Qué hacer en caso de caída y fractura

¿Has presenciado la caída de alguien? Muchas veces no sabemos como actuar en eses momentos y tomar la actitud correcta puede hacer toda la diferencia para la persona lesionada.

La primera providencia, según expertos en traumatología, es inmovilizar al miembro lesionado en la posición en que está hasta que el diagnóstico final se haga en el hospital. Colocar un tallo, por ejemplo, ayuda también a reducir el dolor, la hinchazón y evitar que el daño se desarrolle para algo más grave.

45c233fb2130e18fb534c12de18ee8c9

Si el paciente no consigue levantarse después de caerse, lo ideal es no moverlo. Si está en medio de la calle, por ejemplo, es importante pedir a alguien poner algún obstáculo para evitar que los coches sigan pasando.

Nunca se debe intentar colocar el hueso en la posición correcta o intentar mover al miembro lesionado – en ese caso, primero hay que ir inmediatamente al hospital o una clínica especializada en traumatología.

Fractura + lesión en la piel

Si, además de la fractura, hay lesión en la pie, la recomendación es limpiarlo con agua corriente y cubrirlo con material limpio hasta la llegada del servicio de emergencia.

En caso de sangrado abundante, los expertos explican que es necesario hacer una compresión moderada en la herida para estancar la sangre.

El mismo vale para el sangrado en la nariz, pero en caso de golpe en la cabeza, se aconseja buscar un médico cuanto antes porque esa lesión puede tener consecuencias más graves, como una hemorragia, por ejemplo.

Las diferencias entre fracturas y luxaciones-en el caso de la fractura, cuando el hueso se rompe, existen dos factores que ayudan en la recuperación: el mecánico, que es lo que el médico hace para inmovilizar el local, sea con yeso, en el caso de las mujeres. o el biológico, que es el proceso del propio organismo, capaz de rehacer y unir el hueso quebrado.

Sin embargo, existen huesos más fáciles de pegar y otros que difícilmente se reconstituyen solos, como el de la cadera, por ejemplo. Los huesos de los brazos tienen una vascularización mayor, lo que facilita la recuperación.

Alimentos para prevenir problemas respiratorios

La salud de nuestros pulmones es determinada por un conjunto muy amplio de factores, cada uno con su debida importancia para el buen funcionamiento del sistema respiratorio en general.

Entre estos factores, uno de los que más fácilmente puede ser controlado por nosotros es la alimentación. Aunque muchas personas no sepan, los alimentos que ingerimos influyen, y mucho, en nuestra salud respiratoria.

Alimentos para evitar problemas respiratorios y mantener los pulmones sanos:

Combater-A-Poluição-Do-Ar-E-Fortalecer-O-Sistema-Respiratório-Com-Esses-Alimentos

Zanahoria

La zanahoria es rica en vitamina C y licopeno, pero el principal motivo por el que favorece la salud de los pulmones es la presencia de un tipo de antioxidante conocido como carotenoides. Cuando se consume, este antioxidante se convierte en vitamina A, que es muy eficaz en el tratamiento del asma. Además, los carotenoides son conocidos por prevenir y combatir el cáncer en el pulmón.

Además de la zanahoria, otros alimentos que contienen carotenoides incluyen el tomate, la calabaza y el albaricoque.

Manzana

Ya sabemos que las manzanas ofrecen diversos beneficios para la salud, y eso no podría ser diferente en el caso de los pulmones.

Esta fruta tan práctica contiene diversos nutrientes, entre los que podemos citar los flavonoides, vitamina C y vitamina E, que contribuyen al buen funcionamiento de los pulmones y la salud del sistema respiratorio, además de ayudar a prevenir diferentes enfermedades que pueden surgir en estos órganos.

Ajo

El ajo posee  importantes propiedades anti-inflamatorias y un alto contenido de alicina, que ayuda a combatir las infecciones y reducir las inflamaciones.

El ajo también es capaz de ayudar en el tratamiento del asma y de reducir el riesgo de desarrollar el cáncer de pulmón. Aproveche este maravilloso ingrediente para fortalecer su salud respiratoria y prevenir los problemas respiratorios.

Cebolla

La cebolla ofrece una infinidad de beneficios para la salud, como la reducción de la inflamación, el combate a las infecciones y hasta la reducción del colesterol. En cuanto al sistema respiratorio, es benéfica, pues es rica en ácido fólico, vitamina C y vitamina B6, siendo una importante aliada en la lucha contra el cáncer de pulmón.

Semillas, nueces y porotos

Estas tres familias de alimentos juntas, las semillas, las nueces y los porotos contribuyen a la salud de los pulmones por el mismo motivo: la presencia de magnesio.