Clinomanía: la obsesión de quedar acostado

La falta de voluntad para encarar el comienzo de una nueva semana o días lluviosos y nublados parece ser una invitación para pasar algunos minutos más en la cama, disfrutando el confort de los colchones, mantas y sabanas.

Pero en algunas personas, esa obsesión en quedarse en posición horizontal en la cama puede ser síntoma de la clinomanía – un disturbio caracterizado por el deseo excesivo de quedarse acostado.

dormir 4

El problema puede aparecer en cualquier grupo de edad, pero las mujeres entre 20 y 40 años son las más afectadas.

La clinomanía es un tipo de manifestación de neurastenia, es decir, un tipo de trastorno psicológico resultante del debilitamiento del sistema nervioso central, que hace que la persona se sienta mucho mejor en la posición horizontal, clasificada como un desorden de ansiedad.

Los pacientes tienen una voluntad inmensa de quedarse acostados en sus colchones, pudiendo permanecer en esa posición por días, y eso no significa estar con sueño. La voluntad está en querer quedarse en esa posición todo el tiempo, despierta o durmiendo.

Otro aspecto es que las personas acometidas de este trastorno son a menudo juzgadas como perezosas. Sin embargo, el perezoso es el individuo contrario a actividades que movilicen esfuerzo físico o mental, cuando en la clinomanía, existe sólo la condición de querer quedarse acostado.

Además de la discriminación, el trastorno también puede ser confundido con depresión, apnea y hasta otros trastornos del sueño.

La persona parece tener un amor incondicional por almohadas y cubiertas. En días lluviosos y nublados, los síntomas son más comunes, y la voluntad de quedarse en la cama es irresistible para ellos, aún que cosas importantes necesiten ser hechas.

Ayuda

La clinomanía viene sin advertencia, y, desgraciadamente, la medicina aún no ha descubierto cómo prevenirla. Sin embargo, si no se trata, el trastorno puede perjudicar la rutina de trabajo y, en algún casos, la escuela o universidad.

El diagnóstico debe ser hecho por el médico. En algunos casos, puede surgir la necesidad del uso de medicamentos y acompañamiento psicológico con psicoterapia y ejercicios físicos para control del problema.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>