cancer_colorrectal

Qué es la hipertrofia prostática

Rate this post

La hipertrofia prostática es un problema muy común a partir de los 50 años, manifestándose a través de un aumento progresivo de la frecuencia de las micciones y mediante otras alteraciones al orinar.

Causas y frecuencia

El problema de hipertrofia prostática corresponde al desarrollo de un tumor constituido por células de la próstata, cuya replicación, más rápida de lo habitual, provoca la formación de una masa que, cuando adquiere un determinado volumen, comienza a comprimir la restante glándula y los órganos vecinos.

A diferencia de los tumores malignos, incluidos en el grupo de los denominados cáncer de próstata, este tumor está formado por células normales que no invaden los tejidos contiguos ni originan metástasis, lo que lo hace benigno. Además, como se deriva de las estructuras glandulares, se denomina adenoma de la próstata.

A pesar de que las causas de la hipertrofia prostática aún no se conocen exactamente, los estudios realizados hasta la fecha permiten deducir que la hipertrofia benigna de la próstata es provocada por la andropausia, una etapa fisiológica de la vida de los hombres semejante a la menopausia en las mujeres.

Este período se caracteriza por una relativa disminución en la producción de andrógenos por los testículos y por el mantenimiento en la elaboración de hormonas femeninas por las glándulas suprarrenales, lo que proporciona un desequilibrio que provoca el excesivo desarrollo de las células de la próstata que componen el tumor benigno.

Hiperplasia prostática benigna

No se sabe exactamente por qué ocurre este aumento de la glándula, lo que llamamos de hiperplasia prostática. Sin embargo, esa enfermedad no es ningún tipo de cáncer y tampoco evoluciona para un cáncer.

Es importante mencionar que algunos hombres pueden presentar síntomas de la HPB mientras que otros no.

Tratamiento de hiperplasia

El tratamiento consiste esencialmente en la extracción del tumor de la próstata a través de una intervención quirúrgica de hiperplasia que, según los casos, debe realizarse mediante la introducción de una sonda a través de la uretra o a través de una incisión en el pubis.

Como es obvio, a la espera de la realización de la cirugía, deben adoptarse las medidas necesarias para atenuar los signos, síntomas y prevenir posibles complicaciones, como la práctica de baños calientes con el paciente sentado y la administración de descongestionantes de la próstata, que permiten alivio de los signos y síntomas de la hipertrofia prostática.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>