Causas más frecuentes del dolor de espalda

young male holding his back in pain

Los dolores corporales son bastante frecuentes en la actualidad, muchas veces debido al frenético ritmo de vida que llevamos y al estrés ocasionado por muchas situaciones que vivimo a diario. Hay diversos factores de riesgo que hacen que una persona sea más propensa que otras a sufrir dolor y uno de los que más se puede apreciar es el dolor de espalda. Entre los factores que destacan y que influyen en este tipo de dolor, está la edad, la genética, los riesgos laborales, el estilo de vida, el peso, la postura, el embarazo o el hábito de fumar.

Dentro de los factores más comunes que provocan dolor de espalda, se encuentran los siguientes:

  • Edad: Con el paso del tiempo, las estructuras que componen la columna vertebral se desgastan de forma natural. Ello puede derivar en dolencias o enfermedades que provocan dolores musculares y molestias en el cuello o la espalda. Debido a esto, es que las personas mayores son mucho más propensas a los dolores de espalda que los más jóvenes. Por lo general, las dolencias que afectan a la gente mayor están ligadas con la degeneración de las articulaciones de la columna.

  • Genética: Existe evidencia científica de que ciertos tipos de desórdenes de la columna tienen que ver con el componente genético. Por ejemplo, la enfermedad degenerativa de los discos intervertebrales parecen tener un componente hereditario.

  • Riesgos Laborales: Cualquier empleo que requiera agacharse o levantar peso puede llegar a producir lesiones de espalda. Otro tipo de trabajos que requieren estar largas horas de pie, sin pausa, o sentado sin apoyar la espalda también pueden producir, este tipo de problemas.

  • Sedentarismo: La falta de ejercicio periódico, incrementa el riesgo de padecer dolor de espalda, en especial de la lumbalgia. Además, la falta de tono físico ralentiza el proceso de recuperación, favorece la aparición del dolor agudo y recaídas.

  • Sobrepeso: Este es otro factor que influye, debido a la mayor presión que debe soportar la columna en especial la zona lumbar y otras articulaciones, como las rodillas.

  • Mala postura: Las malas posturas incrementan con el tiempo el riesgo de desarrollar el dolor de espalda Por ejemplo, el encorvarse sobre el teclado del computador, conducir jorobado sobre el volante o levantar pesos de forma incorrecta.

  • Fumar Las personas que fuman, además tienen mayores posibilidades de desarrollar dolor de espalda que aquellos que no fuman.