Cómo es la recuperación de la cesárea

recuperacion_cesareaCuando se realiza una cesárea es normal que tengas miedo y sientas un poco de dolor, no obstante lo más importante es que te mantengas tranquila para que la herida pueda cicatrizar de mejor manera. Esto incluye que evites realizar grandes esfuerzos, y por sobre todo que no te agaches.

Al momento que desees tomar en brazos a tu hijo, debes hacerlo con mucho cuidado, y solo cuando estés acostada para que hagas el menor esfuerzo posible. Esto debes mantenerlo por lo menos durante 15 días desde el momento del nacimiento.

¿Qué puedo comer?

Para que puedas recuperarte lo más rápido posible, debes comenzar a ingerir más alimentos que en la etapa del embarazo, debido a que necesitarás de todos los nutrientes para que tu cuerpo vuelva a la normalidad después de toda la pérdida de sangre y el desgaste físico que sufriste. Es por ello que debes mantener una dieta rica en fibra, incluyendo cereales integrales, abundante agua, y por sobre todo muchas proteínas como huevo, pescado y carne. Además debes incluir alimentos que contengan hierro y muchos jugos naturales de fruta, especialmente si son de kiwi o naranja, debido a la gran cantidad de vitaminas que poseen.

Cuidados especiales

La herida que quedará luego de la intervención deberá tener cuidados especiales, los que implican que la limpies diariamente con el medicamento líquido que te recete tu doctor, además de tener mucho cuidado cuando tomes un baño, especialmente al momento de secarla, pues lo mejor es dejarla al aire libre por un tiempo para que pueda secarse por completo y que después no tengas que pasar por una dolorosa infección a causa de la humedad.
Es preciso mencionar que cualquier anomalía que sientas o percibas en la herida o en tus reacciones, las consultes de inmediato con tu ginecólogo para que sanes correctamente, y lo mejor que puedas cuidar a tu bebé lo más rápido posible.

Cómo empezar a hacer deporte

empezar_deporteSi siempre has tenido la intención de comenzar a hacer deportes, pero la pereza te gana ¡este es el momento para hacerlo! pues ya se viene el verano y la ropa ligera dejará ver la figura que descuidaste todo el invierno.

Pues bien, para comenzar lo primero que debes hacer es tomar en cuenta los consejos que te daremos a continuación.

Aspectos a tener en cuenta

-Escoge el deporte que más te guste y el que más se acomode a ti, porque por más de moda que esté correr (running) o pasarse horas en la caminadora del gimnasio, quizás no sea lo tuyo, y termines dejándolo porque te aburrió.

Elegir el correcto dependará de la experiencia personal que tengas con el ejercicio físico hasta la fecha. Para ello debes tener en cuenta cómo está de preparado tu cuerpo para la actividad que te planteas realizar, también tienes que marcarte objetivos realistas en cuanto la base de preparación de la que partes.

-Es importante que empieces poco a poco para que tu cuerpo pueda acostumbre a la nueva rutina, porque de lo contrario te sobreexigirás y terminarás sintiéndote mal. Junto a ello también es preciso que escuches las señales que te manda el cuerpo, tomando descansos

cuando te sientas sobrepasado; asimismo es esencial que no dejes pasar las fases de calentamiento y estiramientos necesarios para que el cuerpo se prepare óptimamente para el ejercicios, porque de lo contrario terminarás en un centro de traumatología tratando una fractura, esguince o ruptura de ligamento.

-Todo lo anterior debes acompañarlo de una correcta alimentación para que puedas contar con la energía sufiente para realizar las rutinas de ejercicio que te propusiste. Para ello debes investigar o asesorarte con un nutricionista para que te oriente sobre cuáles son las formas correctas de comer frente a este cambio.