rp_CHEQUEO-PREVENTIVO.jpg

Todo sobre la Hiperplasia e hipertrofia prostática

Rate this post

La hiperplasia benigna de la próstata (HBP) es frecuente en hombres mayores de 50 años. Sus síntomas se derivan principalmente de la obstrucción al paso de la orina por la próstata, siendo clasificados en síntomas de llenado, vaciamiento o post-miccionales.

El conjunto de los síntomas de hiperplasia complementado por una evaluación abdominal y los órganos genitales externos, el tacto rectal y una ecografía prostática pueden ser suficientes para el diagnóstico.

El tratamiento de la hiperplasia es eficaz y permite una mejora marcada de la calidad de vida. La mayoría de las veces la medicación es suficiente y la cirugía queda reservada para los casos más complicados.

¿Qué es la hiperplasia prostática benigna?

La hiperplasia prostática es la próstata es una glándula masculina responsable de la producción, almacenamiento y posterior eliminación de un constituyente del esperma. Se encuentra en la base de la vejiga y es atravesada por la uretra que es el canal donde pasa la orina. Su tamaño y forma se asemeja a una “castaña”, pesando en promedio 20 gramos.

Con la edad y bajo la influencia hormonal de la testosterona, la próstata tiende a aumentar de tamaño, a costa del aumento del número de células en una zona llamada zona de transición. Este crecimiento de la próstata es benigno.

La hipertrofia prostática benigna también ocurre

La hipertrofia benigna de la próstata (también conocida como hiperplasia benigna de la próstata o HBP) ​​consiste en un aumento de volumen de esta glándula al punto de comprimir la uretra, causando molestias en la función urinaria y cambios en la capacidad de almacenamiento de orina en la vejiga. Cualquier hombre puede venir a desarrollar esta enfermedad, aunque tiende a surgir en hombres de edad más avanzada, con un historial familiar de la enfermedad.

Cómo cuidar la próstata

Entonces, ¿cómo hay que cuidar la próstata? El primer paso es cuidar la alimentación, dejar el hábito del tabaco y reducir la obesidad aumentando el ejercicio físico.

Si hablamos de la hiperplasia o de la HBP, se recomienda evitar los alimentos picantes y moderar el evitar la ingesta de bebidas con cafeína el alcohol debido al efecto diurético e irritante que poseen a nivel vesical, influir negativamente en la frecuencia y urgencia miccionales.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>