Dormir poco prejudica la quema de grasa

Sea en una cama matrimonial o en colchones 1.5 plazas: el sueño desempeña un papel importante en la regulación del peso corporal. Esta constatación acaba de ganar más fuerza, gracias a un estudio publicado recientemente en el periódico científico Annals of Internal Medicine.

dorm 1

La investigación sugiere que hay que dormir lo suficiente cada noche para obtener buenos resultados en dietas para adelgazar.

Participaron del estudio 10 hombres y mujeres arriba del peso que pasaron dos períodos de dos semanas en una clínica del sueño. Durante estos períodos, se mantuvieron en la misma dieta de restricciones. Pero en uno de los períodos, los participantes durmieron 8,5 horas por noche en colchones 1.5 plazas, mientras que en el otro tuvieron 5,5 horas de sueño.

Los investigadores descubrieron que los participantes perdieron la misma cantidad de peso bajo ambas condiciones, poco menos de 3,5 kilos, en promedio. Pero durante el período de sueño restringido, perdieron mucho más músculo que la grasa.

Menos grasa

Cuando los participantes durmieron 8,5 horas por noche, más de la mitad de la pérdida de peso fue de grasa acumulad, mientras que en el período que durmieron 5,5 horas por noche, sólo un cuarto del peso eliminado fue de grasa – lo que significa una reducción del 55% en pérdida de grasa.

Al contrario, la mayoría del peso perdido durante el período de sueño restringido fue de tejido corporal magro, es decir, músculos y cualquier otro tipo de tejido sin grasa.

Las dietas de éxito siempre eliminan cierta cantidad de músculos, pero lo ideal es limitar tal pérdida al exceso de grasa acumulada. De acuerdo con los nuevos descubrimientos, la insuficiencia del sueño puede interferir en el proceso.

Estudio pequeño

El estudio tiene algunas limitaciones. Además de haber sido muy pequeño, se analizó solamente la pérdida de peso por un corto período. Serán necesarias otras investigaciones para analizar cómo la duración del sueño puede afectar la composición corporal durante un período de dieta.

Sin embargo, los descubrimientos complementan otras investigaciones que relacionan los hábitos de sueño al peso corporal. Varios estudios constataron que personas que dicen tener un “sueño corto” – aquellos que normalmente duermen menos de 6 horas por noche – suelen tener peso superior o ganar más peso a lo largo de la vida que aquellos que duermen siete u ocho horas por noche.

Estudo sugere que a falta de sono faz o corpo queimar mais músculos que gordura em dietas

O sono desempenha um papel importante na regulação do peso corporal. Esta constatação acaba de ganhar mais força, graças a um estudo publicado recentemente no periódico científico Annals of Internal Medicine.

A pesquisa sugere que é preciso dormir o suficiente toda noite para obter bons resultados em dietas para emagrecer.

Dormir bem favorece a perda de gordura
Thinkstock/Getty Images

Dormir bem favorece a perda de gordura

Participaram do estudo 10 homens e mulheres acima do peso que passaram dois períodos de duas semanas em uma clínica do sono. Durante estes períodos, eles foram mantidos na mesma dieta de restrições calóricas. Mas, em um dos períodos, os participantes dormiram 8,5 horas por noite, enquanto que no outro eles tiveram 5,5 horas de sono.

Pesquisadores descobriram que os participantes perderam a mesma quantidade de peso sob ambas as condições – pouco menos de 3,5 quilos, em média. Mas, durante o período de sono restrito, eles perderam muito mais músculo do que gordura.

Menos gordura

Quando os participantes dormiram 8,5 horas por noite, mais da metade da perda de peso foi de gordura acumulada; enquanto que no período que dormiram 5,5 horas por noite, apenas um quarto do peso eliminado foi de gordura – o que significa uma redução de 55% em perda de gordura.

Ao contrário, a maioria do peso perdido durante o período de sono restrito foi de tecido corporal magro, ou seja, músculos e qualquer outro tipo de tecido sem gordura.

“Eles perderam a mesma quantidade de peso, mas a composição foi diferente”, disse o Plamen Penev, pesquisador sênior e professor assistente de medicina da Universidade de Chicago.

Dietas de sucesso sempre eliminam certa quantidade de músculos, remarcou Penev durante a entrevista, mas o ideal é limitar tal perda ao excesso de gordura acumulada. De acordo com as novas descobertas, a insuficiência de sono pode interferir no processo.

Estudo pequeno

O estudo tem algumas limitações. Além de ter sido bem pequeno, foi analisada somente a perda de peso por um curto período. Penev afirma que serão necessárias outras pesquisas para analisar como a duração do sono pode afetar a composição corporal durante um período de dieta.

O professor também diz que ainda não está claro como essas constatações a partir de um grupo tão pequeno poderão ser interpretadas no “mundo real”.

Entretanto, as descobertas complementam outras pesquisas que relacionam os hábitos de sono ao peso corporal. Diversos estudos constataram que pessoas que dizem ter um “sono curto” – aqueles que tipicamente dormem menos de 6 horas por noite – costumam ter peso superior ou ganhar mais peso ao longo da vida do que aqueles que dormem sete ou oito horas por noite.

Tais estudos, porém, comprovam que diferentes padrões de sono são a razão para a diferença de peso. Pequenos estudos realizados em clínicas de sono, como o novo estudo mencionado, ajudam os pesquisadores a concentrar a atenção nos efeitos do sono em si.

Estudos clínicos sugerem, por exemplo, que a perda de sono pode alterar os níveis dos “hormônios da fome”: a leptina e a grelina. A leptina é secretada pelas células de gordura; baixos níveis sanguíneos do hormônio fomentam a fome, enquanto que os níveis altos enviam a mensagem ao cérebro de que o corpo está satisfeito, estimulando a queima calórica. A grelina é secretada pelo estômago para estimular o apetite.

No estudo, Penev e seus colegas de equipe descobriram que durante o período de restrição de sono, os participantes relataram ter sentido mais fome durante o dia em comparação ao período de 8 horas – apesar de terem consumido a mesma quantidade calórica durante os dois períodos. Eles também apresentaram níveis sanguíneos mais altos de grelina acilada, uma das formas do hormônio estimulador do apetite.

Fonte: Saúde – iG @ http://saude.ig.com.br/bemestar/dormir-pouco-prejudica-a-queima-de-gordura/n1237792080483.html

Dormir es una necesidad y tenemos que respetarla

Las necesidades de horas de sueño varían de un individuo a otro, teniendo en cuenta la edad, el sexo, la actividad profesional, entre otros.  Pero en promedio todos necesitamos alrededor de 6 a 8 horas diarias de sueño.

trab

Dormir no es un lujo, es antes una necesidad fisiológica que debemos respetar, ya que es fundamental en la vida de todos. No se conocen ni animales que, en estado normal, no duerman.

La privación del sueño, sobre todo cuando es continúa, puede ser responsable de muchos acontecimientos negativos, como falta de concentración, irritabilidad, o más grave, como los accidentes de trabajo.

Varios estudios ya han comprobado que los individuos que duermen regularmente menos de 4 horas o más de 9 están más propensos a infartes, trombosis y cáncer.

El sueño es un fenómeno cíclico, caracterizado por una alteración reversible del estado de conciencia y estímulos ambientales, esencial para la vida y el equilibrio físico y mental del ser humano.

El sueño posibilita el reposo, la reorganización y el rejuvenecimiento del cuerpo y del cerebro, para que no se sienta cansado al día siguiente. Los estudios muestran cómo el sueño por la noche está directamente relacionado con el nivel productivo del día siguiente.

El sueño es esencial para que su cuerpo y mente se sientan frescos y, por lo tanto, funcionen bien al día siguiente.

¿Cómo puedo dormir mejor?

Así como todo en nuestro cuerpo, el sueño también es algo que debemos descubrir de acuerdo con nuestras individualidades. Sin embargo, algunos puntos son claves para estimular una mejor calidad del sueño.

Estar atento a las camas y colchones que utilizamos es algo que muchas veces nos olvidamos, pero hacen toda la diferencia. Las camas deben estar siempre seguras y niveladas, ya los colchones deben estar dentro de su plazo de validez. Además de dormir mejor, tener atención a esa información es primordial para la salud de la columna y el resto del cuerpo.

Dormir en pareja hace bien a la salud

Hay quien dice que dividir la cama hace mal, pues el sueño es interrumpido muchas veces durante la noche cuando nuestra pareja se mueve en la cama. Sin embargo, la ciencia ni siempre esta de acuerdo con eso.

De acuerdo con una encuesta colectiva realizada por Andrea Petersen, publicada en el The Wall Street Journal,  dormir con la pareja en la misma cama proporciona una gama de beneficios para la salud.

dormir o

Además, según científicos, dormir al lado de alguien es una de las razones que explican por qué las personas en relaciones íntimas tienden a presentar una salud mejor y vivir más tiempo que los solteros.

¿Por qué dormir con alguien es más sano?

La explicación de la ciencia es que compartir una cama reduce las citocinas,  relacionadas a la inflamación, y aumenta la oxitocina, más conocida como hormona del amor, famosa por aliviar la ansiedad y se produce en la misma parte del cerebro responsable del ciclo del sueño.

Además, de acuerdo con Wendy M. Troxel, profesora asistente de psiquiatría y psicología en la Universidad de Pittsburgh, “los beneficios psicológicos que adquirimos con la proximidad durante la noche supera el precio de dormir con la pareja”.

Dormir juntos promueve el sentimiento de seguridad y reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés – lo que naturalmente te hace dormir mejor que solo.

¿Cómo exactamente eso puede ayudarme?

Cuando estés ansioso ante una gran prueba, presentación, o cualquier situación en su vida, no dude en llamar a la persona que te relacionas para dormir junto a ti. Esto ciertamente puede darte una ayuda a la hora de controlar los nervios al día siguiente.

La investigación también muestra que las mujeres en una relación estable en realidad caen en el sueño más rápido y despiertan con menos frecuencia durante la noche que las mujeres solteras, o aquellas cuyo estado de la relación cambió durante el estudio.

Dormir en oscuridad completa puede mejorar la salud

En nuestro mundo moderno, muchas personas se quedan hasta muy tarde en sus smartphones, tablets y computadoras y eso tiene un costo muy alto para la salud.

La tecnología no sólo mantiene nuestro cerebro estimulado durante la noche, pero también puede perturbar el sueño, incluso retrasar mucho nuestra hora de dormir.

Cómo dormir en la oscuridad completa puede mejorar su salud

celu

La melatonina nos ayuda a relajarse y prepararnos para dormir, pero la luz azul que viene de los smartphones y tablets realmente suprimen esta hormona. La melatonina reduce la presión arterial, los niveles de glucosa, y la temperatura del cuerpo, que nos ayudan a prepararnos para un sueño relajante.

Con la cantidad adecuada de melatonina en su sistema, sus niveles de cortisol también permanecerán relativamente bajos, lo que le permite relajarse y dormir.

Sin embargo, la iluminación artificial, en realidad, aumenta las hormonas del estrés durante la noche, y su exposición frecuente puede causar una infinidad de problemas de salud, incluyendo exceso de grasa corporal, aumento de peso, inflamación, resistencia a la insulina y problemas cardíacos . También puede contribuir al insomnio e incluso afectar las hormonas responsables de la regulación de su apetito.

Así que cuando vas a la cama con la habitación en completa oscuridad, usted no sólo comienza a dormir más rápido y se despierta sintiéndose más descansado, pero también tiene un menor riesgo de desarrollar problemas de salud debido a la exposición excesiva a la luz nocturna.

Entonces, una buena sugerencia es simplemente apagar los aparatos electrónicos algunas horas antes de dormir, y disminuir las luces en su habitación.

Si usted todavía necesita más pruebas, un estudio de 10 años hecho con más de 1.670 mujeres expuestas a la luz brillante antes de dormir, descubrió que estas mujeres tenían un 22% más posibilidades de desarrollar cáncer de mama en comparación con las que dormían en la oscuridad completa.

Los investigadores concluyeron que la interrupción de la hormona, debido a la supresión de la melatonina, probablemente hace que el cáncer se desarrolle.

Además, las personas que realizan trabajo en turno nocturno y van a la cama durante el día, tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer.

En algunos estudios, los investigadores descubrieron que los enfermeros que hacen turnos nocturnos tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de mama, en comparación con los enfermeros que trabajan durante el día.

Finalmente, la exposición a las luces antes de dormir puede llevar a la ganancia de peso debido a la perturbación de las hormonas, y un cambio en nuestro reloj biológico que controla nuestros tiempos de comer.

Un estudio con ratones de laboratorio demostró que ellos ganaron más peso cuando expuestos a la luz antes de dormir, a pesar de ejercitarse y comer la misma cantidad que los ratones que no tuvieron exposición a la luz.

Al comenzar a dormir en la oscuridad, vas a tener sueño más rápido, debido a un aumento en los niveles de melatonina, sus niveles de glucosa en la sangre y la presión arterial disminuirán, y tendrás menos probabilidades de desarrollar enfermedades graves como el cáncer y la diabetes.

La obesidad reduce la calidad del sueño de niños y adolescentes

Estudios recientes demuestran que los niños que duermen mal tienden a alimentarse de forma equivocada ya comer más allá de lo necesario.

Sea en una cama box spring, americana o cualquier otra, tener un buen sueño es fundamental, del contrario el habito de dormir mal puede se tornar un factor de riesgo para el exceso de peso.

El mal sueño de los niños obesos y la apnea

pesa

Uno de los motivos es que los niños y adolescentes obesos tienden a roncar y sufrir de síndrome de apnea obstructora del sueño, las interrupciones breves y repetidas de la respiración al dormir, problema que, además de cansancio, irritación y somnolencia, perjudica el desarrollo y el aprendizaje.

Hay ciertas diferencias entre los síntomas de síndrome de apnea obstructora del sueño en adultos y niños.

En niños, los principales son ronquidos nocturnos frecuentes, dificultad para respirar, pausas respiratorias en el sueño, sudor nocturno excesivo y hábito de hacer pis en la cama.

Durante el día, el niño puede quedar agitado, inquieto u muy somnoliento y respirar boca abierta. También puede presentar infecciones repetidas de oído, como otitis, aumento de la circunferencia del cuello y obesidad en el tronco.

Por lo tanto, los padres y los pediatras deben estar atentos. Los casos graves o de larga duración del síndrome de apnea obstructora del sueño elevan el riesgo de complicaciones, como dificultad de aprendizaje y retraso en el crecimiento, depresión y, en situaciones extremas, hipertensión pulmonar con repercusión en el corazón.

No siempre quien sufre de apnea percibe que su sueño ha sido interrumpido, pero hay casos en que el individuo se despierta en medio de la noche sobresaltado, ahogado y con falta de aire. Esto porque, por seguridad, el cerebro, sin recibir oxígeno por algunos segundos, fuerza el despertar.

Por eso, sea en una cama box spring, americana o cualquier otro modelo, observe el sueño del niño y asegúrese de que el pase al mínimo 8 horas diarias dormido de forma tranquila. En caso de cualquier alteración, busque un especialista para diagnostico.

Mal sueño y obesidad están relacionados

Vivimos en una cultura que valora a aquellos que pasan menos horas en una cama box spring y dedican más tiempo de lo que es recomendable a su trabajo, entre otros.

obesid

La disminución del tiempo de sueño es prácticamente una condición obligatoria hoy en día y, por supuesto, trae sus consecuencias a nuestra salud.

Sabemos que la genética juega un papel importante, así como los aspectos ambientales, cuando hablamos de influencias para las causas de la obesidad. Sin embargo, las noches mal dormidas también pueden hacer los números de su peso subir.

El informe “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina 2016″, mostró que un 63% de la población adulta en Chile tiene sobrepeso u obesidad.

Cuando se piensa en los factores que pueden favorecer la ganancia de peso, la mala alimentación y la falta de actividades físicas aparecen en primer lugar. Ambos aumentan mucho las posibilidades de acumular peso extra, pero otras variables también alteran el apetito y el equilibrio energético. Una de ellas es el sueño.

Dormir bien combate la obesidad

Los estudios ya evaluaron la relación entre la duración del sueño y la obesidad: cuanto menos horas pasamos dormindo y descansando en nuestras camas box spring, mayor es la probabilidad de volverse obeso.

La reducción de las horas de sueño conduce a la disminución de la hormona anorexígena leptina y al aumento de la hormona orexente grelina. El primero tiene como función la reducción del apetito y el aumento del gasto energético. El segundo actúa en el cerebro estimulando la sensación de hambre.

La alteración de los niveles de estas dos hormonas modifica el patrón de ingestión alimentaria y el gasto energético. Por otro lado, algunas evidencias apuntan que la privación del sueño aumenta el apetito por alimentos con alta cantidad de carbohidratos, incluyendo dulces.

¿Pero qué es dormir poco? La mayoría de las personas que tienen menos de seis horas de sueño presentan mayores Índices de Masa Corpórea. Lo ideal es dormir de seis a ocho horas por noche.

Ahora que ya sabes que dormir bien combate la obesidad, planea tu día y de tu familia para que todos tengan una buena noche de sueño todos los días. Y no se olvide de tener una alimentación sana y practicar una actividad física de forma regular.

3 enfermedades que un mal colchón puede causar

Cuando pensamos en enfermedades que pueden afectar a nuestra calidad de vida, nunca tomamos en el caso que la calidad de los colchones en que dormimos puede tener mucha relación con algunos problemas de salud que desarrollamos.

Sin embargo, pocas veces hablamos sobre cómo los colchones pueden ser responsables de afectar nuestra calidad de vida.

Conoce 3 enfermedades que un malo colchón puede causar a su salud: 

dormir mal

Enfermedades cardiovasculares

Dormir bien durante toda la noche es muy importante para su calidad de vida. Un colchón malo puede afectar mucho a su capacidad de relajarse durante el sueño.

El período del sueño, sin embargo, no es responsable sólo por la recuperación de su energía y su disponibilidad en la jornada del día siguiente – también es muy importante para regular su funcionamiento cardiovascular.

Durante nuestro período de sueño liberamos hormonas que son responsables por la integración del sistema cardiovascular, permitiendo que nuestro corazón y nuestro sistema circulatorio trabajen mejor, disminuyendo el riesgo de incidencias de enfermedades cardiovasculares.

Cuando no dormimos bien, el funcionamiento de estas estructuras puede ser perjudicados, aumentando el riesgo de desarrollo de este tipo de enfermedad.

Problemas de columna y dolores musculares

Un colchón malo puede ser responsable de muchos cambios en el posicionamiento de nuestra columna cuando dormimos. Esta posición irregular durante el sueño puede resultar en problemas estructurales, que causan dolores en la columna, pero que también pueden irradiar a otras regiones óseas y musculares.

Para evitar evolucionar hacia enfermedades más graves en esta región del cuerpo, la mejor estrategia es cambiar su colchón por otro de mejor calidad, y que sea adecuado para dejar su cuerpo más cómodo durante el sueño.

Trastornos del sueño

Los dolores frecuentes en la musculatura y en la columna pueden plantear problemas más graves para quien duerme en un malo colchón durante toda la noche: los disturbios del sueño.

Estos trastornos, caracterizados por el insomnio, la agitación y la falta de capacidad de relajación durante toda la noche, son extremadamente perjudiciales para nuestra salud, pudiendo causar enfermedades crónicas graves.

Deporte: la importancia de la ropa adecuada

Invertir en ropa deportiva adecuada no sólo se refiere al estilo, sino a su bienestar durante la práctica deportiva. Ya sea para caminar en el parque o ir al gimnasio, las ropas no deben faltar en el closet y ser cómodas, permitiendo todo tipo de movimiento del cuerpo.

Es necesario considerar, sin embargo, que las actividades al aire libre requieren ropa más “adaptada”: en verano, tejidos bien ligeros y colores claros. En el invierno, más protección para evitar el choque térmico.

Transpiración

EDITORIAL Fitwear

Independientemente del lugar donde se realiza la actividad, es importante que los tejidos faciliten la transpiración, absorbiendo el sudor y eliminando lo máximo posible de él, lo que disminuye la sensación del atleta de estar empapado.

Este tipo de tejido o debe faltar en el closet, porque también se puede utilizar en invierno, permitiendo la transpiración y ayudando a mantener la temperatura corporal.

Temperatura

Para las estaciones de temperaturas más bajas, por otra parte, la recomendación es que ancianos que opten por actividades al aire libre, usen chaquetas del tipo cortavientos, que protegen las regiones del pecho y del cuello, preservando la temperatura del cuerpo y contribuyendo para que la persona no se enferme.

Ropas con tecnología extra

En cuanto a ropa con tecnología “extra”, como las camisetas con protección contra rayos ultravioletas o leggings con compresión, es importante verificar el período de validez de esas funciones (que puede ser en tiempo de uso o número de lavados), para evaluar el costo- beneficio.

Calzado ideal

El calzado para la práctica deportiva debe proporcionar estabilidad y ser confortable, teniendo en cuenta siempre el tipo de pisada y las necesidades específicas de cada deporte (mayor o menor absorción de impacto).

Los expertos orientan que el tejido del tenis permita la transpiración y que el calzado sea un número mayor que el usado normalmente. Es importante también saber atar la zapatilla para evitar caídas.

4 consejos para alejar el sueño y sentirse motivado

A veces, mismo con una confortable cama europea esperando, el ambiente adecuado y cansancio, es difícil dormir una realmente renovadora. Sin embargo, al otro día no podemos darnos el lujo de descansar y tenemos que volver a nuestra rutina.

Para hacer de la mejor forma, descubre como alejar el sueño y sentirse motivado siguiendo esos consejos sencillos: 

ejercicio

1. ¡Muévete!

¡Haga algunos estiramientos, corra, camine, salte cuerdas! El ejercicio ayuda a mantenerlo alerta.  Hacer estos ejercicios durante una pausa de 5 a 20 minutos cada hora es suficiente. Si usted está en un aula o en una oficina, por ejemplo, salga para tomar un aire y dar una vuelta.

2. Evite la cafeína

La cafeína puede parecer la solución perfecta, pero es la forma más segura de estar en gran forma durante unas horas y al día siguiente estar mal nuevamente – o hasta peor.

En vez de eso, beba dos vasos pequeños de agua helada cada 30 minutos. El agua fría le ayudará a quedarse despierto.

Tés de hierbas sin cafeína es un camino natural para mantenerse despierto debido a su alto contenido de hierbas, además de ser una opción deliciosa especialmente en el invierno.

3. Coma alimentos ricos en proteínas

Sándwiches, quesos y otros productos lácteos te ayudaran a quedar más motivado y sin ganas de volver a su cama europea.

Los alimentos dulces dan la sensación de tomar el sueño por un tiempo, pero pueden hacer que se sienta aún más somnoliento cuando el efecto del azúcar desaparece.

Las manzanas estabilizan el nivel de azúcar en la sangre, lo que acaba de quitar el sueño, algunos dicen que son más eficientes que la cafeína.

4. Evitar hacer comidas muy pesadas

Normalmente, después de comidas muy pesadas nos sentimos muy somnolientos, pues nuestro organismo tendrá que trabajar duro para digerir todo lo que comemos. Por eso, prefiera una comida ligera y sana si está somnoliento o si tiene que pasar una noche despierto.

Hábitos que contribuyen al estrés

El estrés es uno de los problemas de salud emocional que más afectan a la gente en los días actuales. Sin embargo, a menudo alimentamos el estrés en nuestras vidas y no nos damos cuenta.

Se sabe cuáles son los hábitos que pueden traer el estrés a su vida y perjudicar su salud física y emocional.

estresse

Compararse con los demás

Es de la propia naturaleza humana hacer comparaciones con las personas más cercanas. Para no caer en ese ciclo vicioso, pruebe a compararse a sí mismo: ¿cómo está su relación con el año pasado, por ejemplo? ¿Estás estudiando más, luchando más, viajando más, alimentándose mejor?

Recuerde que su propio progreso es el mejor motivador que puedes tener.

Tener un estilo de vida malo

Si usted está siempre esperando el comienzo del año para empezar a adoptar hábitos saludables, créeme, sólo va a ser peor. Muchas horas en la cama, sedentarismo, cigarro, dieta desequilibrada, mala postura: todo eso sólo contribuye a un día siguiente más estresante, después una semana también estresante y así sucesivamente.

Pensar en los buenos tiempos del pasado

¿Alguna vez has parado para pensar que no puedes cambiar y no volver al pasado, pero tienes pleno poder sobre tu presente y futuro?

Pues, amargarse sobre elecciones malas y cultivar arrepentimientos sólo lo deja más pesimista. Piense en lo que puede hacer para mejorar, y además de pensar, practique y comience por las cosas más simples, como por ejemplo, disminuir de 5 a 2 cafés al día.

Tolerar a personas que no sean sus amigos

Amigos de verdad son amigos para lo que diera y venir. Pero la realidad es que todos cultivamos alguna relación que sólo nos desgasta y nunca da nada a cambio.

Evite este desgaste innecesario, concentrándose en pasar más tiempo con las personas que le hacen una persona mejor. Seleccione a sus amigos y personas a su alrededor, ya que son ellos quienes contagiar su humor y sus comportamientos.

No combatir la deshonestidad

Es horrible testificar algún acto de deshonestidad y simplemente dejar pasar. Cultivar ese acto también es malo, especialmente por dos razones: usted se estresa porque tiene que recordar la mentira para mantener la versión o tomar cuidado para no ser atrapado. Por eso se produce el estrés, que muchas veces no dejan alguien tener una noche ce sueño tranquila en su cama.

 

Siempre comunique la verdad, porque siempre exige mucho menos esfuerzo y conflictos internos.