Mal sueño y obesidad están relacionados

Vivimos en una cultura que valora a aquellos que pasan menos horas en una cama box spring y dedican más tiempo de lo que es recomendable a su trabajo, entre otros.

obesid

La disminución del tiempo de sueño es prácticamente una condición obligatoria hoy en día y, por supuesto, trae sus consecuencias a nuestra salud.

Sabemos que la genética juega un papel importante, así como los aspectos ambientales, cuando hablamos de influencias para las causas de la obesidad. Sin embargo, las noches mal dormidas también pueden hacer los números de su peso subir.

El informe “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina 2016″, mostró que un 63% de la población adulta en Chile tiene sobrepeso u obesidad.

Cuando se piensa en los factores que pueden favorecer la ganancia de peso, la mala alimentación y la falta de actividades físicas aparecen en primer lugar. Ambos aumentan mucho las posibilidades de acumular peso extra, pero otras variables también alteran el apetito y el equilibrio energético. Una de ellas es el sueño.

Dormir bien combate la obesidad

Los estudios ya evaluaron la relación entre la duración del sueño y la obesidad: cuanto menos horas pasamos dormindo y descansando en nuestras camas box spring, mayor es la probabilidad de volverse obeso.

La reducción de las horas de sueño conduce a la disminución de la hormona anorexígena leptina y al aumento de la hormona orexente grelina. El primero tiene como función la reducción del apetito y el aumento del gasto energético. El segundo actúa en el cerebro estimulando la sensación de hambre.

La alteración de los niveles de estas dos hormonas modifica el patrón de ingestión alimentaria y el gasto energético. Por otro lado, algunas evidencias apuntan que la privación del sueño aumenta el apetito por alimentos con alta cantidad de carbohidratos, incluyendo dulces.

¿Pero qué es dormir poco? La mayoría de las personas que tienen menos de seis horas de sueño presentan mayores Índices de Masa Corpórea. Lo ideal es dormir de seis a ocho horas por noche.

Ahora que ya sabes que dormir bien combate la obesidad, planea tu día y de tu familia para que todos tengan una buena noche de sueño todos los días. Y no se olvide de tener una alimentación sana y practicar una actividad física de forma regular.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>