clinica_alemana_artrosis

Consejos para personas que sufren de Artrosis

Una de las enfermedades más comunes en la población mundial, es aquella que afecta a los cartílagos desgastándolos y produciendo molestos dolores a las articulaciones que puede ser de la rodilla, la cadera, las manos, las muñecas y hasta la misma columna vertebral. Esta patología, la artrosis, no es común que se produzca sólo durante la vejez, al contrario cualquier persona puede padecerla.

Lamentablemente, para aquellos que la padecen, durante el invierno y las temperaturas bajas suelen sufrir más de lo normal, debido al frío, aumentando el número de consultas en los centros de salud para algún tratamiento que ayude a disminuir el dolor y tener un mejor pasar con la artrosis. Los especialistas recomiendan seguir estos consejos:

  1. Cuidar el peso corporal, ya que la obesidad es el peor enemigo de la artrosis. Si posee sobrepeso, lo mejor es comenzar alguna dieta o programa nutritivo que le ayude a bajar de peso para sobrellevar mejor la enfermedad.
  2. Aplicar calor y frío en las articulaciones afectada es un verdadero alivio para las personas que padecen artrosis, pues el calor disminuye el dolor considerablemente y el frío, cuando la articulación está inflada ayuda a bajar la hinchazón.
  3. Mejore sus hábitos a la hora de dormir y sentarse, ya que sus articulaciones deben de alguna forma descansar y poder disminuir la tensión, por eso, siempre sentarse en una silla con respaldo recto, evitar los sillones que se hunden y dormir lo más horizontal posible.
  4. Si padece de artrosis lumbar, de rodillas o de cadera, se recomienda usar un tipo de calzado que permite amortiguar los pasos sobre el suelo al caminar. Por ende, deben ser de suela gruesa que absorba la fuerza, también puede usarse plantillas o taloneras de silicona que van dentro del zapato o zapatilla.

Síntomas y causas de la rigidez de nuca

rigidez_nucaLas dificultades motoras de nuestro cuerpo pueden provocar serios problemas a nuestra vida cotidiana, una sencilla acción como girar la cabeza puede ser extremadamente difícil y dolorosa cuando se tiene un problema llamado rigidez de nuca. 

Esta condición puede estar acompañada de dolor de cabeza, de hombre y brazo. debido a este problema algunas personas se ven obligadas a girar la totalidad de su cuerpo cuando desean ver hacia otro lado porque no pueden sólo girar la cabeza.

Los síntomas pueden durar sólo unos días o bien extenderse por semanas, de esta forma también varía la intensidad de ellos, el dolor y la dificultad puede ir descendiendo o aumentando conforme pasan los días, si no se trata adecuadamente. El dolor puede ir desde algo levemente doloroso hasta un dolor intenso y extremadamente limitante.

Las complejidades detrás de la rigidez de nuca varía de acuerdo al tipo de lesión, para saber cuál es el alcance de éstas es necesario visitar un centro de reumatología para que un especialista determine el grado de la complicación.

Así como varía el nivel de complejidad de la rigidez de nuca también varían sus causas, entre las más comunes se encuentra el esguince o distensión cervical que afecta especialmente el músculo elevador de la escápula. Este músculo se ubica detrás y al costado del cuello y es lo que conecta la columna cervical (cuello) con el hombro.

Las actividades que pueden ocasionar un esguince cervical son:

  •  Dormir o sufrir heridas deportivas en una posición que distiende los músculos del cuello.
  • Realizar actividades que requieren girar la cabeza con rapidez de un lado a otro, como nadar a crol.
  • Adoptar una mala postura permanente, como estar encorvado frente a la pantalla del computador.
  • Padecer de estrés excesivo, lo cual puede producir tensión en el cuello.
  • Mantener el cuello en una posición anormal por mucho tiempo, por ejemplo cuando sostiene el teléfono entre el cuello y el hombro.