio, calcio, el fósforo y el potasio.

Es un alimento muy energético y sano, que contiene también fibra soluble, favorece el movimiento intestinal, evitando el estreñimiento.

3. Brócoli

Uno de los vegetales más sanos y más recomendables. El brócoli forma parte de estas maravillas crucíferas como el coliflor, la col de Bruselas, rica en proteínas, fibra y vitaminas A, C, E, K.

El vegetal es un tesoro naturale en vitaminas B3 y B6, que son excelentes para cuidar y potenciar nuestra memoria. Se sugere consumirlas cocidas al vapor o crudas, las formas más indicadas para absolver todas sus propiedades.

4. Nueces

Las nueces son los frutos secos que nos recomiendan para la mejora del nivel del colesterol y para potenciar nuestras capacidades cerebrales.

5. El sano pescado azul

Es imprescindible el consumo de pescado azul para una buena salud. Lo que hace que este alimento sea tan recomendado, se debe ante todo a las grasas como la omega 3, tan necesaria para la salud del corazón y el cerebro.

Especialistas en neurología, recomiendan consumir el pescado azul entre tres a cuatro veces a la semana.

Hábitos que ayudan a tener un cerebro sano

Ejercicios

El ejercicio ayuda a reducir el nivel de estrés al que se expone el cerebro, aumentando el flujo de oxígeno, sangre y nutrientes que llegan hasta él. También deje el azúcar en niveles que no son alarmantes.

Medite: Puede ser difícil encontrar tranquilidad. Pero sí, mantenerse en paz es fundamental, según Amen. Ayudará a dejar tranquilo un cerebro ansioso.

Mate los pensamientos negativos

Uno de los mayores peligros contra nuestro cerebro es tener pensamientos negativos automáticos. Ellos vienen a todo el mundo, pero mantenerlos es algo extremadamente peligroso para nuestro cerebro.

Escucha música clásica

Las encuestas apuntaron que escuchar Mozart mejor las habilidades sociales a la hora de realizar una actividad y ayuda a enfocarse mejor en las cosas.

Gaste tiempo con personas positivas: mantenerse alejado de las personas negativas. Así, es posible quitar algunos gatillos que provocan alteraciones químicas en nuestros cerebros y que acaban haciendo mal.

Aprender algo nuevo todos los días: Einstein una vez dijo que si la gente pasaba 15 minutos de su día aprendiendo algo nuevo en un año, ellos serían expertos en un tema. Hacer una tarea diaria, que rompe la rutina, mantiene el cerebro revitalizado y estimulado.

5 consejos para mantenerse sano durante este invierno

En invierno nuestra preocupación con las horas médicas aumentan en doble, especialmente porque es muy difícil mantenerse  saludable en ese clima.

Sin embargo, con consejos sencillos  y prácticos es posible cambiar esa realidad y pasar esta estación del año sano. Descubre cómo:

inv

1. Alimentación

Durante el invierno, el consumo de alimentos calientes aumenta, dejando de lado las ensaladas frías. Pero es posible comer verduras y vegetales de otras maneras. Para quienes no tienen apetito por ensaladas crudas en invierno, incluir en la ensalada algunas verduras cocidas, como, por ejemplo, calabaza cocida con cáscara, garbanzos cocidos y vainas cocidas, nueces, entre otros,

Las sopas también son excelentes alimentos durante los días más fríos y son ricas en vitaminas. Por eso, añadirlas al menú puede ser la salida correcta para quien quiere alimentarse con calidad. Incluya las verduras y evite las sopas instantáneas pre-preparadas.

¡Invierta en los jugos! Son fuentes de vitaminas y deliciosos complementos durante el día. Para quien no está de dieta, cambiar el azúcar por la miel para endulzar las bebidas es una buena opción.

Para quien está en control alimentario, aumente el consumo de líquidos sin azúcar. Además de hidratar el organismo, son fuente de vitaminas.

2. Comida bien aliñada

¡No hay nada mejor que comer platos bien aliñados! En invierno, esta es la mejor salida para aumentar el apetito. Incluya condimentos suaves y fuertes en la preparación de carnes, como mostaza Dijon y curry.

3 – Ventile los ambientes

Aún que haga frío, procure mantener los ambientes siempre ventilados. Ambientes encerrados ayudan a propagar los virus y contribuyen para las enfermedades de invierno.

4 – Aumenta vitaminas C y complejo B

Añada hojas de berro o condimentos naturales como salsa, cebollin o cilantro en las sopas cuando están listas para aumentar el contenido de vitaminas C y complejo B. El consumo de frutas también debe ser en abundancia, prefiriendo  frutas ricas en vitamina C, como mandarina, acerola y maracuyá.

5. Actividades físicas

Además de calentar, las gimnásticas ayudan en el aumento de la resistencia y son aliadas para quien quiere perder grasas localizadas. En días fríos, es común disminuir la voluntad de hacer ejercicios al aire libre, por eso prefiera actividades como pilates y danza en ambientes cerrados.

Con esos consejos dile adiós a las horas médicas de emergencia y pasa un invierno mucho más sano y agradable.

Cómo cuidar las enfermedades de invierno

La primera medida es hidratar el cuerpo, ya que la pérdida de agua se intensifica tanto por el sudor de la fiebre y por la coriza.

La aplicación de suero fisiológico en la nariz y la inhalación se indican para todo tipo de enfermedad respiratoria. El procedimiento ayuda a eliminar las secreciones, así como los virus y las bacterias.

Es decir, que los consejos caseros son bienvenidos, pero no insista si no está aceptando sintiendo bien. Y siempre es bueno consultar a un médico antes de administrar analgésicos, antitérmicos y jarabes.

Es necesario tener especial atención para la fiebre alta. Esta es la principal señal de alerta que el cuerpo realmente no está saludable. La tos persistente, la falta de aire y el cansancio fácil son otros síntomas que merecen atención, así como cambios de comportamiento. Si la persona no está comiendo y no piensa en levantarse de la cama, vale una investigación más apurada y una consulta de emergencia.

Cómo almacenar alimentos en el refrigerador correctamente

Garantizar que los alimentos estén seguros, es muy importante para la salud. Además de conservar, dejarlos libres de contaminación y observar la fecha de caducidad, debemos también observar la forma en que están organizados en los cajones o estantes de su refrigerador.

No se engañe, el refrigerador no conserva los alimentos para siempre, debemos respetar el período en que cada alimento puede quedar guardado. Muchas veces el alimento empieza cambiar y no vemos los signos como, por ejemplo, olor característico, y cuando son consumidos en este estado pueden ocasionar intoxicación alimentaria.

La organización de los alimentos dentro del refrigerador es de fundamental importancia para su conservación. Algunos alimentos requieren una temperatura más fría que otros, de ahí la importancia de almacenarlos correctamente dentro del electrodoméstico.

http://cdn2.uvnimg.com/dims4/default/3697c7e/2147483647/resize/860x645%3E/quality/75/?url=http%3A%2F%2Fcdn3.uvnimg.com%2Fcf%2F87%2F6a6770584bc49a2084d65edd1732%2FiStock_000072909697_Medium.jpg

En los estantes superiores, coloque los alimentos que necesitan mayor refrigeración:

Es en ellas que deben guardarse los alimentos como leche y derivados.
En los estantes intermediarios se pueden reservar las golosinas, sobras de alimentos o alimentos que todavía van a ser preparados.
No olvide que una descongelación segura debe realizarse bajo refrigeración.
Los alimentos crudos no deben quedar en el mismo estante de los alimentos cocidos, los crudos pueden contaminar los cocidos.
En los estantes inferiores los alimentos que necesitan menos conservación como las verduras.
En los cajones las frutas:

Recordando que las frutas y verduras no deben ser lavadas para ser almacenadas (lavarlas y colocarlas en la heladera, aumenta la humedad, acelerando el proceso de deterioro de las frutas y verduras), la higienización deberá ocurrir sólo cuando se consume.

Consejos:

Utilice recipientes con tapas;
Evite dejar la puerta del refrigerador abierto;
Realizar la descongelación del congelador siguiendo las recomendaciones del fabricante;
Compruebe la temperatura del refrigerador que deberá estar marcando 4,5 ° C o menos y congelación -18 ° C o menos;
No deje latas abiertas en la nevera. Guarde los alimentos en recipientes cerrados;
Evitar guardar catchup, mostaza, mayonesa y salsa inglesa en la puerta de la heladera, por tener una temperatura de refrigeración mucho menor eso disminuye la validez de los alimentos;
Los huevos no deben quedar en la puerta de la nevera, pues sufren un constante choque térmico que favorece la contaminación, lo ideal es que quede en los estantes intermediarios en recipiente con tapa;
Nunca forme los estantes de la nevera con plásticos o toallas, pues esto dificulta la circulación del aire frío, perjudicando el buen funcionamiento del aparato.

Vida después de la cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica es una de las formas más eficaces de pérdida de peso y la mejora de enfermedades asociadas con la obesidad mórbida. Actualmente, en los centros quirúrgicos especializados en ese procedimiento, las operaciones son relativamente rápidas, con una duración entre 50 a 90 minutos, dependiendo del cuadro clínico del paciente.

La cirugía bariátrica es una intervención que se realiza para tratar los problemas de obesidad y sobre peso. Este procedimiento quirúrgico se realiza acompañado de otros tratamientos, como la dieta y las sesiones de ejercicio.

Esta cirugía también es conocida como manga gástrica, remueve casi el 80% del estómago y es acompañada de un tratamiento hormonal que disminuye el apetito. Esta operación es recomendada para personas que presentan más de 40 kilos sobre su peso normal.
La cirugía bariátrica remueve la sección del estómago que produce la gherelina (hormona del apetito). Si bien más de la mitad del estómago es extraído, este sigue funcionando de manera normal.
Al no existir un bypass se disminuyen la posibilidad de presentar un problema nutritivo a futuro. Esta intervención tiene un ágil recuperación, sobre todo si consideramos que los pacientes son dados de alta al segundo o tercer día.

Aunque parezca simple, la cirugía bariátrica produce un gran cambio en la vida del paciente que opta por ese método de adelgazamiento. Por eso, hoy pretendemos explicar un poco sobre cómo es el primer mes después de la cirugía bariátrica.

https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcR1Qs9GhR_iYp7OXdfvVFVUCp4W4hi2NgcfuqwbgPGmE_YAkfHRog

Primeras horas

Tras el final del procedimiento, los pacientes despertaran el ala de recuperación post-anestésica, por lo general reposaran alrededor de una hora. La gran mayoría de los pacientes puede ir inmediatamente para la habitación.  Sin embargo, dependiendo de la gravedad de la enfermedad asociada, las primeras 24 horas pueden necesitar reposo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

 La dieta después de la cirugía

Por lo general, el paciente se introduce en el primer día postoperatorio con una dieta  estrictamente líquida. A partir de la orientación multidisciplinaria de los profesionales de la clínica elegida (cirujano y especialista en nutrición clínica) se explicarán las formas y tipos de alimentos liberados para esta primera fase.

La duración de la fase líquida es de 7 a 10 días, y luego se permite que los alimentos sean más cremosos /pastosos, fase que dura alrededor de 25 a 30 días. Después de ese periodo, se lleva a cabo la transición a la alimentación normal.

En este primer mes, existe la obligación de mantenerse hidratado y consumir un mínimo de calorías (alrededor de 600-1000 por día). A partir de la primera semana después de la operación los pacientes deben comenzar la suplementación con vitaminas, que es necesaria para absorción de nutrientes en el organismo.

También en las primeras 3 semanas se prescribe antiácidos en forma líquida, para reducir efectivamente la tasa de úlceras en el estómago.

Cuando las operaciones bariátricas se ajustan correctamente al paciente, traen consigo muchas ventajas como la recuperación rápida y el pronto retorno a la vida normal. Además,  los beneficios clínicos y mejora en la calidad de vida hacen valer la pena todo el esfuerzo.

8 alimentos para ayudar a prevenir el cáncer

Prácticamente todos los alimentos frescos y no procesados ​​son beneficiosos para nuestra salud cuando se consume en la cantidad adecuada. Algunos de estos alimentos tienen propiedades que ayudan a prevenir muchas enfermedades, incluso en la lucha contra el cáncer.

Una dieta anti-cáncer es una estrategia importante que se puede utilizar para reducir el riesgo de la enfermedad en sus diversos tipos (cáncer pulmonar, de mama, de tiroides, colon, entre otros) y también puede ser beneficiosa para todas las edades .

http://eltitular.do/et/wp-content/uploads/2015/10/alimentos-nutricion-cancer-getty_CLAIMA20150321_1509_271.jpg

Conozca los alimentos que te ayudaran a prevenir el cáncer y los incluya ahora mismo en su dieta:

1. Ajo

El ajo es un alimento verdaderamente maravilloso. Los ingredientes activos ayudan a combatir la propagación de un cáncer de manera única. Por lo tanto, interrumpe el suministro de sangre a la formación de nuevos tumores.

Además, el ajo es un agente anti-inflamatorio y tiene otros nutrientes que ayudan a combatir y prevenir el cáncer como el selenio y el triptófano.

Por estas razones Varios estudios encontraron que los que comen más ajo son menos propensos a desarrollar varios tipos de cáncer, especialmente en los órganos digestivos tales como el esófago, el estómago y el colon.

2. Uva

La uva es uno de los principales alimentos que combaten el cáncer. La corteza y las semillas de uva son buenos aliados en la lucha contra los efectos de los radicales libres. Además, un estudio publicado en Cancer Prevention Research encontró que el consumen aumenta la producción de una enzima que destruye los compuestos orgánicos nocivos de los estrógenos.

3. Tomate

El tomate es una fuente de vitamina C y flavonoides. Los flavonoides dan el color rojo de la fruta y ayudan a defender el cuerpo contra el cáncer pulmonar y próstata, principalmente. El consumo indicado es de aproximadamente 4 frutas por día (si es posible tomate orgánico).

4. Té verde

El té verde contiene antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el cáncer en una variedad de maneras, incluyendo la eliminación de los radicales libres que son células dañinas. Además, los estudios de laboratorio han encontrado que té puede reducir los tumores y reducir el crecimiento de células tumorales.

5. Linaza

La linaza está relacionada con la prevención del cáncer de mama, de cuello uterino y de próstata.

6. Brócoli

El brócoli es una buena selección que contiene sustancias que tienen la capacidad de destruir las células cancerosas y dejar a otros intactas.

7. Aloe Vera

Resultados del estudio mostraron que el Aloe Vera tiene una fuerte propiedad anti-tumoral, lo que significa que mejora la función del sistema inmune y destruye los tumores de cáncer.

8. Algas

Las algas son purgantes y ricas en vitaminas, minerales y fibra. Fortalecen el sistema inmunológico y por lo tanto se recomiendan en contra de los efectos secundarios posteriores de quimioterapia y radioterapia. Por lo tanto, un excelente alimentos para ayudar a prevenir y combatir el cáncer.

Recomendaciones para prevenir el cáncer

En la actualidad, considerando los malos hábitos de alimentación y los altos problemas anímicos en la población, pareciera que ser afectado por un cáncer se convierta una posibilidad para inminente.
Pero la solución y previsión del cáncer está en tus manos y en tu mente, debes recordar que nunca es demasiado tarde para cambiar el estilo de vida.
La primera recomendación es mantener un peso saludable. Para esto es necesario mostrar un índice de masa corporal, acorde a nuestra edad y estatura.
La realización de actividad física es indispensable en el cotidiano de la vida, no hay un aliado más cercano al cáncer que el sedentarismo. Otra recomendación es un llamado a disminuir el consumo de alcohol y tabaco.
Una buena dieta se traduce en no comer demasiada carne, dejar cabida a las legumbres y a los alimentos ricos en fibra, como también ir dejando, cada día un poco más, la sal a un lado.

5 cosas que se debe saber sobre la liposucción

La cirugía de liposucción puede ser caracterizada como la aspiración de la grasa a través de cánulas. El procedimiento puede ser hecho en varias partes del cuerpo y puede ser clasificada como pequeña, mediana o grande.

Aún que parezca simple la liposucción incluye riesgos como todas las cirugías. Por eso, más allá de saber sobre los resultados finales y buscar una clínica especializada para realizar el procedimiento, es necesario conocer más afondo todo lo que ella puede proporcionar.

http://www.drfernandezblanco.com/i-img/es/cirugia-estetica-corporal/liposuccion/md-liposuccion-madrid.jpg

Si está pensando en hacer la liposucción, aquí dejamos algunos consejos:

1) La liposucción no es una forma rápida de obtener un cuerpo en forma

A pesar de que la liposucción puede ayudar en la pérdida de peso, es una última instancia. La actividad física y una dieta cuidadosa son las únicas soluciones permanentes para lograr salud y físico ideal. Por lo tanto, si la solución a sus problemas es eliminar algo de grasa, puedes empezar con ejercicio y una dieta equilibrada.

La liposucción es la mejor solución para los casos más graves cuando el ejercicio y la dieta ya no son eficaces para resolver el problema. Por otra parte, incluso después de realizar la liposucción, los hábitos saludables son indispensables.

Después de la recuperación, el paciente debe seguir una rutina de ejercicios básicos y mantener la alimentación saludable.

2) Elegir una clínica y doctores especializados en cirugía estética y liposucción

Posiblemente, este es el consejo más importante. Buscar un profesional con las calificaciones necesarias y experiencias de personas que pasaron por el procedimiento.

4) Espere los resultados con paciencia

La liposucción se trata de una cirugía, por eso hay que recordar que posee algunos efectos post-operatorias como dolor, aumento de peso debido la hinchazón, moretones, entre otros. El resultado de la liposucción puede tomar alrededor de tres meses en aparecer.

5) Prepárese para llevar ropa de compresión durante unos meses

Después de la liposucción es recomendable usar una ropa de compresión por lo menos durante un mes. La compresión ayuda a acelerar la recuperación. Algunas personas optan por usar este tipo de ropa durante todo el día con el fin de acelerar aún más la recuperación.

Abdominoplastía y cómo se diferencia con la liposucción

En primer lugar, tanto la abdominoplastía como la liposucción son cirugías que se realizan en la zona abdominal y comparten también un mismo objetivo (mejorar el contorno corporal), pero en su forma son dos intervenciones con rasgos distintivos.
* La liposucción es una operación que busca absorber la grasa del abdomen principalmente, pero también se puede realizar en otras zonas del cuerpo donde sobre la grasa.
* Por su parte la abdominoplastía es una cirugía que extrae y estira la piel y grasa del abdomen. Estas dos intervenciones se realizan en pacientes con problemas de sobrepeso, o en personas que tengan dificultades en los músculos abdominales; mujeres que han tenido varios embarazos; son algunos de los casos en los que se recomienda esta cirugía.
Estas dos operaciones pueden ser complementarias, ya que muchas veces después de una liposucción la piel queda floja en la zona abdominal y es necesario realizar una subsiguiente abdominoplastía.

Frutas esenciales en la dieta de una embarazada

Cuando hablamos de ginecología, muchos son los consejos que vienen en mente, pero lo que menos pensamos son que las frutas son esenciales en la dieta de cada embarazada. Además de ser una deliciosa opción y una excelente elección para aperitivos y prácticas saludables entre comidas, esos alimentos proporcionan nutrientes específicos que el cuerpo de las mujeres embarazadas necesitan con todos los cambios hormonales, metabólicos y molestias que el embarazo trae.

https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQYBxosHKpFDF9UhfXVJbJZJmOHWPe0XwCWUuocVrNKn8DR4vpFUw

El bebé necesita en más nutrientes, sin embargo la mamá también tiene necesidades y las frutas son una de esas salidas.

1.Frutas ricas en vitamina C fortalecen el sistema inmunológico

Durante el embarazo hay una disminución natural en el sistema inmunológico de las mujeres. Según especialistas en ginecología, esto puede dejar las futuras madres más susceptibles a los resfriados, gripes, infecciones y alergias.

Para ayudar a prevenir este tipo de enfermedades, la ingesta de vitamina C es esencial. Las frutas cítricas son los campeones para proporcionar esta vitamina: naranja, cereza, fresa, limón, piña y el kiwi son algunos de ellos.

Además de reforzar la inmunidad, la vitamina C aumenta la absorción de hierro por el cuerpo, esencial para prevenir la anemia en el embarazo.

2.Frutas que son fuentes de fibra regulan el intestino

El aumento hormonal, especialmente estrógeno y progesterona relaja los músculos de las mujeres embarazadas, incluyendo los intestinos, lo que ralentiza el proceso digestivo y pueden causar estreñimiento y, para algunas mujeres, las hemorroides, debido al esfuerzo para evacuar.

Para prevenir el estreñimiento en el embarazo, comer frutas ricas en fibra, manzana, pera (con cáscara), mandarina, durazno y los frutos seco, como pasa y ciruelas, son otra gran opción. Son fáciles de llevar en la bolsa y tienen una gran cantidad de fibra.

3. Las frutas ricas en potasio

Los calambres son también muy comunes en algunas mujeres embarazadas, especialmente en el segundo y tercer trimestre del embarazo. Además de la acción hormonal, el embarazo puede causar aumento de peso y el crecimiento del bebé empujando los músculos, eso puede causar hinchazón debido a la mala circulación de la sangre.

El potasio es un  mineral conocido en la lucha contra los calambres, y es importante para controlar el sodio en el cuerpo y prevenir la hipertensión. El potasio se encuentra en las siguientes frutas: plátanos, paltas, piña, ciruela, papaya, uvas pasas  y melón.

…Otros alimentos infaltables

Eso de que las mujeres tienen que comer por dos durante su embarazo es un mito peligroso, ya que el sobre peso puede traer graves complicaciones a la hora de parir. Lo que sí es cierto es que durante el segundo trimestre del embarazo el bebé necesita que consumas 340 calorías extras por días, y aumentar a 450 calorías adicionales en el último trimestre.
De lo anterior se desprende que el aumento en la alimentación de una embarazada no tiene que ser excesivo, es por esto que es recomendable que el 10% de las calorías diarias que consumas provengan de carnes, huevo, productos lácteos (no pausterizados) y legumbres.
Siguiendo esta dieta diseñada para embarazadas, haz que el 35% adicional provenga de grasas como la mantequilla y los frutos secos. El último 55 % tiene que ser mediante el consumo de hidratos de carbono: pastas, pan, papas, arroz, maíz y otros cereales.

Pediatría: niños que crecen saludables

La concepción y la llegada de un bebé  son acontecimientos que siempre generan preguntas y, por veces, preocupaciones en los padres. Después del nacimiento con el desarrollo motor, capacidad física y de lenguaje, las atenciones sobre el niño cambian y la expectativa es siempre de que todo funcione sin problemas. Para asegurar que esto sea posible, es esencial que el niño tenga acceso a la pediatría con especial cuidado en cada fase.

Cuando llevar el niño al pediatra

Las consultas con la pediatría deben ser realizadas periódicamente y son recomendadas de acuerdo con la edad del niño. En los primeros 8 meses de edad, por ejemplo, es aconsejado que el niño visite su pediatra con más frecuencia, al mínimo una vez al mes. Con el tiempo la frecuencia disminuye y entre los 1 y 2 años, las visitas pueden empezar a ser  realizadas de manera trimestral, llegando a una vez cada seis meses.

Por otra parte, cualquier aparición de la enfermedad o problema en el desarrollo del niño debe ser resuelto por el médico, con citas adicionales. No dude en buscar al pediatra si tiene alguna pregunta acerca de cualquier condición anormal del niño.

Los pediatras tendrán orientación sobre cualquier caso que requieren intervención médica. Nunca medicar los niños por cuenta propia, incluso si es algo simple como un suplemento vitamínico. Todo tiene que ser conversado y aprobado por el médico para no causar ninguna disfunción.

Pediatra, alimentación y salud del niño

Del mismo modo, el pediatra tiene consejos sobre hábitos saludables, comida y cuando es importante empezar a dar alimentos sólidos a los bebés, por ejemplo. Con esto, es posible tener la seguridad de un crecimiento sano y pacífico para el niño, además de tener un importante acompañamiento de todo lo que pasa con el niño durante su desarrollo.

Cómo empezar a hacer deporte

empezar_deporteSi siempre has tenido la intención de comenzar a hacer deportes, pero la pereza te gana ¡este es el momento para hacerlo! pues ya se viene el verano y la ropa ligera dejará ver la figura que descuidaste todo el invierno.

Pues bien, para comenzar lo primero que debes hacer es tomar en cuenta los consejos que te daremos a continuación.

Aspectos a tener en cuenta

-Escoge el deporte que más te guste y el que más se acomode a ti, porque por más de moda que esté correr (running) o pasarse horas en la caminadora del gimnasio, quizás no sea lo tuyo, y termines dejándolo porque te aburrió.

Elegir el correcto dependará de la experiencia personal que tengas con el ejercicio físico hasta la fecha. Para ello debes tener en cuenta cómo está de preparado tu cuerpo para la actividad que te planteas realizar, también tienes que marcarte objetivos realistas en cuanto la base de preparación de la que partes.

-Es importante que empieces poco a poco para que tu cuerpo pueda acostumbre a la nueva rutina, porque de lo contrario te sobreexigirás y terminarás sintiéndote mal. Junto a ello también es preciso que escuches las señales que te manda el cuerpo, tomando descansos

cuando te sientas sobrepasado; asimismo es esencial que no dejes pasar las fases de calentamiento y estiramientos necesarios para que el cuerpo se prepare óptimamente para el ejercicios, porque de lo contrario terminarás en un centro de traumatología tratando una fractura, esguince o ruptura de ligamento.

-Todo lo anterior debes acompañarlo de una correcta alimentación para que puedas contar con la energía sufiente para realizar las rutinas de ejercicio que te propusiste. Para ello debes investigar o asesorarte con un nutricionista para que te oriente sobre cuáles son las formas correctas de comer frente a este cambio.

¿Necesitas más intensidad en tus ejercicios? Te conviene leer esto
Por si no lo tenías claro, la intensidad que le otorgues a tus ejercicios tiene incidencia directa en los resultados que obtendrás, tales como la tonificación y aumento de la masa muscular, resistencia cardio respiratoria, fuerza y aceleración del metabolismo.
Existe un tipo de entrenamiento denominado HIIT (High Intensity Interval Training), el que de acuerdo con un estudio de la Universidad Laval en Quebec, ayuda a perder nueve veces más grasas que quienes realizan ejercicio aeróbico de manera tradicional. ¿En qué consiste? Mira:
• Calentamiento de 5 minutos y elongación adecuada
• Subir al equipamiento aeróbico de preferencia (bicicleta, remo, elíptica…) y empezar con una intensidad moderada y quedarse así por 1 minuto. De ahí acelerar la intensidad a 90% o 95% de la Tasa Cardiaca Máxima.
• Continuar en ese paso acelerado por 15 a 20 segundos, entonces reducir la intensidad, volviendo a la inicial. No pasarse de 15 minutos realizando este proceso.
• Terminar el entrenamiento con una desaceleración en intensidad ligera por 5 minutos.
• Por último, realizar elongación.