enfermeria

Cualidades que deben existir en la enfermería

No existen profesionales que ayuden más al ser humano que los médicos. Sin embargo, hay otros profesionales que prestan un servicio y una labor, quizás igual que la que ellos realizan, que son los enfermeros o técnicos en enfermería. Los cuidados que estas personas pueden brindarnos son innegables y por lo mismo, es que se hace bastante necesario. Para ser un buen enfermero se necesitan cualidades personales y habilidades prácticas, que requieren de estudio y práctica, lo demás es pura vocación.  Junto con esto, hay algunas características que debe cumplir un buen enfermero:

  • Técnicas de comunicación: Esto es bastante necesario para tener la capacidad de explicar un procedimiento a un paciente o las circunstancias actuales de la enfermedad de un paciente ya sea a él o a la familia. Necesita saber manejar la situación y tener el mayor tacto posible para tratar todas las posibles situaciones.

  • Paciencia: Una de las virtudes más grandes de la enfermería es la paciencia, ya que deberán gestionar algunas solicitudes y peticiones o preocupaciones de sus pacientes y de los familiares.

  • Empatía: Si entiendes lo que piensa un médico o lo que siente un paciente, entonces sin duda que la comunicación fluirá mucho más entre todas las partes. Debes ponerte siempre en el lugar del otro, para que logres entender su realidad y saber afrontar los diversos escenarios.

  • Estabilidad emocional: Esto puede ayudarte a ti y a los que te rodean. Tienes que estar al tanto de que tratarás con personas que sufren e incluso con la muerte, por lo que tienes que estar preparado para el peor de los casos. Además, en muchos casos serás un soporte para la familia.

  • Buen estado físico: Turnos largos y varias horas de pie es lo que tendrás que vivir en muchas jornadas. Además, necesitarás de fuerza para levantar a pacientes, por lo que habrá tensión en numerosos huesos y cansancio en las articulaciones.

enfermedad_cardiovascular

Factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares

Cuidar su salud es el reto principal de todo ser humano, para ello es necesario cuidar cada aspecto de la vida cotidiana. Entre las muchas enfermedades que pueden afectarnos se encuentran en primer lugar las cardiovasculares (ECV).

Pero ¿en qué consiste y cuáles son los factores de riesgo? Como su nombre lo indica, las enfermedades cardiovasculares son aquellas que afectan al corazón y los vasos sanguíneos. Se puede manifestar de diversas formas, con variados síntomas, lo cierto es que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, ésta es la principal causa de muerte en el mundo.

Entre los datos proporcionados por el organismo internacional se señala que este tipo de patologías afecta por igual a hombres y mujeres, y que éstas pueden prevenirse actuando a tiempo sobre los factores de riesgo: consumo de tabaco, dietas no sanas u obesidad, la inactividad física, la hipertensión arterial, la diabetes y el aumento de los lípidos.

Controlando el riesgo

Para hablar de los principales factores de riesgo, primero hay que decir que éstos se pueden clasificar en tres: mala alimentación, inactividad física y vicios.

Primero, la mala alimentación alude al consumo elevado de grasas, sal y otros elementos nocivos, en desmedro de las frutas y verduras, que ayudan a equilibrar el organismo.

La falta de actividad física se suma a una dieta desbalanceada, lo cual termina ocasionando un alza en al presión arterial,  en el azúcar, en las grasas en la sangre y obesidad. Todos estos son padecimientos que se pueden tratar pero que van sumando posibilidades de que se sufra algún tipo de ECV.

Al tercer factor lo hemos catalogado como “vicios” ya que tanto el tabaco como el alcohol son agentes nocivos para el organismo, con cero aporte beneficioso y cuyo consumo aumenta cada año y, lo que es peor, a más temprana edad.

Como se puede ver, todos los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares son perfectamente controlables. Cada persona tiene la facultad de escoger dejar el tabaco, el alcohol y de cambiar su dieta de comida chatarra por una más rica en verduras y otros alimentos saludables.

Las pastas pueden ser saludables

Pastas

Cuando hablamos de pastas muchos tienden a pensar en que son dañinas para la salud. Sin embargo, antes de entrar directamente al tema del aporte nutricional de este alimento, debemos saber que durante el año 2012 se consumieron en todo el país 158.300 toneladas de pasta, haciendo crecer el alimento en un 29% en los últimos cinco años. ¿Qué es lo que quiere decir esto? que los chilenos prefieren los fideos a la hora de comer.

Y al contrario de lo que muchos piensan, las pastas pueden ser un buen alimento, de un alto porcentaje nutricional y un elemento fundamental para obtener un dieta equilibrada. Las pastas de trigo por ejemplo, contienen un alto porcentaje de gluten y celulosa, que ayudan a saciar el apetito e induce a comer en cantidades menores, que si se hiciera con otros tipos de alimentos, Además, por su composición, ayuda a lograr una buena digestión. Las comidas con carbohidratos de lenta digestión ayudan al cuerpo a obtener los beneficios nutricionales necesarios.

Por tener ingredientes que pueden ser digeridos fácilmente, son recomendables para las personas que tienen problemas de úlceras estomacales o gastritis. También debes saber que las pastas integrales tienen un alto aporte de potasio y fósforo, que ayudan a nuestro organismo a volverse más sano. Además, al tener mucha fibra, mejoran el tránsito intestinal. También son alimentos bajo en grasas, por lo que es altamente recomendado para personas colesterol elevado. Asimismo, como tienen poco sodio no complica una dieta de una persona hipertensa. 

Lo importante es saber comer y conocer qué alimentos son buenos para tu salud.

Niños jugando

El beneficio de los juegos en los más pequeños

Los juegos son indispensables para los niños. Esto, por muchos motivos, pero básicamente para el desarrollo psicomotor de los más pequeños. No sólo es una excelente actividad física, sino que permite estimular diferentes aspectos de su personalidad, como la inteligencia, la creatividad y además, le permite interactuar con otros niños, incluso con adultos o mayores. Si comenzamos a contabilizar los beneficios de los juegos, existen muchos, sin embargo pasaremos a detallar las principales ventajas de los juegos en los niños:

  • Permite socializar, ya que brinda la instancia de comunicarse con sus compañeros de juego y con esto, el pequeño tendrá la oportunidad de aprender un trato equitativo y a aceptar puntos de vista distintos al suyo.

  • Entrega capacidades psicomotoras. Para jugar, en algunos casos los niños deben poner a prueba su memoria, su capacidad de aprendizaje, expresarse y también a otros ejercicios, como correr, equilibrarse y saltar.

  • Brinda capacidades de superación personal. Esto, porque en un juego siempre existen perdedores y vencedores, por lo que lo obligará a destacar y a luchar por conseguir sus objetivos.

  • Aprende a respetar las normas. Cada juego cuenta con sus instrucciones y si no se cumplen, entonces estás fuera.

  • Estimula ampliamente la imaginación, por lo que resalta la creatividad.

La infancia es una parte esencial de todo ser humano, pues es allí en donde se refuerzan y desarrollan habilidades que luego cuesta más aprender. Por lo general los niños tienen la necesidad de conocer todo los que los rodea y los juegos vienen a ser idóneos para esto. Sobre todo los juegos al aire libre, que ponen a prueba todas las destrezas de los más pequeños.

 

isoflavona de sojas

Los asombrosos poderes de la soja

¿Has oído con anterioridad de que los orientales envejecen más lento? Pues bien, esta afirmación es certera y hay una explicación bastante razonable para esto. Y es que estas personas están acostumbradas a consumir productos derivados de la soja. Esto se debe a que la soja cuenta con un efecto estrogénico y eso es muy favorable para la hidratación y la calidad de la piel, que es lo que se va perdiendo con los años. En otras palabras, la soja es una fuente natural de isoflavonas, las cuales pertenecen al grupo de los denominados fitoestrógenos derivados de las plantas y que tienen un alto poder para combatir el envejecimiento hormonal que afecta a las mujeres.

Además, los beneficios de las isoflavonas no sólo son poderosas en el combate del envejecimiento hormonal, pues también aporta en otras materias, como por ejemplo, ayuda a reducir los síntomas de la menopausia, como los famosos bochornos, la inestablidad emocional, los dolores de cabeza, la sequedad vaginal, etc.

También prmite mantener la salud ósea en un perfecto estado, ya que favorece la absorción de calcio. Asimismo, permite proteger el corazón y las arterias, ya que disminuyen los niveles de colesterol total y del malo. En los hombres en tanto, tiene una acción antitumoral, sobre todo a nivel de la próstata, junto con mejorar el sistema inmunológico.

Por lo que hemos visto, las isoflavonas son un agente importante en nuestra salud y la soja permite que puedan actuar en nuestro organismo. Si quieres disfrutar de todos estos beneficios para tu salud, entonces comienza a consumir soja.